ABERRI EGUNA, 2010 (Reflexiones diversas)

viernes, 26 de marzo de 2010 ·

Joxe Iriarte “Bikila”, Nathaly Pelage, Juan Ramon Garai, Josu Perea, Iñaki Martin Miembros de la corriente Gorripidea de Zutik

Quienes tenemos edad para ello, recordamos que en la década de los 60, coincidiendo con el renacer del movimiento obrero, del movimiento euskaltzale y sobre todo de la resistencia antifranquista, se sostuvieron duros debates y enfrentamientos ideológicos. Uno de los virulentos se produjo, (con acusaciones de españolismo o de adaptación a la burguesía, según fuesen los acusadores), en torno a lo que en aquel entonces se definía como “contradicción principal”, es decir, qué era más importante: lo social o lo nacional; la lucha de clases o la lucha de liberación nacional, el patriotismo o el internacionalismo.

Una fracción o corriente, consideraba, que siendo muy importante lo “social”, era más lo “nacional” ya que en la Euskal Herria de los 60, el pueblo vasco estaba a las puertas de su defunción en tanto que nación. La metáfora que mejor expresaba dicha concepción era: primero hagamos la casa y luego veremos el color (o los colores) con que la pintamos. Muchos no compartimos ese punto de vista, y no lo hacemos en el presente. No es lo mismo un chalet para ricos o un apartamento para yupis que una casa para gentes trabajadoras. No es lo mismo una urbanización de élite, aislada por guardias de seguridad, que una barriada popular diseñada para la convivencia entre gentes diferentes y diversas con igualdad de derechos. El diseño marca la naturaleza de clase, el modelo, -sostenible o dilapidador de recursos-,…

Vivimos en un mundo dominado por un capitalismo salvaje (que ha generado la triple crisis, económica, medioambiental y alimentaría) con un gendarme omnipresente dispuesto a intervenir a sangre y fuego donde haga falta (utilizando excusas como la ayuda humanitaria) que recortan y anulan la soberanía de la mayoría de los pueblos y naciones (incluso de los estados que sacan provecho de la globalización capitalista) a la vez que pone a la humanidad al borde del precipicio.

Hoy más que nunca, es imposible plantearse la soberanía nacional sin esclarecer la naturaleza de la propiedad de los medios de producción, del dinero y de la sostenibilidad medioambiental y su engarce con el resto del planeta. Soberanía nacional y eco-socialismo no pueden ser planteamientos cada cual por su lado según el enfoque de primero la casa y luego el color.

Un frente único sobre la independencia no es lo mismo que un agrupamiento puntual sobre el transporte o la gestión de los residuos. Es una demanda global, que implica esclarecer, -lo mismo que con la democracia-, su modelo de sociedad.

A nuestro modo de ver no cabe enfoque interclasista, que agrupe a gentes y grupos que discrepan en temas claves de la construcción real de Euskal Herria, y que se unen en una demanda puramente superestructural o formal, como es la de un Estado propio sin especificar por lo menos, -los elementos determinantes-, su naturaleza especifica. No podemos pasar por alto, que muchos de los agentes impulsores de un cierto independentismo han gobernado o están gobernando en diferentes niveles (gobiernos autónomos, diputaciones, ayuntamientos de capitales) con políticas muy definidas. O sea, lo que hace 40 años era un debate teórico, hoy nos interpela con sus resultados.

Por tanto, para los firmantes de este artículo no cabe un Aberri Eguna (como no cabe un Primero de Mayo) que pase por encima de las realidades nacionales y sus problemas concretos, entre ellos el de su condición de nación soberana o dependiente, planteado al margen de la Euskal Herria que lucha a lo largo del año contra la opresión, la explotación, el despojo y la humillación, los cuatro frentes de resistencia (como gusta decir a los zapatistas) al sistema capitalista.

Queremos decidir libremente si formamos parte de los Estados Francés y Español, o nos convertimos en un Estado independiente y asociado a Europa, -que para los firmantes de este artículo es la formula más adecuada-, pero también, qué producimos, cómo producimos y para qué producimos. Queremos impulsar la soberanía alimentaría en oposición al imperio de las agroindustrias y el trasiego irracional de mercancías que impulsan, colapsando carreteras y destruyendo nuestro entorno

Somos defensores del derecho a decidir. Es más, queremos decidir, mediante la autoorganización política y social, en lo grande (la organización estatal) y en lo especifico, por ejemplo el TAV, la gestión de los residuos sólidos, el Super Puerto de Pasaia, el modelo de agricultura, las organizaciones financieras, los impuestos, etc. Temas donde brilla la hipocresía más supina. En unos casos se va de víctima y en otras de verdugo.

Por ello, apostamos por los agrupamientos amplios y trasversales (que nada tienen que ver con el discurso del PSOE) que planteen el derecho a decidir de forma multifuncional, en tanto que ejercicio democrático sobre el conjunto de temas y aspectos que conforman una nación, una sociedad en el contexto Europeo y mundial, confrontado a una crisis de signo múltiple: económica, medioambiental, agravada por el choque entre barbaries de distinto signo.

Nuestra reflexión va dirigida a quienes tienen nuestras mismas inquietudes, así mismo, a los dos espacios o convocatorias de manifestación que nos merecen respeto y atención. Con unos y con otras, por un Aberri Eguna imbricado en las luchas que durante todo el año se despliegan a lo largo y ancho de Euskal Herria y del mundo, resistente a la barbarie capitalista e imperialista.

3 comentarios :

Anónimo dijo...
6 de abril de 2010, 12:15  

interesante la refexión

se ha dado difusión aquí también:
http://www.enlucha.org/?q=node/2058

Anónimo dijo...
6 de abril de 2010, 20:34  

yo he estado años en el entorno de Batasuna, pero creo que se debe esclarecer las alianzas, no es posible que trabajadores tengan que aliarse con la burguesía para en un proceso de lucha por la independencia. Es significativo que el señor Larraina de EA sea numerario del OPUS y la Izquierda Abertzale no de importancia a detalles no por pequeños, dejan de tener importancia con quién se pacta.
Como habréis comprobado no rebaten el artículo, siempre es con insultos, algo ya típico en los revolucioanarios de internet y de barra de bar

saludos anticapitalistas desde Iruña

Anónimo dijo...
8 de abril de 2010, 13:48  

Bikila, no te enfades,el artículo tiene un fondo marxista que muchos de los que se llaman independentistas debieran analizarlo con mucho detenimiento, esos que a mitad de recorrido traicionarán porque la clave estará en el control de los medios de producción, y con los compañeros de viaje como EA eso es impensable

salud y antikapitalismo sobre todo

Un abrazo solidario

Ramón

emeek emana

Soberanía y emancipación

Soberanía y emancipación
Bikila

Mosaiko. Gure esju dago

Mosaiko. Gure esju dago
VIDEO. Pincha la imagen

Gorripidearen Aurkezpena

Lehenengo Konferentzia

Lehenengo Konferentzia
1ª Conferencia de Gorripidea

Eztabaida - Debate

Dekalogoa

Gure esku dago

Giza eskubideak / DDHH

Gernikako akordioa

Garoña Itxi Orain!

VIDEO. German gogoan

Etxe kaleratze gehiagorik ez!

Etxe kaleratze gehiagorik ez!
VIDEO: Pásalo

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA
Joxe Iriarte "Bikila" Cumbre del Akonkagua 6.959 m

Artxiboa

Etiketak