Formas “redes” y formas “partidos”

sábado, 6 de noviembre de 2010 ·

Pierre Rousset y Samuel Johsua Viento Sur Nº 101 Nov. 2008

Partido: teoría y concepciones
La discusión sobre las formas de organización de quienes luchan contra el sistema capitalista es antigua (ver por ejemplo el debate entre Marx y Bakunin), y siempre ha estado presente. Toma sin embargo un nuevo vigor bajo el impacto del fracaso del “viejo” movimiento obrero para cambiar el mundo, de las iniciativas originales del movimiento altermundialista del último decenio (y antes, de los debates que acompañaron a los combates zapatistas) y también de la afirmación del individuo como figura social central. En el momento en que un nuevo partido anticapitalista está en vías de creación, no es sorprendente que todos estos debates tomen un nuevo vigor.

Fuerzas y debilidades de la organización “en red”
La teorización del fin de la “forma partido” se apoya, por una parte, en balances de los partidos “realmente existentes”, por otra en la experimentación de una forma de organización más horizontal, llamada “en red”. Esta última ha hecho más de una vez la prueba de su eficacia, a pesar de las reticencias que podía levantar el desorden inicial propio de esa estructuración. En particular, las grandes iniciativas altermundialistas han proporcionado, a escala internacional, materia de reflexión sobre prácticas nuevas (o renovadas: el pasado es más rico que su memoria).

Incluso si la realidad no corresponde siempre a la descripción idílica que se hace a veces de ella (ciertos “nudos” de la red son “más iguales” que otros), la forma mencionada ha permitido, efectivamente, construir marcos de convergencia del abanico de las muy diversas resistencias provocadas por la nueva etapa de la mercantilización del mundo y de la mundialización capitalista. Sin embargo, si la red permite consenso, también lo exige. Sin el consenso (dicho de otra forma, la construcción paciente de equilibrios aceptables por todos, sin efectuar nunca un voto decisorio), sencillamente estas iniciativas no habrían podido existir. Pero aquí surge ya un problema que limita el alcance de este sistema particular de organización: sin consenso, no hay mantenimiento de todos en la red. Esto supone que el consenso sea, como regla general, posible. Por consiguiente, que el objetivo a alcanzar (del que el consenso puede él mismo formar parte) no sea, implícitamente, objeto de debate. Si tal es el caso, la discusión porta esencialmente sobre la puesta en práctica. Entonces, la forma de red ha mostrado ampliamente su validez.

0 comentarios :

emeek emana

Soberanía y emancipación

Soberanía y emancipación
Bikila

Mosaiko. Gure esju dago

Mosaiko. Gure esju dago
VIDEO. Pincha la imagen

Gorripidearen Aurkezpena

Lehenengo Konferentzia

Lehenengo Konferentzia
1ª Conferencia de Gorripidea

Eztabaida - Debate

Dekalogoa

Gure esku dago

Giza eskubideak / DDHH

Gernikako akordioa

Garoña Itxi Orain!

VIDEO. German gogoan

Etxe kaleratze gehiagorik ez!

Etxe kaleratze gehiagorik ez!
VIDEO: Pásalo

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA
Joxe Iriarte "Bikila" Cumbre del Akonkagua 6.959 m

Artxiboa

Etiketak