Manifiesto contra la reunión de ministros europeos en Donostia

viernes, 29 de enero de 2010 · 0 comentarios

KAPITALAREN AURKAKO PLATAFORMA. AHTaren Aurkako Asanblada, Antikapitalistak, Mundu Bat, Gazte Independentistak, EGK, Ela, Lab, Ezker Abertzalea, Aralar, Alternatiba, Ezker Batua, CC.OO, Zutik Gorripidea Ildoa, CNT, , PCE-EPK,… (NORBAITEK JARTZEKO ORAINGOZ gauen taldeen izenak)

Gaur, hemen elkartu garen kolektiboek “KAPITALAREN AURKAKO EUROPA PLATAFORMA” aurkeztu nahi dugu jendartean.

Ekimen berri honen bidez, datorren astean, Otsailaren 7,8 eta 9an lehiakortasunaz hitz-egiteko EBko gailurra salatu nahi dugu.

Lehiakortasuna kontzeptu positibo moduan saldu nahi digute estatuek. Hau, ona omen da, langile, gazte, emakume eta gizartearentzat oro har. Baina guk, Plataforma hau osatzen dugun kideok ez dugu horrela denik uste.

Zuen lehiakortasuna, gure prekarietatea da. Zuen lehiakortasuna gure miseria da. Zuentzat etekinak handitzea suposatzen du, merkatuan, domeinu eta kontrola handitzeko erreminta da lehiakortasuna. Guretzat, lan baldintzak kaskartzea, malgutasuna areagotzea, desberdintasunak handitzea eta injustizia eta txirotasunean sakontzea esan nahi du. Lehiakortasunak, emakumeon zanpaketa egoera betikotzea suposatzen du.

Zuen lehiakortasunak, gure mendi eta itsaslabarren txikizioa suposatzen du. Lehiakortasunak azkarrago joatekoa, energia kontsumoa handitzea, ingurugiroaren kaltetzea dakar, nahiz eta zuek, poltronetako agintariek berdez eta sostengarritasunez margotzen saiatu. Txikizioa, eta gure ondorengoentzako inguru birrindu bat uztea suposatzen du zuen lehiakortasunak. AHTa, Jaizkibelgo super portua, errausketa plantak, Hondarribiko aeroportuaren handitzea… hori baldin bada zuek eskaintzen diguzuen alternatiba, guk ez dugu nahi.

Krisialdi hau sistemaren krisia da, metaketa, espekulazio eta finantzen trapitxeoak sortua. Irtenbidea ez dira lehiakortasunaz hitz-egiteko bilerak, baliabide finituak dituen mundu batean denok, hemen zein afrika edo hego ameriketan dugun bizitzeko, ondo bizitzeko, lasai bizitzeko eskubidea gauzatzeko irtenbideak bilatzea baino.

Zuen lehiakortasuna ez dugu nahi, horrek, guri, langileagoari kaltea baino ez baitigu ekartzen.

Lana banatu beharra dago, denok baitugu lasai eta eroso bizitzeko eskubidea, denok dugulako duintasunez bizitzeko eskubidea; eta lehiakortasunak guda esan nahi du, handienen, boteretsuenen trikimailua beraien poltsikoak betetzen jarraitzeko.

Zuen lehiakortasuna gure pobrezia delako, datorren astean burutuko den gailurrari aurre egingo diogu, Igandean hilak 7 eguerdian Donostian burutuko dugun manifestazioaren bidez.

Bitartean, aste hau eta hurrenaren zehar kaleratuko dugun manifestuari atxikipena emateko eskatzen dizuegu gizarte eragileoi. Beste modu bateko Europa, herrien Europa, ekonomiak gizaki eta herrien nahiei erantzungo dien Europa eta ez alderantzizkoa nahi baidugu.

Horrela ba, aipatu Manifestua Ostiralean hilak 5, 11.30etan CRAJen egingo dugun prentsaurrekoan aurkeztuko dugu eta atxikipena ematen duten taldeei bertaratzeko eskatuz amaitzen dugu gaurkoa.

KAPITALAREN AURKAKO PLATAFORMA

Con esta nueva iniciativa pretendemos denunciar la cumbre sobre competitividad que la UE va celebrar en Donostia los días 7,8 y 9 de Febrero.

Los estados intentan vendernos la competitividad como un concepto positivo. Esto, por lo visto es bueno para las/os jóvenes, trabajadoras/res, mujeres y sociedad en general. Pero nosotros, los grupos que conformamos esta plataforma, no lo creemos así.

Vuestra competitividad es nuestra precariedad. Vuestra competitividad es nuestra miseria. Para vosotros supone aumentar beneficios, la competitividad es una herramienta que utilizáis para aumentar vuestro poder y control. Para nosotras supone empeorar nuestras condiciones de trabajo, aumento la flexibilidad, de las desigualdades y profundización de la injusticia y la pobreza. La competitividad, supone afianzar la opresión que sufrimos las mujeres.

Vuestra competitividad, supone la destrucción de nuestros montes y costas. La competitividad trae el ir más rápido, aumentar el consumo de energía y destrucción del medio ambiente, aunque vosotros, mandatarios de las poltronas lo intentéis pintar de verde y sostenible. La destrucción de entornos para las generaciones venideras es lo que supone vuestra competitividad. Si la alternativa que nos presentaís són el TAV, el Super Puerto de Pasaia, la incineradora, la ampliación del aeropuerto de Hondarribia… no la queremos!

Esta crisis es una crisis sistémica, creada por la acumulación, especulación y el trapicheo financiero. La salida a esto, no son reuniones para hablar de competitividad, sino buscar alternativas para que todas, tanto aquí como en África o Sudamérica podamos ejercer el derecho a vivir, a vivir bien, a vivir tranquilas.

No queremos vuestra competitividad, porque eso a nosotras las trabajadoras no nos hace más que perjudicar.

Debemos repartir el trabajo, ya que todas tenemos el derecho a vivir tranquilas y cómodas. Ya que todas tenemos derecho a vivir dignamente y la competitividad significa guerra, una estratagema para que el grande, el poderoso siga agrandando su bolsillo.

Porque vuestra competitividad es nuestra pobreza, vamos a enfrentarnos a la cumbre que se va a celebrar la semana que viene, convocando una manifestación para el día 7 de febrero a las 12 del mediodía en Donostia.

Mientras tanto, hacemos un llamamiento a todos los movimientos sociales para que firmen durante esta semana y la que viene el Manifiesto que haremos público. Porque otra Europa, la Europa de los pueblos, con una economía que responderá a los intereses de las persona y los pueblos y no al revés es lo que queremos.

Terminamos anunciando que presentaremos el mencionado Manifiesto al público el viernes día 5 a las 11.30 de la mañana en una rueda de prensa que celebraremos en el CRAJ y animamos a todos aquellos grupos que lo suscriban a venir.

KAPITALAREN AURKAKO PLATAFORMA
AHTaren Aurkako Asanblada, Antikapitalistak, Mundu Bat, Gazte Independentistak, EGK, Ela, Lab, Ezker Abertzalea, Aralar, Alternatiba, Ezker Batua, CC.OO, Zutik Gorripidea Ildoa, CNT, , PCE-EPK,… (NORBAITEK JARTZEKO ORAINGOZ gauen taldeen izenak)

Las potencias del comunismo-Daniel Bensaid

martes, 19 de enero de 2010 · 0 comentarios

[Publicamos a continuación el último texto escrito por Daniel Bensaid para el nº 4 de la revista Contretemps, de la que era fundador y uno de los lectores. El texto forma parte del sumario de VIENTO SUR nº 108]

En un artículo de 1843 sobre “los progresos de la reforma social en el continente”, el joven Engels (recién cumplidos los 20 años) veía el comunismo como “una conclusión necesaria que se está claramente obligado a sacar a partir de las condiciones generales de la civilización moderna”. Un comunismo lógico en suma, producto de la revolución de 1830, en la que los obreros “volvieron a las fuentes vivas y al estudio de la gran revolución y se apoderaron vivamente del comunismo de Babeuf”.
Para el joven Marx, en cambio, este comunismo no era aún más que “una abstracción dogmática”, una “manifestación original del principio del humanismo”. El proletariado naciente se había “echado en brazos de los doctrinarios de su emancipación”, de las “sectas socialistas”, y de los espíritus confusos que “divagan como humanistas” sobre “el milenio de la fraternidad universal” como “abolición imaginaria de las relaciones de clase”. Antes de 1848, este comunismo espectral, sin programa preciso, estaba presente pues en el aire del tiempo bajo las formas “poco pulidas” de las sectas igualitarias o de ensueños icarianos.
Sin embargo, ya entonces la superación del ateísmo abstracto implicaba un nuevo materialismo social que no era otra cosa que el comunismo: “Igual que el ateísmo, en tanto que negación de Dios, es el desarrollo del humanismo teórico, también el comunismo, en tanto que negación de la propiedad privada, es la reivindicación de la vida humana verdadera”. Lejos de todo anticlericalismo vulgar, este comunismo era “el desarrollo de un humanismo práctico”, para el cual no se trataba ya sólo de combatir la alienación religiosa, sino la alienación y la miseria sociales reales de donde nace la necesidad de religión.

De la experiencia fundadora de 1848 a la de la Comuna, el “movimiento real” que busca abolir el orden establecido tomó forma y fuerza, disipando las “locuras sectarias”, y dejando en ridículo “el tono de oráculo de la infalibilidad científica”. Dicho de otra forma, el comunismo, que fue primero un estado de espíritu o “un comunismo filosófico”, encontraba su forma política. En un cuarto de siglo, llevó a cabo su muda: de sus modos de aparición filosóficos y utópicos a la forma política por fin encontrada de la emancipación.

1. Las palabras de la emancipación no han salido indemnes de las tormentas del siglo pasado. Se puede decir de ellas, como de los animales de la fábula, que no han quedado todas muertas, pero que todas han sido gravemente heridas. Socialismo, revolución, anarquía incluso, no están mucho mejor que comunismo. El socialismo se ha implicado en el asesinato de Karl Liebknecht y Rosa Luxemburg, en las guerras coloniales y las colaboraciones gubernamentales hasta el punto de perder todo contenido a medida que ganaba en extensión. Una metódica campaña ideológica ha logrado identificar a ojos de muchos la revolución con la violencia y el terror. Pero, de todas las palabras ayer portadoras de grandes promesas y de sueños de porvenir, la de comunismo ha sido la que más daños ha sufrido debido a su captura por la razón burocrática de Estado y de su sometimiento a una empresa totalitaria. Queda sin embargo por saber si, de todas estas palabras heridas, hay algunas que vale la pena reparar y poner de nuevo en movimiento.

2. Es necesario para ello pensar lo que ha ocurrido con el comunismo del siglo XX. La palabra y la cosa no pueden quedar fuera del tiempo de las pruebas históricas a las que han sido sometidos. El uso masivo del título “comunista” para designar el Estado liberal autoritario chino pesará mucho más durante largo tiempo, a ojos de la gran mayoría, que los frágiles brotes teóricos y experimentales de una hipótesis comunista. La tentación de sustraerse a un inventario histórico crítico conduciría a reducir la idea comunista a “invariantes” atemporales, a hacer de ella un sinónimo de las ideas indeterminadas de justicia o de emancipación, y no la forma específica de la emancipación en la época de la dominación capitalista. La palabra pierde entonces en precisión política lo que gana en extensión ética o filosófica. Una de las cuestiones cruciales es saber si el despotismo burocrático es la continuación legítima de la revolución de Octubre o el fruto de una contrarrevolución burocrática, verificada no sólo por los procesos, las purgas, las deportaciones masivas, sino también por las conmociones de los años treinta en la sociedad y en el aparato de Estado soviético.

3. No se inventa un nuevo léxico por decreto. El vocabulario se forma con el tiempo, a través de usos y experiencias. Ceder a la identificación del comunismo con la dictadura totalitaria estalinista sería capitular ante los vencedores provisionales, confundir la revolución y la contrarrevolución burocrática, y clausurar así el capítulo de las bifurcaciones, único abierto a la esperanza. Y sería cometer una irreparable injusticia hacia los vencidos, todas las personas, anónimas o no, que vivieron apasionadamente la idea comunista y que la hicieron vivir contra sus caricaturas y sus falsificaciones. ¡Vergüenza a quienes dejaron de ser comunistas al dejar de ser estalinistas y que no fueron comunistas más que mientras fueron estalinistas! /1

4. De todas las formas de nombrar “al otro” necesario y posible del capitalismo inmundo, la palabra comunismo es la que conserva más sentido histórico y carga programática explosiva. Es la que evoca mejor lo común del reparto y de la igualdad, la puesta en común del poder, la solidaridad enfrentada al cálculo egoísta y a la competencia generalizada, la defensa de los bienes comunes de la humanidad, naturales y culturales, la extensión a los bienes de primera necesidad de un espacio de gratuidad (desmercantilización) de los servicios, contra la rapiña generalizada y la privatización del mundo.

5. Es también el nombre de una medida diferente de la riqueza social de la de la ley del valor y de la evaluación mercantil. La competencia “libre y no falseada” reposa sobre “el robo del tiempo de trabajo de otro”. Pretende cuantificar lo incuantificable y reducir a su miserable común medida, mediante el tiempo de trabajo abstracto, la inconmensurable relación de la especie humana con las condiciones naturales de su reproducción. El comunismo es el nombre de un criterio diferente de riqueza, de un desarrollo ecológico cualitativamente diferente de la carrera cuantitativa por el crecimiento. La lógica de la acumulación del capital exige no sólo la producción para la ganancia, y no para las necesidades sociales, sino también “la producción de nuevo consumo”, la ampliación constante del círculo del consumo “mediante la creación de nuevas necesidades y por la creación de nuevos valores de uso”… “De ahí la explotación de la naturaleza entera” y “la explotación de la tierra en todos los sentidos”. Esta desmesura devastadora del capital funda la actualidad de un eco-comunismo radical.

6. La cuestión del comunismo es primero, en el Manifiesto Comunista, la de la propiedad: “Los comunistas pueden resumir su teoría en esta fórmula única: supresión de la propiedad privada” de los medios de producción y de cambio, a no confundir con la propiedad individual de los bienes de uso. En “todos los movimientos”, “ponen por delante la cuestión de la propiedad, a cualquier grado de evolución que haya podido llegar, como la cuestión fundamental del movimiento”. De los diez puntos que concluyen el primer capítulo, siete conciernen en efecto a las formas de propiedad: la expropiación de la propiedad terrateniente y la afectación de la renta de la tierra a los gastos del Estado; la instauración de una fiscalidad fuertemente progresiva; la supresión de la herencia de los medios de producción y de cambio; la confiscación de los bienes de los emigrados rebeldes, la centralización del crédito en una banca pública; la socialización de los medios de transporte y la puesta en pie de una educación pública y gratuita para todos; la creación de manufacturas nacionales y la roturación de las tierras sin cultivar. Estas medidas tienden todas ellas a establecer el control de la democracia política sobre la economía, la primacía del bien común sobre el interés egoísta, del espacio público sobre el espacio privado. No se trata de abolir toda forma de propiedad, sino “la propiedad privada de hoy, la propiedad burguesa”, “el modo de apropiación” fundado en la explotación de unos por los otros.

7. Entre dos derechos, el de los propietarios a apropiarse de los bienes comunes, y el de los desposeídos a la existencia, “es la fuerza la que decide”, dice Marx. Toda la historia moderna de la lucha de clases, de la guerra de los campesinos en Alemania a las revoluciones sociales del siglo pasado, pasando por las revoluciones inglesa y francesa, es la historia de este conflicto. Se resuelve por la emergencia de una legitimidad opuesta a la legalidad de los dominantes. Como “forma política al fin encontrada de la emancipación”, como “abolición” del poder de Estado, como realización de la república social, la Comuna ilustra la emergencia de esta legitimidad nueva. Su experiencia ha inspirado las formas de autoorganización y de autogestión populares aparecidas en las crisis revolucionarias: consejos obreros, soviets, comités de milicias, cordones industriales, asociaciones de vecinos, comunas agrarias, que tienden a desprofesionalizar la política, a modificar la división social del trabajo, a crear las condiciones de extinción del Estado en tanto que cuerpo burocrático separado.

8. Bajo el reino del capital, todo progreso aparente tiene su contrapartida de regresión y de destrucción. No consiste in fine “más que en cambiar la forma de la servidumbre”. El comunismo exige una idea diferente y unos criterios diferentes de los del rendimiento y de la rentabilidad monetaria. A comenzar por la reducción drástica del tiempo de trabajo obligatorio y el cambio de la noción misma de trabajo: no podrá haber completo desarrollo individual en el ocio o el “tiempo libre” mientras el trabajador permanezca alienado y mutilado en el trabajo. La perspectiva comunista exige también un cambio radical de la relación entre el hombre y la mujer: la experiencia de la relación entre los géneros es la primera experiencia de la alteridad y mientras subsista esta relación de opresión, todo ser diferente, por su cultura, su color, o su orientación sexual, será víctima de formas de discriminación y de dominación. El progreso auténtico reside enfin en el desarrollo y la diferenciación de necesidades cuya combinación original haga de cada uno y cada una un ser único, cuya singularidad contribuya al enriquecimiento de la especie.

9. El Manifiesto concibe el comunismo como “una asociación en la que el libre desarrollo de cada cual es la condición del libre desarrollo de todos”. Aparece así como la máxima de un libre desarrollo individual que no habría que confundir, ni con los espejismos de un individualismo sin individualidad sometido al conformismo publicitario, ni con el igualitarismo grosero de un socialismo de cuartel. El desarrollo de las necesidades y de las capacidades singulares de cada uno y de cada una contribuye al desarrollo universal de la especie humana. Recíprocamente, el libre desarrollo de cada uno y de cada una implica el libre desarrollo de todos, pues la emancipación no es un placer solitario.

10. El comunismo no es una idea pura, ni un modelo doctrinario de sociedad. No es el nombre de un régimen estatal, ni el de un nuevo modo de producción. Es el de un movimiento que, de forma permanente, supera/suprime el orden establecido. Pero es también el objetivo que, surgido de este movimiento, le orienta y permite, contra políticas sin principios, acciones sin continuidad, improvisaciones de a diario, determinar lo que acerca al objetivo y lo que aleja de él. A este título, es no un conocimiento científico del objetivo y del camino, sino una hipótesis estratégica reguladora. Nombra, indisociablemente, el sueño irreductible de un mundo diferente, de justicia, de igualdad y de solidaridad; el movimiento permanente que apunta a derrocar el orden existente en la época del capitalismo; y la hipótesis que orienta este movimiento hacia un cambio radical de las relaciones de propiedad y de poder, a distancia de los acomodamientos con un menor mal que sería el camino más corto hacia lo peor.

11. La crisis, social, económica, ecológica, y moral de un capitalismo que no hace retroceder ya sus propios límites más que al precio de una desmesura y de una sinrazón crecientes, amenazando a la vez a la especie y al planeta, vuelve a poner al orden del día “la actualidad de un comunismo radical” que invocó Benjamin frente al ascenso de los peligros de entre guerras.

Daniel se ha ido este martes 12 de enero.

· 0 comentarios

François Sabado Miembro del NPA y antiguo dirigente de la LCR francesa

Era un militante, un intelectual, un camarada, un amigo. Nacido en 1946, ha puesto toda su vida al servicio de la defensa de las ideas marxistas revolucionarias. Había sido uno de los fundadores de las JCR y de la Liga Comunista Revolucionaria. Animador del movimiento de Mayo 68, era de quienes tenían un sentido muy seguro de la iniciativa política. Había sido uno de los animadores del Movimiento del 22 de marzo. Comprendiendo la dinámica de los movimientos sociales, en particular la relación entre el movimiento estudiantil y la huelga general obrera, era también uno de quienes habían comprendido la necesidad de construir una organización política, de acumular fuerzas para la construcción de un partido revolucionario.

La inteligencia de Daniel era aliar teoría y práctica, intuición y política, ideas y organización. Era tan capaz de dirigir un servicio de orden como de escribir una obra teórica.

Fue uno de los inspiradores de un combate que conjugaba principios, delimitaciones políticas y apertura, rechazo del sectarismo. Con sus convicciones políticas formando parte de su ser, Daniel era siempre el primero en buscar la discusión, en intentar convencer, intercambiar planteamientos, y en renovar su propio pensamiento.Participando desde finales de los años 60 hasta comienzo de los 90 en la dirección cotidiana de la Liga, había jugado un papel decisivo en la construcción de un proyecto, de una orientación que liga actividad cotidiana y tensión revolucionaria. Una buena parte de su trabajo teórico y político estará centrado en las cuestiones estratégicas, en las lecciones históricas de las principales experiencias revolucionarias.

Daniel era profundamente internacionalista. Jugó un papel clave en la construcción de la LCR española, en la época franquista. En esos años, Daniel jugó un papel importante en el seno de la IV Internacional, siguiendo particularmente la situación en América Latina y en Brasil. Contribuyó mucho a actualizar nuestra visión del mundo, a prepararnos para los vuelcos históricos de finales de los años 80.

Desde los años 90 hasta nuestros días, a la vez que proseguía su combate político, se concentró en la reflexión y la elaboración teórica: la historia de las ideas políticas; “el capital” de Karl Marx; el balance del siglo y de sus revoluciones, entre ellas, en primer lugar, la revolución rusa; la ecología; el feminismo; las identidades y la cuestión judía; la elaboración de una nueva política para la izquierda revolucionaria frente a la globalización capitalista. Seguía, regularmente, los foros sociales mundiales del movimiento altermundialista.

Daniel habrá asegurado la continuidad de un marxismo revolucionario abierto, no dogmático y la adaptación a los cambios de la nueva época, teniendo siempre en el horizonte la transformación revolucionaria de la sociedad.

Golpeado por la enfermedad, la superará durante años, pensando, escribiendo, trabajando sus ideas, sin rechazar ni viaje, ni mitin, ni simple reunión. Daniel se había dado como tarea verificar la solidez de nuestros cimientos y transmitirlos a la joven generación. Lo hizo con todo su corazón, con todas sus fuerzas. Sus intervenciones en el Instituto internacional de Ámsterdam, en las universidades de verano de la LCR, luego del NPA han marcado a centenares de compañeros. Transmisor de la experiencia de la LCR al NPA, Daniel había decidido acompañar el lanzamiento de nuestra nueva organización, relanzando la revista ContreTemps y constituyendo la sociedad Louise Michel, marco de debate y de reflexión del pensamiento radical.

Daniel es todo eso. Y, además, era simpático, caluroso, amigable, asequible. Amaba la vida.

Cuando muchos ex-68 han cambiado de camisa, han abandonado los ideales de su juventud, Daniel no habrá tirado nada, no habrá abandonado nada. ¡Está aquí, presente!

Estimados amigos/as del NPA.

· 0 comentarios

Joxe Iriarte, Bikila
En nombre de la Corriente Gorripidea de ZUTIK


“Si tiene convicciones inquebrantables, le llaman fanático, sin importar absolutamente si estas convicciones fueran adquiridas por experiencias y pensamientos intensos, o si son ideas irracionales con un tinte paranoico”. De la carta de Erich Fromm, sobre el diario de Trosky en el exilio.

Así era Daniel. Un militante de convicciones inquebrantables que dedico su vida a la emancipación de la humanidad. Un intelectual fructífero que en los momentos mas negros y complicados de la reacción neoliberal que arrastro a la mayoría de la intelectualidad de izquierdas, supo mantenerse firme y creativo. Un militante solidario con el pueblo vasco y de su clase trabajadora en los momentos mas duros de la dictadura franquista, y también en situaciones de duras luchas sociales y políticas.

Y siempre un amigo de todos nostros/as, Y como tal lo recordaremos.
Nuestro más sentido pésame a su partido el NPA y todos los que en el pasado compartimos con él militancia internacionalista.

emeek emana

Soberanía y emancipación

Soberanía y emancipación
Bikila

Mosaiko. Gure esju dago

Mosaiko. Gure esju dago
VIDEO. Pincha la imagen

Gorripidearen Aurkezpena

Lehenengo Konferentzia

Lehenengo Konferentzia
1ª Conferencia de Gorripidea

Eztabaida - Debate

Dekalogoa

Gure esku dago

Giza eskubideak / DDHH

Gernikako akordioa

Garoña Itxi Orain!

VIDEO. German gogoan

Etxe kaleratze gehiagorik ez!

Etxe kaleratze gehiagorik ez!
VIDEO: Pásalo

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA
Joxe Iriarte "Bikila" Cumbre del Akonkagua 6.959 m

Artxiboa

Etiketak