Fagor Electrodomésticos y la represión antisindical

viernes, 30 de octubre de 2009 ·

Viento Sur / 29/10/2009 / Katowice (Polonia)
Comunicado del WZZ “Sierpien 80”


Recientemente en Polonia la policía irrumpió en la sede de la Comisión Nacional del WZZ “Sierpien 80” (Sindicato Libre “Agosto ‘80”) en la ciudad de Katowice y detuvo al presidente de esta organización Boguslaw Zietek. Lo hizo por orden de la fiscalía local de Wroclaw, la cual, en la justificación de su orden, pretendía que acusaba a Zietek de que, hace más de un año, había organizado una “huelga ilegal” en la planta de FagorMastercook en Wroclaw.

Fagor Mastercook es la sucursal polaca del grupo Fagor Electrodomésticos que forma parte de la Corporación Mondragón.

La fiscalía mintió a la policía, porque el 26 de junio último anuló la investigación del caso. Varias horas después de la detención de Zietek, la policía se dio cuenta que la fiscalía la indujo en error y liberó al dirigente sindical.

Esta acción sin precedentes es un nuevo acto de la represión antisindical llevada a cabo o inspirada por la dirección de FagorMastercook, la cual instiga los órganos represivos a las acciones que persiguen golpear a un sindicato legal para vengarse por una disputa laboral llevada a cabo por este sindicato.

He ahí una breve reseña de las acciones represivas emprendidas por el consejo de administración de FagorMastercook:

La planta contrata muchísimos trabajadores por un tiempo determinado, es decir con contratos de trabajo temporales. Ellos cobran los salarios muy bajos. En febrero de 2008 la organización de empresa del WZZ "Sierpien 80” entró en una disputa laboral con la dirección de la planta pidiendo un aumento de salarios de 1.000 zlotys (300 euros). Durante varios meses el sindicato negoció con la dirección, sin efecto, porque ella rechazaba cualquier concesión. El 2 de junio de 2008 el sindicato organizó una huelga de advertencia de dos horas, seguida por casi todos los trabajadores del turno. Inmediatamente después de esta huelga, se desató la represión. Por participar en la huelga y pertenecer al sindicato, se despidió a varios trabajadores, aunque gozaban de buena opinión de sus superiores inmediatos. Luego, a fines del mismo mes, el sindicato organizó un referendo en el cual un 90% de los asalariados que participaron votaron por una huelga indefinida, ya no de advertencia, sino propiamente dicha.

En respuesta, la dirección de la planta reprimió a los trabajadores empleando a los vigilantes exteriores que, armados de porras y paralizadores, seguían y controlaban a la gente, los registraban en la entrada a la planta y se desplegaban armados de escopetas de cañón liso para intimidar a los que manifiestaban frente a la puerta. Hasta entonces las medidas represivas como éstas no se conocían en Polonia. Fagor Mastercook era y sigue siendo la primera empresa que las aplica.

Enseguida, violando la legislación laboral, se despidió a los dos vicepresidentes de la organización de empresa del WZZ “Sierpien 80”.

“Para nosotros es una experiencia muy instructiva”, explicó Zietek en una entrevista publicada el 2 de agosto de 2008 por el diario vasco Gara. “Sabíamos que las casas matrices de Fagor Electrodomésticos y de la Corporación Mondragón son cooperativas de trabajadores. Nos imaginábamos ingenuamente que sus consejos rectores y de dirección eran sensibles a que en las sucursales en otros países se respetaran los derechos y los intereses elementales de los trabajadores, aunque estas sucursales no son cooperativas sino empresas capitalistas «convencionales». Y que probablemente no sabían lo que pasaba realmente en una planta tan lejana como la de Wroclaw. Que bastaba informarlos para que la situación mejorara.

Nos equivocamos completamente. Cuando informamos el consejo rector del grupo Fagor, la represión se recrudeció. Todo indica que, en vez de contener a la dirección de la planta, se la autorizó a quebrar la resistencia obrera con una ferocidad aún mayor. Comprendimos por que era así cuando nos enteramos de que la dirección de Fagor Mastercook vendió diversos inmuebles que pertenecían a la planta por 27 millones de zlotys y en vez de invertirlos en el desarrollo de la planta en Wroclaw, los distribuyó como beneficio extraordinario a los socios-trabajadores de la cooperativa matriz."
“Las multinacionales como Fagor operan en Polonia en las 'zonas económicas especiales' gozando de ayudas públicas, exenciones fiscales y alivios impositivos que alcanzan millones de zlotys. Pero esto no les impide maximizar sus ganancias mediante una explotación abusiva del trabajo y una violación brutal de los derechos laborales. Por esta razón, en Polonia son, de hecho, 'zonas especiales de superexplotación”, dice el presidente de WZZ “Sierpien 80” Boguslaw Zietek.

0 comentarios :

emeek emana

Soberanía y emancipación

Soberanía y emancipación
Bikila

Mosaiko. Gure esju dago

Mosaiko. Gure esju dago
VIDEO. Pincha la imagen

Gorripidearen Aurkezpena

Lehenengo Konferentzia

Lehenengo Konferentzia
1ª Conferencia de Gorripidea

Eztabaida - Debate

Dekalogoa

Gure esku dago

Giza eskubideak / DDHH

Gernikako akordioa

Garoña Itxi Orain!

VIDEO. German gogoan

Etxe kaleratze gehiagorik ez!

Etxe kaleratze gehiagorik ez!
VIDEO: Pásalo

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA
Joxe Iriarte "Bikila" Cumbre del Akonkagua 6.959 m

Artxiboa

Etiketak