La "condena" del terrorismo o la amistad obligatoria

lunes, 29 de junio de 2009 · 0 comentarios

John Brown (Revista Rebelión).
"Der Feind ist unsere eigene Frage als Gestalt“
("El enemigo es nuestra propia pregunta hecha cuerpo")
Theodor Däubler

Se acusa hoy a Alfonso Sastre en medios de la derecha de la derecha así como del centro de la derecha y de la izquierda de la derecha españolas de ser un secuaz de ETA, incluso de haber proferido en un reciente articulo publicado en Gara, al menos de forma indirecta “amenazas” en nombre de no se sabe quién contra tampoco se sabe quién. Las "amenazas" en cuestión consisten en afirmar: 1. que en el País Vasco existe un conflicto político que opone a una parte considerable de la población de este país al Estado Español y a sus autoridades (gobierno y leal oposición) 2. que la manera en que los distintos partidos del régimen español vienen tratando este conflicto es sumamente violenta y agresiva, pues trata sencillamente de ignorar el conflicto eliminando a un enemigo político tachado de criminal y terrorista 3. que, de persistir el régimen español y sus representantes en esa actitud, el futuro sólo podrá estar hecho de violencia y dolor para todos 4. que la única vía de salida del conflicto vasco es una solución negociada que reconozca el derecho democrático de autodeterminación del pueblo vasco.

Lo que Sastre afirmaba en su artículo de Gara es considerado por los portavoces del régimen español como una amenaza, en la medida en que la perspectiva de estos últimos sobre la cuestión vasca se ve enteramente ofuscada por el pseudoconcepto de "terrorismo". Gracias a esta categoría político-penal, no sólo la violencia política de un pequeño sector independentista, sino la aspiración ampliamente mayoritaria a la autodeterminación que existe entre la población vasca terminan reducidas a actividad criminal o, cuando menos a complicidad o tolerancia respecto de esta actividad. De este modo, una posición política que reúne tras de sí elección tras elección a la gran mayoría de los vascos, se convierte en una reivindicación que sólo puede expresarse de manera tímida y vergonzante...para no hacer el juego a los terroristas. ¿Y si lo que realmente hiciera el juego a los "terroristas" no fuese la propia despolitización y criminalización del manifiesto antagonismo político que enfrenta a la mayoría de los vascos con el Estado Español? Sastre se ha atrevido a indicarlo: por ello han caído sobre él las iras de políticos y periodistas del régimen.

La posición de Sastre, a este respecto, no es distinta de la defendida por el sector mayoritario de la izquierda independentista. La inmensa mayoría de los integrantes de ese sector político ilegalizado y perseguido con manifiesto menosprecio de las libertades y garantías propias del Estado de derecho, se opone a la violencia como medio de resolución del conflicto. Sin embargo también se niega a "condenar" la actividad armada de ETA, incluso los actos moralmente más reprobables como el asesinato a sangre fría de personas desarmadas. Lamentan, sin duda, los efectos de esta violencia y el dolor que causa, pero no la "condenan". Esto no significa que padezcan ningún trastorno bipolar de la personalidad, sino que la propia idea de "condena" como ha explicado con gran acierto Carlo Frabetti en los numerosos textos que ha dedicado a esta cuestión es una idea confusa en la que se entremezclan elementos morales, judiciales y políticos.
Respecto de esta confusión vale la pena hacer algunas precisiones. En primer lugar, una "condena" es esencialmente una de las conclusiones posibles de un juicio. El juicio suele ser una decisión entre los términos de un binomio de valores. Existe así un juicio estético que dirime entre lo bello y lo feo, un juicio moral cuyos términos esenciales son lo bueno y lo malo, un juicio jurídico que decide entre lo justo y lo injusto y el juicio pronunciado por la justicia penal que decide sobre la legalidad o la punibilidad de un hecho. En todos estos casos puede existir una condena o una censura de lo feo, lo malo, lo injusto o lo ilegal.

Ahora bien, cuando las autoridades españolas exigen que se "condene" a ETA, ¿qué están pidiendo? Desde luego, como bien señala Frabetti, no un juicio moral, pues a nadie que no sea un monstruo se le escapa la maldad moral de toda violencia contra personas indefensas, ya se trate de los bombardeos de aldeas afganas que apoya y financia el gobierno de Zapatero, del asesinato de centenares de miles de iraquíes mediante embargos, invasiones, bombardeos, etc., o del asesinato mediante un tiro en la nuca de un concejal de pueblo. La izquierda independentista vasca viene lamentando sistemáticamente el dolor causado por la violencia derivada de un conflicto político que el régimen español no quiere -ni puede- reconocer como tal. La condena reclamada tampoco puede ser estética, pues nadie ve belleza en este tipo de actos. En cuanto a la condena jurídica o judicial, tiene por característica que sólo pueden pronunciarla los órganos estatales competentes para ello. Por exclusión, lo que se pide es una "condena política", esto es, un oxímoro.

La política, tanto para Aristóteles como para Carl Schmitt, implica antagonismo, supone la designación de un otro "enemigo". Ese otro enemigo no se caracteriza por ninguna particularidad moral, estética ni jurídica que le haga acceder a la condición de enemigo. El enemigo no es enemigo porque sea ni malo, ni feo, ni criminal. El enemigo lo es sencillamente porque no es amigo, porque pone en peligro la cohesión y la propia existencia del modo de vida vigente en una sociedad de amigos. Amigo y enemigo son los dos elementos del binomio político. La consideración del antagonismo como esencia de la política no supone necesariamente una violencia en acto, pero sí un horizonte donde la violencia, e incluso la guerra son una posibilidad permanente. Una sociedad enteramente pacificada, de la que hubiera desaparecido toda posibilidad de violencia sería por consiguiente una sociedad política.

Las sociedades en que vivimos, sometidas a la gobernanza neoliberal y a la pretendida "autorregulación" del mercado, pretenden haber superado la violencia mediante el consenso y la tolerancia. Por ello mismo, toda realidad que plantee un desafío a su modo de existencia no es vista como enemiga, sino como criminal o patológica. El independentismo vasco en el Estado Español o el comunismo en cualquier Estado neoliberal son realidades de este tipo. De ahí que se exija a quien desee tener una existencia pública una condena política de ese enemigo que, por no reconocerlo como tal, denominan "terrorista". El terrorista es, en efecto, lo que queda del enemigo cuando la gobernanza neoliberal ha liquidado la política sustituyendo el antagonismo y la decisión por la gestión de cosas y personas, lo que los clásicos denominaban en los siglos XVII y XVIII &q uot;policía", "police" o "Polizei".

Lo que pretenden los responsables y portavoces del Estado Español transfranquista es que, por ese gesto de condena que reclaman, se proclame una inquebrantable amistad hacia su régimen cuyas cunetas y conciencias rebosan de cadáveres, sin por ello designar a ETA y al independentismo vasco radical como enemigos, sino tan sólo como criminales, malos, feos e injustos. Esta "condena" es, efectivamente un oxímoro, pues pretende establecer una relación política de amistad, ignorando cualquier horizonte de enemistad o antagonismo. Se instaura así una utopía postpolítica de la "amistad" obligatoria. Y si alguien se atreve a oponerse a esta amistad obligatoria, si se presenta abiertamente como enemigo, no se le combatirá como tal, mediante una lucha política, sino que se procurará eliminarlo como criminal, canalla o en la terminología de Rosa Díez, “garrapata” que en términos de Iturgáiz habría que “fumigar”. Con razón dice Alfonso Sastre que de esta manera sólo pueden volver tiempos de dolor y sufrimiento para todos.

Ekainak 28 junio

sábado, 27 de junio de 2009 · 0 comentarios



Garoña itxi orain!!

jueves, 25 de junio de 2009 · 0 comentarios



















39 organizaciones sociales, ecologistas, sindicales y políticas presentan en Rueda de Prensa la Manifestación del jueves 25-J en Bilbao, para reivindicar el cierre inmediato de la central nuclear de Garoña.

Piden al Gobierno de Zapatero que deniegue la prórroga solicitada por Nuclenor y llaman a la sociedad a hacer un último esfuerzo para impedir el funcionamiento de Garoña durante 10 años más.

Ekainaren 25erako, 39 elkarte ekologista, sindikal, politiko eta sozialek Garoñaren itxiera lehen bait lehen galdatzeko manifestaziora deialdia zabaltzen dute.


Gizarteari azken ahalegin bat eskatzen diote, Garoñaren erabilera 10 urte gehiago luzatu ez dadin eta Zapateroren gobernuari, Nuclenorrek eskatutako luzapena ezeztu dezan.


20 asociaciones, coordinadoras y colectivos sociales, 7 sindicatos y 12 grupos políticos han presentado hoy en Rueda de Prensa la Manifestación, que bajo el lema “Garoña, itxi orain!!” tendrá lugar en Bilbao, el jueves 25 de junio con salida a las 19:30 horas de la plaza del Teatro Arriaga.

En la Rueda de Prensa han leído un Manifiesto (se adjunta a continuación) y han hecho un llamamiento a toda la sociedad y a la ciudadanía de Bizkaia a manifestarse de forma activa y multitudinaria, para unir su voz exigiendo el cierre inmediato de la central nuclear de Garoña.

Han recordado que la central nuclear de Garoña es una central vieja, problemática, insegura, peligrosa e innecesaria. Han denunciado su proximidad a Euskadi y a grandes núcleos de población como Gasteiz y Bilbao. Y han exigido a Zapatero que cumpla sus promesas electorales, deniegue la prórroga por 10 años más y decrete el cierre inmediato.

Bilbao, 23 de junio de 2009

Organizaciones convocantes (relación abierta a nuevas adhesiones):

Colectivos sociales y ecologistas: Asamblea Anti-TAV / Asociaciones de Vecinos de Bilbao / Berri-Otxoak / Bilgune Feminista / Coordinadora Anti-coke / EGK / Eguzki / Ekologistak Martxan / Elkartzen /Ezpitsua / Gazte Berdeak-Jóvenes Verdes / Gernikako Ekologi Lan Taldea / Greenpeace / Izate / Kima Berdea / Mundubat / OMAL (Paz con Dignidad) / Plataforma de Usuari@s de los Montes de Triano / Sagarrak /
Grupos políticos: Alternatiba / Aralar / Berdeak-Los Verdes / Eusko Alkartasuna / Ezker Abertzalea / Ezker Alternatiboa / Ezker Batua-Berdeak / Ezker Gogoa / Gazte Abertzaleak / Gazte Komunistak / Iratzarri / PCE-EPK / Gorripidea ildoa Zutik
Sindicatos: CCOO / CGT-LKN / EHNE / ELA / ESK / LAB / STEE-EILAS

Garoña Itxi Orain Manifiestua

Elecciones Europeas: Rumiando los resultados

lunes, 22 de junio de 2009 · 0 comentarios

Joxe Iriarte "Bikila"

LA ABSTENCIÓN. Es lo más relevante y lo más difícil de interpretar. Refleja -lo cual es de felicitarse-, por una parte, un sano escepticismo (sobre todo en la juventud, que pasó de votar en un 60%) respecto a unos procesos electorales convertidos en ritos de alternancia entre los mismo perros con distintos collares, formateados por la mercadotecnia electoral. Escepticismo agudizado por unas instituciones (las de la Unión Europea) muy opacas, además de lejanas y alejadas de la ciudadanía, y manifiestamente incapaces de hacer frente a la crisis, salvo en lo relativo a la socialización de las perdidas. Y cuyos dirigentes, apenas controlados por el parlamento, utilizan todo tipo de artimañas y engaños para incumplir con la voluntad popular cuando ésta se manifiesta contraria a sus planes (por ejemplo, tras los diferentes referéndumes nacionales y europeos). Además, si el neoliberalismo se ha caracterizado por la desregulación extrema -y las instituciones europeas, mucho mas que las estatales, han elevado al cuadrado ese axioma-, decrece la confianza -fruto de la ausencia de gobierno- del papel de la política en relación a la economía. O sea, aumenta el empuje de la abstención.

Pero también refleja, en amplios sectores ideológicamente de izquierdas, -y esto es preocupante- impotencia por la ausencia de victorias tras los choques sociales protagonizados en distintos países; y, sobre todo, falta de alternativas creíbles que sustituyan a los restos de los PC-s, supervivientes del llamado socialismo real y a la socialdemocracia, ex keynesiana, sumida en un profunda crisis de identidad. Resulta muy lacerante la paradoja de que las formaciones políticas de la derecha neoliberal, instigadoras de los ataques antisociales, flanqueadas por las derechas populistas o la extrema derecha, salgan victoriosas o poco perjudicadas -por efecto de la abstención- en los resultados, mientras que de la socialdemocracia baja a niveles históricos sin que crezcan (pues crecimiento ha habido) en la misma medida, las opciones mas a su izquierda. En suma, una mayor deslegitimación, ya bastante explicitada tras las sucesivos referéndumes y consultas contrarios a los planes de elites gestoras del proyecto de unidad europea tal cual se está plasmando.

VICTORIA DE LA DERECHA. En buena lógica podríamos pensar que la crisis favorecería las ideas anticapitalistas y castigaría a la derecha y a la socialdemocracia cómplice. Pero salta a la vista que la derecha conservadora, si bien no ha crecido en votos, -aunque sí sus flecos mas fachas-, ha resultado globalmente ganadora en estas elecciones, al resultar mucho menos afectada por la abstención, mientras que -con excepciones como las de Grecia y Portugal- ésta se cebaba en las filas de la socialdemocracia y partes de su izquierda.

¿Por qué? ¿Será como me decía un colega de la cuadrilla, que la gente esta achorrada por la sociedad de consumo, y que en el fondo sólo aspira a volver a la situación anterior y, que para eso mejor la derecha? ¿O tal como opinaba José Luis Zubizarreta, en su tiempo consejero particular del lehendakari Ardanza, porque “la socialdemocracia tiene miedo de asumir consecuentemente el libre mercado”, o sea, de escorarse más todavía hacia el liberalismo? Ni la sociología de escalera de mi amigo ni la erudición académica del generador de opinión y columnista de El Correo me satisfacen.

Pienso que a falta de convulsiones sociales que alteren la percepción de los problemas o empujen a las mayorías sociales hacia nuevos rumbos (y no precisamente hacia la izquierda), o de procesos electorales de tipo catártico como las últimas elecciones USA, el electorado conservador (por algo lo es) es poco propenso a hacer mudanzas y, confíe poco o mucho en sus referentes, sabe que su única opción es apoyar a los suyos, o en todo caso, a las vertientes más xenófobas y nacionalistas, cosa que no ocurre con los de izquierdas.

Esto es, que el electorado de derechas cierra filas con mucha mayor efectividad (y a pesar de su moralina, incluso es más propensa a perdonar corruptelas) que el electorado de izquierdas, más propenso al juicio ético y, por tanto, menos tolerante con los fraudes. Las razones del desinfle de la socialdemocracia, a diferencia de lo que piensa nuestro ilustre politólogo, provienen de su cada vez mayor parecido con la derecha: todavía no hace mucho se proclamaba el ¡enriqueceos!, aun a sabiendas de su significado corruptor, y en el presente se propicia socializar las perdidas a cargo del erario publico, inyectando capitales allí donde se despilfarraron, se robaron (que de toda ha habido) o se intoxicaron. En definitiva, la socialdemocracia, que hace ya mucho dejó de ser anticapitalista -aunque fuera reformista- se ha convertido en mera gestora y nada reformadora del sistema capitalista. ¡Y eso, con un electorado que, se supone, pertenece a las clases más desfavorecidas se paga caro en época de crisis!.

Por otra parte, no podemos menospreciar la extraordinaria capacidad del sistema capitalista de integrar y confundir sectores populares en sus propias redes, incluso en medio de su creciente descrédito en tanto que sistema apto para satisfacer las necesidades básicas. La cantinela de que los responsables son los codiciosos y malos gestores y que, una vez subsanados sus excesos, todo volverá a ser como antes es insistente; y la izquierda que entra en ese juego lo hace en campo contrario y, por tanto, en desventaja. Además, quitando los sectores más concienciados y movilizados de las capas populares, incluso los sectores que tienen una idea clara o apuntan con alguna claridad a los culpables, por ejemplo los banqueros, no concluyen automáticamente en la responsabilidad de los gobiernos (más o menos neoliberales) en la crisis.

El anticapitalismo político supone un duro aprendizaje desde la lucha de clases, y tras años de derrotas sociales y reconversión de los viejos referentes (cuando no su debacle, como lo que fue el llamado socialismo real) hacia el social-liberalismo producen frustración y desengaño, pero no necesariamente anticapitalismo de izquierdas. Es más, puede generar nacionalismo populista y de extrema derecha. Esto es, las resistencias sociales, que no han desembocado todavía en luchas del conjunto de las/os asalariadas y de la juventud, no producen mecánicamente una alternativa anticapitalista. Los partidos socialistas, al hundirse con la crisis, ciertamente liberan nuevos espacios, pero convertirlos en alternativa requiere tiempo. Los tiempos y ritmos de maduración de la lucha de clases y los de maduración y proyección de programas y estrategias alternativas no van sincronizadas las más de las veces.

Uno de los datos más paradójicos es que, incluso allí donde la izquierda y el anticapitalismo social (el convencimiento de que los responsables de la crisis son los capitalistas) empieza a tomar cuerpo en amplísimos sectores, expresándose mediante grandes movilizaciones e incluso con fortalecimiento de sus redes y organizaciones sociales, su expresión correspondiente en el terreno político va muy atrasada, o apenas se manifiesta. Lo cual da un amplio margen de maniobra a los gobiernos de derecha y social-liberales para aguantar y capear el temporal. Las huelgas generales, salvo que sean de la magnitud de las que se desarrollaron en Bolivia y Argentina tumbando a sus respectivos gobiernos, pierden pueden buena parte de su fuerza si no engarzan o producen cambios en la correlación de fuerzas políticas, también en el terreno institucional. Es el problema, por ejemplo, de Francia, donde ese desfase entre la protesta y el potencial de lucha obrera y popular y la falta de alternativa a Sarkozy es más flagrante.

IZQUIERDA ANTICAPITALISTA EUROPEA, UN DATO DE INTERÉS. Es siempre difícil extraer lecciones generales sobre relaciones de fuerzas sociales y políticas con un escrutinio marcado por una abstención de cerca del 60 % de los electores. El hecho de que, pese a que los primeros efectos socioeconómicos de la crisis -despidos, aumento del paro, pérdida de poder adquisitivo-, no se produzcan movimientos de radicalización electoral hacia la izquierda, favorece de entrada a la derecha y a las fuerzas pro-capitalistas. Pero el dato no es definitivo, precisamente por la ambivalencia de la abstención, y que, a nada de que arrecien las luchas y, sobre todo, si la izquierda anticapitalista se fortalece al alimón de las mismas, ésta se incline hacia la izquierda de facto, sobre todo en los comicios nacionales. Pero, para ello, tiene que darse una acumulación previa más o menos visible de tal alternativa. En este sentido, ha tenido su importancia -desigual según países- que, por primera vez y a escala europea, se haya dado una alianza de fuerzas anticapitalistas de izquierdas que se haya atrevido a afirmar:

• No querer una Europa abierta, de par en par, al capital globalizado pero no a las personas, sobre todo los emigrantes (convertidos en ilegales, en carne de extradición) producto de los desmanes de la globalización. No querer una Europa imperialista que siga saqueando y repartiéndose el mundo junto a los EEUU y Japón. Y de que, además, continúe su suicida fuga hacia ninguna parte que supone el actual modelo productivo, desarrollista y depredador. Toda vez que, hacia su interior, se recortan libertades y desmantelan conquistas económicas, sociales y culturales, conseguidas gracias a duras luchas e innumerables sacrificas realizados por las clases trabajadoras y sectores populares y sociales.

• Por el contrario, sí una Europa favorable a las personas y clases desfavorecidas que demandan la satisfacción de sus necesidades básicas de manutención, vivienda, salud, educación. Favorable a los emigrantes, favorable a las mujeres golpeadas y marginadas de forma particular por la crisis y por la llamada violencia de género, eufemismo que oculta el más brutal machismo. Favorable también a los pueblos y nacionalidades sin Estado propio, como Euskal Herria, y que éstas gocen del derecho de autodeterminación para decidir si quieren seguir dentro de los estados actuales y en las condiciones que prefieran, o quieren organizarse de forma soberana en el marco de una Europa Federal de pueblos libremente unidos entre si.

• Favorable a la paz mundial y, por tanto, contraria del militarismo, la carrera de armamentos y la guerra, aunque se disfrace de ayuda humanitaria, esto es, a la política internacional del imperialismo capitalista y de su gendarme, la OTAN. Esto es, defensora de un internacionalismo activo y militante, inserto en el movimiento alterglobalizador y antiimperialista, en las luchas de clases de toda Europa, partidario de construir otro mundo diferente que nada tenga que ver con las alianzas puramente electorales sin compromiso alguno con las luchas de emancipación, cuando no las traicionan nada más sentarse en las poltronas institucionales.

• Claramente opuesta al capitalismo, como eje central de su actividad política. Ese sistema nacido, según Carlos Marx, “chorreando sangre sudor y lagrimas por todos los poros de su piel” y que ha producido todo tipo de guerras y calamidades, y que unos ideólogos financiados por el sistema nos han pretendido vender como “El fin, el no va más de la Historia”, de repente, está en crisis y sus efectos ya los estamos sintiendo en forma de pérdida de empleo y aumento del paro y la precaridad laboral, reducción de salarios y rebaje de los beneficios sociales, a la vez que se pretende que las políticas medioambientales pasen a ser un problema de segunda importancia. Razón por la cual acabamos de hacer una huelga general que esperamos sea el comienzo, y que se extienda a toda Europa.

• Coherente en los medios a emplear para alcanzar los fines proclamados. Que proclame a los cuatro vientos estamos hartos de políticos y empresarios que no paran de hablar de desarrollo sostenible a la vez que propugnan proyectos como el TAV, el super puerto de Pasaia, la Super Sur, nuevas autovias, las plantas de coque y de ciclo combinado, incineradoras, etc. De escuchar que hay que acabar con la pobreza a la vez que vemos como ensanchan el abismo que separa a los más pobres de los más ricos y encima socializan las perdidas a favor de los banqueros. De oír que hay que congelar salarios y flexibilizar platillas a la vez que se multiplican los contratos blindados de los directivos y los políticos aumentan sus salarios y privilegios. De escuchar que hay que parar los programas nucleares de Irán y Corea del Norte, pero nada de los de Estados Unidos, Francia, Rusia, y ver que el gobierno español es incapaz de cerrar una central nuclear tan peligrosa y obsoleta como la de Garoña. Y, por supuesto, de la doble moral de quienes afirman estar contra la violencia y la conculcación de los derechos humanos, pero sólo lo hacen en relación al contrario.

• Y que de la critica al capitalismo pase a la proclamación de que otro mundo es posible: el comunismo, el socialismo, (o como se le quiera llamar en el futuro a la sociedad alternativa). Y que tal proclama no quede en alegato para las grandes efemérides. Que sea faro que alumbre los momentos críticos, un proyecto acorde con el respeto de los derechos humanos (individuales y colectivos) la solidaridad, la libertad, la igualdad y la fraternidad. Objetivos proclamados por las izquierdas desde hace dos siglos y hoy todavía sin conseguir.

UN RESULTADO MODESTO Y DESIGUAL, PERO NO MARGINAL. De la debacle de la socialdemocracia ha habido un primer desplazamiento hacia una serie de fuerzas que van desde los ecologistas a la izquierda radical, pasando por diversas corrientes reformistas de izquierdas, bastante importante (que puede valorarse como un paso hacia adelante o como un tapón que obtura una mayor radicalización, pero que traducen un desplazamiento objetivo hacia la izquierda).

Los ecologistas, con cerca de 60 diputados, salen reforzados de las elecciones. La candidatura Europa-Ecología de Cohn-Bendit ha logrado un 18% en Bélgica y un gran salto en Francia. Y aunque hoy en día poco tiene que ver con los ideales del 68, refleja la importancia y la centralidad de la preocupación ecológica, y en nuestro Iparralde (donde han contado con la participación de AB) una mayor identificación con ciertas revidicaciones abertzales y vasquistas.

Partidos o coaliciones como Die Linke en Alemania (7,5%), el Partido Socialista en Holanda o el Frente de Izquierdas en Francia (6,8%) reflejan también a su manera un primer corrimiento hacia la izquierda en ruptura con el social-liberalismo.

En cuanto a la izquierda anticapitalista, según datos que se extraen de diversas publicaciones de misma, hay que subrayar los resultados del Socialist Party en Irlanda, que obtiene, después de la campaña del No irlandés al Tratado de Lisboa, un diputado en Estrasburgo. Y como éxito indiscutible, el resultado del Bloco de Esquerda de Portugal, que obtiene un 10,73% de los sufragios y tres diputados al Parlamento Europeo.

La organización danesa Movimiento Popular contra la UE”, centrando su campaña contra la actual construcción europea, ha conseguido la reelección de un diputado, Soren Sondergaard, miembro de la Alianza Roji-Verde y de la IV Internacional.

Syriza (coalición de la izquierda radical en Grecia), pese a obtener un 4,7% de los sufragios y conseguir un eurodiputado, no consigue su objetivo de 3 diputados.

En Francia, el NPA ha consolidado su electorado (5%). Ha progresado respecto a los resultados de las listas LCR-LO en las elecciones europeas de 2004 (+2,3 %) sin haber conseguido un diputado europeo.

En Gran Bretaña, los resultados de la izquierda radical han estado muy por debajo de las expectativas -teniendo en cuenta la crisis del laborismo-, con la lista NO2EU que sólo obtiene un 1% de los votos, igual que el SLP de Arthur Scargill.

Para las otras organizaciones de la izquierda anticapitalista, estas elecciones eran su bautizo de fuego electoral. El Partido Polaco del Trabajo, la Izquierda Anticapitalista en el Estado español (25.000 votos en todo el estado, 1.800 en Euskadi), Iniciativa Obrera en Suecia, la lista LCR-PSL en Bélgica, el SSP en Escocia y Antarsya (coalición anticapitalista en Grecia) han hecho buenas campañas, pero sus resultados no han superado el 1%.

Análisis particular merecen las corrientes nacionalistas de izquierda o las alianzas en las que han estado presentes. Por una parte, el resultado obtenido por II-HE es muy bueno en Hego Euskal Herria (135.000 votos, sobre todo por haber sobrepasado ampliamente a Aralar en Nafarroa), pero modesto a escala estatal, y muy por debajo de los apoyos solidarios cosechados en el pasado. Lo más interesante, el formato. Está por ver si el modelo de candidatura inaugura una nueva forma de relación entre Batasuna y sus aliados, basados en el internacionalismo y el anticapitalismo y no en la sumisión a su línea política (el desmarque de la violencia tiene mucho de actuación obligada, pero refleja nuevas necesidades).

Respecto a Aralar, su alianza con ERC, EA y el Bloque Nacionalista Galego (un conglomerado tan poco edificante desde el punto de vistas de izquierdas y con responsabilidades presentes o pasadas en los gobiernos de Galicia y Cataluña), a pesar de lograr un europarlamentario, baja sensiblemente respecto a las autonómicas y, lo que es peor, desdibuja sus perfiles izquierdistas (mas en línea con su participación en la diputación de Araba y el ayuntamiento donostiarra que con unos perfiles antisistema y movimentista). O sea, mas en línea con EB, que, desde otro espacio (izquierda europea), transita en la misma y poco edificante dirección (y además sufre otro bajón más).

Terminando. Tal como concluyen los colegas del NPAC de Francia: ahora hay que proseguir con una política que estimule las movilizaciones sociales contra la crisis económica y ecológica y favorezca una acumulación de fuerzas que haga cada vez más creíbles las soluciones anticapitalistas, en completa independencia respecto a las direcciones de la izquierda tradicional. Es esta la vía para construir un polo anticapitalista europeo.

Manifiesto de Solidaridad con los imputados del 3 de marzo de 2006

jueves, 11 de junio de 2009 · 0 comentarios

Hola amigas y amigos.

El 7 de julio es la fecha que se ha marcado para el juicio contra los miembros de esta Asociación, Josu Ormaetxea, Andoni Txasko y Aitor Fernández de Ortega, a los que se les acusa de atentado y resistencia a la autoridad, desórdenes públicos, lesiones y coacciones ó vejaciones, todo ello derivado del atestado elaborado por la Ertzaintza tras la manifestación del 3 de marzo del año 2006.

Ante esta agresión, no solo hacia las personas imputadas, sino dirigida a toda la Clase Trabajadora y a lo que significa el 3 de Marzo, os pedimos que firméis el manifiesto de apoyo que os adjuntamos y que se encuentra también en nuestra Web http://www.3demarzo.org/ ó http://www.matxoak3.org/ para mostrar vuestra repulsa y rechazo a esta actuación y la solidaridad con los encausados.

Os pedimos también que le deis la mayor difusión al mismo y que reenviéis este correo a todos vuestros contactos.

Eskerrik asko

Asociación 3 de Marzo - Martxoak 3 Elkartea

(*)Nota.- Si firmáis el manifiesto en papel, podéis entregarlo en la sede de los sindicatos:
ELA - LAB - ESK - STEE-EILAS

Para Javier Ortiz, in memoriam

miércoles, 10 de junio de 2009 · 0 comentarios

· 0 comentarios


Sueño con Jamaica

Javier Ortiz

Sueño con Jamaica. Estoy sentado detrás de una mesa negra, rodeado de papeles, delante de una pared de la que cuelgan fotografías de desolación y soledad, entre proyectos de artículos y pilas de opinión que me reclaman. Y estoy volando hacia Jamaica.

La pantalla de fósforo verde me mira adusta. Me está pidiendo impaciente su ración cotidiana de formatos y de claves. Pero hoy -¿qué me pasa?- sólo veo en ella reflejos de espuma blanca sobre un mar de azul intenso. Un mar bajo el sol: bajo ese fiero sol de pasión que ilumina eternamente el puerto de Kingston, en Jamaica.

Sueño con Jamaica. Jamaica es una isla (no sé por qué os lo cuento, si ya lo sabéis); Jamaica es una isla primitiva, anárquica y bellísima, con casas de hojalata que desembocan en largas playas de arena fina y blanca. En Jamaica todo está por hacer, y uno puede vivir con la esperanza en la punta de los dedos, pensando que todo es aún posible y que el futuro existe. Y las gentes son sencillas, y sus sentimientos, espontáneos y directos, y hasta los asesinos son capaces de explicar lo que hacen sin recurrir a teorías sociológicas o sesudos estudios de mercado: matan -ya veis, qué cosas-, y matan porque odian y porque aman, y esos es todo, y nadie le da más vueltas.

En Jamaica, el tiempo no cuenta apenas nada. La gente es tranquila e impuntual, y muy pocos son los que admiten que les impongan una cita: ellos quedan y, al final, aparecen, pero no miran el reloj ni se preocupan por horarios.

Sueño con Jamaica, y en la Jamaica en la que yo sueño nadie se levanta la voz, y el ruido es sólo algarabía callejera, y los policías no dan miedo, aunque asusten un poco con los ruidosos piropos que lanzan a las muchachas que circulan en bicicleta y a las que el aire levanta sus faldas de mil colores.

Tal vez esa Jamaica en la que estoy soñando no exista. Tal vez esto que os estoy contando sea sólo el fruto de películas y carteles de turismo asomados a los escaparates de las agencias de viaje.

Nunca he estado en Jamaica, y es probable que nunca la vea. Me da igual. Mejor que sea así.

Mi Jamaica, esta Jamaica en la que hoy sueño, me vale porque es quimera, porque ocupa el espacio del no-aquí, porque me ayuda a imaginar que podríamos ser otros.

Y sueño, y me voy a Jamaica para mejor sentir mi distancia ante lo que veo: calles grises, gente triste. Y sueño con Jamaica para reclamar de mi más alegría, para pensar que todos podemos romper con todo, que somos capaces de no acudir puntuales a las citas, de reírnos de los estudios sociológicos que explican la muerte, de creer que el porvenir que nos espera no está condenado a ser de por vida un tiempo para el llanto.

Jamaica o muerte. Venceremos.

Crisis de la Unión Europea, Crisis Global

lunes, 8 de junio de 2009 · 0 comentarios

Jaime Pastor
¿Fin del sueño o reinvención de Europa?.

La crisis global, sistémica y civilizatoria a la que estamos asistiendo está sacando a la luz los efectos destructivos que sobre los pueblos y el conjunto de la biosfera planetaria ha tenido la llamada “globalización neoliberal”, a lo que se suma ahora la amenaza de una nueva “Gran Depresión”, cargada si cabe de peores consecuencias a no ser que haya un giro radical en el rumbo seguido hasta ahora. El reflejo en los países de la UE de esta crisis pluridimensional es también cada vez más patente pero no por ello renuncian las elites dirigentes a aferrarse a la defensa de sus propios intereses, esta vez con la ayuda más activa de los Estados. Sin embargo, desde las redes más activas de los movimientos sociales se están manifestando ya desde hace tiempo iniciativas y propuestas tendentes a sentar las bases de Otra Europa posible.

Una muy digna rabía

· 0 comentarios

Joxe Iriarte "Bikila". Chiapas. México. 4/01/2008

Amorru Duinaren I. Mundu Jaialdiaren partaideak eta EZLN-ko kideak. Niretzako ohore handia da, zuen artean egoteko gonbidatua izana. Mila esker.

Estimados compañeros y compañeras, presentes en este festival de Digna Rabia. Miembros del EZLN. Es un gran honor estar entre ustedes.

De entrada, PERMÍTANME exteriorizaros la gran satisfacción que me supone poder compartir con ustedes mis opiniones sobre una serie de temas, justo en un momento en que el sistema capitalista ha entrado en crisis, y empiezan a brotar nuevos estallidos de Rabia, hasta en la propia Europa, como son la rebelión de la juventud griega que todavía colea, o las movilizaciones de protesta que se expresan en estos momentos contra la agresión Israelí contra Gaza.

Manifiesto internacional en apoyo a Izquierda Anticapitalista en las elecciones europeas

miércoles, 3 de junio de 2009 · 0 comentarios

Manifiesto de apoyo a la candidatura de IA a las elecciones europeas ha sido firmado también por destacados sindicalistas, militantes políticos, intelectuales y activistas de movimientos sociales de Europa, América Latina, Estados Unidos, Oriente Medio…

La candidatura de Izquierda Anticapitalista a las elecciones europeas del 7 de junio ha recibido el respaldo público de destacadas figuras políticas, sindicales, altermundialistas e intelectuales de Europa y el resto del mundo, con la divulgación de un manifiesto internacional de apoyo a la candidatura de Izquierda Anticapitalista.

A los apoyos ya obtenidos de Ken Loach y Olivier Besancenot al comienzo de la campaña, se añaden los de diversos intelectuales reconocidos como: Noam Chomsky, lingüista y profesor del MIT de Massachussets y una de las voces críticas norteamericanas de más reconocimiento internacional; Mike Davis, sociólogo y urbanista californiano y uno de los pensadores marxistas más reputados en la actualidad, autor de diversas obras y publicaciones traducidas a varias lenguas, entre ellas el castellano; el esloveno Slavoj Zizek, uno de los filósofos más reconocidos de la actualidad, cuya extensa obra abarca temas como el psicoanálisis, el estudio de la cultura popular, o la guerra de Irak; Gilbert Achcar, libanés actualmente profesor de relaciones internacionales en la Univeristy of London y uno de los especialistas más respetados sobre Próximo y Medio Oriente y autor, entre otros, del conocido libro El choque de barbaries, traducido a doce lenguas; Robert Brenner economista de la Universidad de California (UCLA), miembro de la redacción de la New Left Review y autor de varias obras y artículos de análisis del proceso de globalización y la crisis económica actual; Daniel Bensaid, profesor de filosofía de la Universidad Paris VIII, figura destacada de Mayo del 68 y uno de los pensadores marxistas de referencia en Europa; Michael Löwy, sociólogo brasileño e investigador emérito del Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS) de París, especialista en América Latina y conocido por sus estudios sobre pensadores como Walter Benjamin y sobre arte y cultura; el historiador Enzo Traverso, autor de una extensa obra sobre la historia europea contemporánea, el totalitarismo y la recuperación de la memoria histórica; Michel Husson, uno de los economistas críticos más respetados de Francia; Catherine Samary, economista y profesora de la Universidad Paris XII y especialista en Europa del Este; Philippe Corcuff, profesor de sociología en la Universidad de Lyon II, conocido por sus trabajos inspirados en la obra de Pierre Bourdieu…

Firman también el manifiesto varias activistas vinculados al movimiento altermundialista y antiguerra como Eric Toussaint, politólogo belga considerado el mayor especialista internacional sobre deuda externa y autor de más de una decena de libros traducios al castellano; Michel Warschawski, miembro del Centro de Información Alternativa (Alternative Information Center) de Jerusalén, uno de los activitas anti-guerra más reputados de Israel y autor de una extensa obra escrita que incluye varios libros traducidos al castellano; Lea Tsemel, abogada y pacifista israelí; y Daniel Tanuro, economista belga, militante ecologista y especialista en cambio climático.

Entre los firmantes se cuentan también varios dirigentes de la izquierda anticapitalista europea que se añaden al apoyo de Besancenot, como Franco Turigliatto, miembro de Sinistra Critica y exsenador del Partito della Rifondazione Comunista, el único senador de la izquierda italiana que votó contra el envío de tropas del gobierno Prodi en Afganistán; Flavia d’Angeli, ex candidata de Sinistra Critica a las elecciones legislativas italianas de 2008; Gigi Malabarba, miembro de Sinistra Critica y ex presidente del grupo al Senado del Partito della Rifondazione Comunista; Salvatore Cannavo, miembro de Sinistra Critica y ex diputado del Partito della Rifondazione Comunista; Francisco Louça, dirigente y diputado del Bloco de Esquerda portugués; Boguslaw Zietek, presidente del sindicato “Sierpen 80” (“Agosto 80”) y cabeza de lista del Partido Polaco del Trabajo (la principal formación anticapitalista existente en los países de la ex Europa del Este) en las elecciones al Parlamento Europeo en Katawice; Ewa Groszewska, sociólogo y cabeza de lista del Partido Polaco del Trabajo en Katawice en las europeas; Elzbieta Fornalczyk, fundadora del sindicato “Sierpen 80” (“Agosto 80”) en los supermercados Tesco, y cabeza de lista del Partido Polaco del Trabajo en las europeas en Varsovia; y Jean Batou, dirigente de la formación suiza Solidarités y redactor del quincenario del mismo nombre.

Los apoyos internacionales recibidos por parte de Izquierda Anticapitalista tienen entre ellos a destacados activistas latinoamericanos, como por ejemplo Roland Denis, exviceministro de Planificación Económica del Gobierno de Hugo Chávez en Venezuela; Stalin Pérez Borges, dirigente sindical de Marea Socialista y una de las voces más respetadas de las corrientes sindicales combativas venezolanas; Luis Bueno Rodríguez, presidente del Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical (CILAS) de México; o la feminista mexicana Silvia Resendiz Flores.

Manifiesto internacional en apoyo a Izquierda Anticapitalista en las elecciones al Parlamento Europeo del 7 de junio

La actual crisis sistémica pone de manifiesto el carácter social y ecológicamente destructivo del capitalismo global. Ahora más que nunca, cambiar el mundo de base aparece como una necesidad ineludible.

La respuesta a la crisis por parte de las elites económicas y políticas europeas es intentar hacer que el coste de la crisis la paguen los sectores populares, buscando la reducción de los costes laborales y el desmantelamiento de los sistemas de protección social, en el marco de una Unión Europea imperialista, al servicio de las multinacionales y no de los pueblos.

Ante esta política es necesario organizar la resistencia y reforzar las luchas sociales, con criterios unitarios y buscando convergencias. Pensamos, sin embargo, que la resistencia social no es suficiente y es necesario empezar a levantar una alternativa anticapitalista, ligada a las luchas sociales y comprometida con las y los de abajo. Es una tarea ardua que va a llevar tiempo y esfuerzo. En varios países europeos se están dando pasos en los intentos de levantar nuevos proyectos y avanzar en la conformación de un polo anticapitalista europeo y en la coordinación de las resistencias.

Consideramos que la iniciativa de Izquierda Anticapitalista de presentar una candidatura a las elecciones al Parlamento Europeo en el Estado español el próximo 7 de junio va en esa dirección. Por ello, las y los abajo firmantes apoyamos esta candidatura y pedimos el voto para la misma.

Hauteskunde europearrak. Gure Botoa

· 0 comentarios

Joxe Iriarte, Bikila, Joseba Barriola, Juan Ramon Garai, Joxean Izquierdo, Julia Monge, Iñaki Martin, JR. Gurrutxaga.

Goian sinatzen dugunok Izquierda Anticapitalista-Revolta Global- Ezker Alternatiboaren aldeko botoa emango dugu.

Gure ustez, bi zerrenda daude, Iniziatiba Internazionalista eta Ezker Antikapitalista, kontsideraziotan hartzeko modukoak. Ezker Antikapitalistaren aldeko botoa lehenesten dugu. Zergatik?.

a)Europa mailako borrokak sustatzea eta politika iraultzaile amankomuna egiteko pausuak ematea, garrantzi handikoa da bizi garen Europa globalizatu honetan. Langileen kontrako erasoak Europa osoan; politika militar terrorista (Gaza, Afganistan, Irak...) eta kontrol poliziala eta salbuespen egoerak Europa osoko gobernuek batera daramate; etorkinen aurkako erasoak (Lotsaren Dekretua) amankomunean egiten dute. Horregatik erantzun amankomuna lantzea ere beharrezkoa zaigu. Ezker Antikapitalista Europa mailako koalizio batean kokatzen da Frantziako Nouveau Parti Anticapitalista-rekin, Portugaleko Bloco de Esquerdarekin, Italiako Sinistra Criticarekin, Erresuma Batuko Socialist Party eta Socialist Workers Partyrekin, Greziako, Alemaniako, Belgicako, Poloniako, Sueciako, Suizako hainbeste organizazioekin.

b) Ezker Antikapitalista, hemen eta Europan, militantzia eta ekintza egitasmo bat da, eta ez da hauteskunde hauetan geldituko. Grebak sustatzen, Boloniaren aurkako ikasleen mobilizaziotan, torturaren aurkako eta Partiduen Legearen aurkako ekimenetan parte hartuz eta sustatuz, sarraski ekologikoen kontrako ekimenetan, gerra imperialisten aurkako mobilizazioetan, gosea eta pobrezia dakarren multinazionalen aurkako ahaleginetan.... osatu nahi dute Ezker Antikapitalistaren mogimendua. Horregatik, hauteskundeetan egindako aldarriari bere garrantzia emanez ere, egitasmoa egunez eguneko borroketan sortu nahi delako, Ezker Antikapitalistaren aldeko botoa lehenesten dugu.

c) Egitasmo honek Euskal Herriaren autodeterminazioaren aldeko apustua egiten du, errepresioaren aurka eta presoen libertadearen aldekoa da. Bidenabar Euskal Herrian dagoen aniztasuna, pentsamendu aldetik, harreman aldetik eta ekintza aldetik, aberasten du eta, gure ustez, hori onuragarria da.


Los arriba firmantes vamos a votar Izquierda Anticapitalista-Revolta Global-Ezker Alternatiboa en las elecciones europeas del 7 de junio.

En nuestra opinión, hay dos listas electorales, Iniciativa Internacionalista e Izquierda Anticpitalista, que merecen ser consideradas como opciones. Nosotros hemos decidido apoyar a la candidatura de Izquierda Anticapitalista. ¿Por qué?.

a) Animar luchas a nivel europeo y dar pasos hacia una política revolucionaria común es de gran importancia en esta Europa globalizada al servicio del capital. En toda Europa se dan agresiones contra los trabajadores; los gobiernos de Europa al unísono acuerdan una política militar terrorista (Gaza, Afganistán, Irak) y una política interior de control policial y estado de excepción; acuerdan medidas contra los emigrantes (el Decreto de la Vergüenza)... Por ello es necesario construir una respuesta unida a ese nivel. La Izquierda Anticapitalista conforma una coalición con el Nuevo Partido Anticapitalista de Francia, con el Bloco de Esquerda de Portugal, con Sinistra Crítica de Italia, con el Socialist Party y el Socialist Workers Party de Gran Bretaña, y con organizaciones de Grecia, Alemania, Bélgica, Polonia, Suecia y Suiza. Todas son organizaciones de lucha.

b) La Izquierda Anticapitalista, aquí y en Europa, es un proyecto de militancia y acción, que se quiere construir en las luchas de los oprimidos. No es un proyecto para las elecciones. Animando huelgas, en las movilizaciones de estudiantes contra el plan Bolonia, tomando parte y animando las luchas contra la tortura y contra la Ley de Partidos, en las acciones contra los desastres ecológicos, en las movilizaciones contra las guerras imperialistas, en los esfuerzos contra las multinacionales que producen hambre y pobreza... ahí quieren construir un movimiento abierto anticapitalista. Por ello, y sin quitar importancia a la proclamación en un proceso electoral, porque se quiere un proyecto a construir diariamente en las luchas, privilegiamos el voto a la Izquierda Anticapitalista.

Este proyecto apuesta por la Autodeterminación de Euskadi, en contra de la represión y por la libertad de los presos. Así mismo, enriquece, en el pensamiento, en la acción y en las relaciones, la diversidad que se da en Euskal Herria y por ello es provechosa para los afanes emancipatorios.

Manifieto del Calas. Antiterrorismo a ambos lados de los Pirineos

· 0 comentarios

«Es soberano quien designa al terrorista» (Julien Coupat).
Se acaba de constituir en Francia un Comité por la derogación de las leyes antiterroristas (Calas ) en el que participan como miembros fundadores o como firmantes de su manifiesto algunos de los intelectuales más conocidos del pensamiento radical europeo: Giorgio Agamben, Alain Badiou, Slavoj Zizek, Jacques Rancière, Etienne Balibar, Daniel Bensaïd y otros. Este manifiesto titulado « Acabemos con las derivas autoritarias » se publica poco después de la puesta en libertad condicional de Julien Coupat, joven pensador neosituacionista fundador de la revista Tiqqun acusado de « terrorismo » por haber saboteado junto con sus compañeros de la comuna de Tarnac algunas vías de tren de alta velocidad sin el menor riesgo efectivo para la integridad física de las personas. La única prueba de la participación de Julien Coupat en estos actos -reivindicados, por otra parte, por un grupo antincuclear alemán- son una serie de escritos entre los que destaca « La insurrección que viene » en los cuales el autor anónimo y colectivo hace una crítica de la frenética « movilidad » obligatoria propia de la fase actual del capitalismo y manifiesta su confianza en que una próxima insurrección frene estos flujos deletéreos. Se pasa así del terrorismo al delito de opinión. Este caso ha terminado por ser recogido por varios medios de prensa (Libération e incluso más recientemente Le Monde) que lo dieron a conocer haciendo patente el funcionamiento aberrante y liberticida de las leyes antiterroristas francesas. La campaña de prensa y la movilización de los comités de apoyo, que lograron desgastar considerablemente la imagen de la ministra de Justicia y de la fiscalía ha permitido que, por fin, Julien Coupat fuese puesto en libertad (condicional).

Entrevista a Esther Vivas

· 0 comentarios

Entrevista a Esther Vivas, cabeza de lista de Izquierda Anticapitalista en las elecciones europeas.

"Nuestro reto es construir una alternativa anticapitalista que tenga un apoyo social significativo"

Santiago Alba Rico (Rebelión).

Esther Vivas, nacida en Sabadell en 1975, milita desde hace años en los movimientos antiglobalización. Colaboradora habitual de Viento Sur y El Viejo Topo, su trabajo en el campo del consumo y el comercio justo se ha materializado en algunas obras de referencia, escritas en colaboración con Xavier Montagut: “Del campo al plato”, “Supermercados, no gracias” o “¿Adónde va el comercio justo?”. Su experiencia política como militante de base y su sólida formación teórica las ha sumado ahora al proyecto de un nuevo partido, Izquierda Anticapitalista, con el que presenta su candidatura, como cabeza de lista, a las próximas elecciones europeas del 7 de junio.

Transversalidad, frentismo... ¿de qué hablamos?

· 0 comentarios

Joxe Iriarte, Bikila

Más allá de decir que es de izquierdas, nacionalista gallego y en su tiempo máximo dirigente del BNG, poco más puedo decir de Xosé Manuel Beiras. Su reciente e interesante reflexión sobre la polarización izquierda derecha y el transversalismo publicado en la revista digital sinpermiso -Glosa(s) respecto de la izquierda (imaginaria)- ha suscitado mi interés porque conecta con debates y reflexiones de estos lares, por ejemplo en el tema de la formación de gobierno o la reciente huelga general. Sobre ello van las siguientes líneas.

[LEER MÁS]

Balance de una Huelga General atípica

· 0 comentarios

Iñaki Uribarri

Valorar el resultado de una Huelga General siempre es una operación compleja porque son muchos los ángulos desde los que se puede hacer dicha valoración. Cuando además, como suele ser siempre el caso en temas conflictivos y desde luego lo ha sido en este, la valoración va muy cargada por los intereses de parte, el producto valorativo puede ser algo completamente distorsionado. Espero que este artículo no caiga en ello.

emeek emana

Soberanía y emancipación

Soberanía y emancipación
Bikila

Mosaiko. Gure esju dago

Mosaiko. Gure esju dago
VIDEO. Pincha la imagen

Gorripidearen Aurkezpena

Lehenengo Konferentzia

Lehenengo Konferentzia
1ª Conferencia de Gorripidea

Eztabaida - Debate

Dekalogoa

Gure esku dago

Giza eskubideak / DDHH

Gernikako akordioa

Garoña Itxi Orain!

VIDEO. German gogoan

Etxe kaleratze gehiagorik ez!

Etxe kaleratze gehiagorik ez!
VIDEO: Pásalo

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA
Joxe Iriarte "Bikila" Cumbre del Akonkagua 6.959 m

Artxiboa

Etiketak