El ajuste no es el camino

viernes, 21 de mayo de 2010 · 0 comentarios

por Lidia Rekagorri y Marcelino Fraile de Antikapitalistak, Mikel Zurbano y José Murgia de Aralar, Josu Bilbao y Alvaro Marcos de Ezker Gogoa, Xabier Soto y Jorge Segoviano de Alternatiba y Joxe Iriarte "Bikila" e Igor Moreno de Gorripidea ildoa-Zutik. -Miércoles, 19 de Mayo de 2010-

Para cualquier persona con un mínimo de sensibilidad social, el dato más preocupante de la actual situación económica es el número de personas sin trabajo (más de 150.000 en Euskal Herria, más de cuatro millones en el Estado). Ante un problema de ese calibre, además de impulsar la creación de empleo, sería razonable plantearse la reducción radical del tiempo de trabajo con mantenimiento del salario, un adelanto de la edad de jubilación o potenciar medidas como el contrato de relevo. Sin embargo, el Gobierno del PSOE parece empeñado en remar en dirección contraria. El tijeretazo de Zapatero y la amenaza de reforma laboral son su más clara expresión.

Al Gobierno no le importó gastar un 14% del PIB para ayudar a la Banca (más que EEUU, que sólo dedicó un 5%), pero ha sido mucho más recatado a la hora de invertir en infraestructuras y especialmente en servicios públicos y servicios sociales. Sin embargo, a la hora de buscar un equilibrio presupuestario no se ha dirigido hacia los beneficios millonarios de la Banca, sino que sus medidas deterioran aún más las condiciones de vida de las personas trabajadoras y jubiladas.

Este Gobierno permite que el 22% de la economía del Estado español siga estando sumergida, sin pagar impuestos, ni cotizar en ninguna parte. Obliga a las personas inmigrantes a vivir un mínimo de tres años sin poder tener un contrato de trabajo y cotizar a la Seguridad Social. Del mismo modo, permite que las mujeres cobren (y coticen) un 26% menos que los hombres por el mismo trabajo, aprueba reconversiones encubiertas para las grandes corporaciones mediante jubilaciones anticipadas, usa dinero público para pagar fondos de pensiones privados para los empleados públicos gestionados por los grandes bancos, y ahora quiere equilibrar las cuentas de la Seguridad Social limitando el contrato de relevo y congelando las pensiones.

El Gobierno del Estado y los gobiernos forales de Álava, Bizkaia, Gipuzkoa y Navarra han reducido en los últimos años de 11 a 13 puntos los tipos más elevados el IRPF, reducido el Impuesto sobre Sociedades, establecido una tributación mucho más baja para las rentas del capital en relación con las del trabajo, suprimido tanto el Impuesto de Patrimonio de los más ricos como el Impuesto de Sucesiones y tolerado el fraude fiscal. Ahora pretenden equilibrar el presupuesto suprimiendo puestos de trabajo, recortando los salarios en el sector público o subiendo los impuestos indirectos, con los que quien más paga es la gente trabajadora cada vez que consume productos básicos.

Este Gobierno, que ganó apoyos por salir de la guerra de Irak, acaba de mandar guardias civiles a aquel país, mientras sigue manteniendo tropas en Afganistán, con alto coste económico y de vidas humanas.

Los mismos gobiernos que han escatimado todo lo que han podido al transporte por ferrocarril, despilfarran el dinero poniendo líneas de alta velocidad a diestro y siniestro.

PSOE y PSE han llegado al gobierno reclamando el voto de las personas trabajadoras y están gobernando al dictado de los banqueros y los especuladores financieros. Quienes reclamaron el voto de las personas de izquierdas ante el miedo a un gobierno de derechas, están aplicando las mismas recetas que los gobiernos más conservadores, siguiendo al pie de la letra los dictados de unas instituciones europeas e internacionales cuya principal función es defender los intereses del capitalismo, por encima de las personas, de los pueblos, e incluso del propio planeta.

Los firmantes de este artículo proclamamos que las medidas que están tomando los gobiernos no son las únicas que se pueden tomar, que otra forma de afrontar la crisis es posible, empezando por una reforma fiscal para que paguen los ricos. Apoyamos una tasa Tobin sobre los movimientos de capitales, que incluso juegan a hacer tambalear gobiernos y estados, con tal de incrementar sus beneficios. Y planteamos que no habrá una democracia real mientras la Banca y las entidades financieras no estén bajo el control de la sociedad.

La ofensiva neoliberal no hace más que aumentar el paro y quiere aumentar aún más las horas y los años de trabajo asalariado de los que todavía lo tienen. Para romper con esta lógica irracional, hace falta imponer una reducción drástica de la jornada laboral sin pérdida de salario, trabajar menos, facilitar el reparto de todo tipo de trabajo (incluyendo, por tanto, los tradicionalmente invisibles o no pagados, como los realizados en el ámbito doméstico, familiar o de cuidado) cambiar la sociedad y vivir mejor (sin el estrés de quien no da abasto en el trabajo, las depresiones de los desempleados y la angustia y la ansiedad de los precarios). Hace falta impulsar más que nunca los servicios públicos de atención a la dependencia, porque si no, el cuidado de niños, ancianos y discapacitados va a seguir siendo una carga sobre todo para las mujeres, dificultando su acceso al mercado laboral y fomentando su vuelta a casa con la pata quebrada, tendencia potenciada por la crisis económica. Si no se impulsa el servicio público de educación, difícilmente podrá cumplir su función de compensación de las diferencias sociales, con lo que las clases trabajadoras afectadas por la crisis verán perpetuada su situación.

Hay que iniciar una reconversión ecológica de la economía y crear una nueva cultura de la sostenibilidad mediante políticas que paren la destrucción ambiental e introducir criterios ecosocialistas en las grandes decisiones económicas, combatiendo la espiral productivista del consumismo capitalista y la crisis ecológica actual, que conduce a una verdadera crisis de civilización y amenaza la supervivencia del conjunto de la biosfera y genera una enorme injusticia social.

Hay que dar a la construcción europea un carácter social, en el que las personas y los pueblos sean la prioridad y las instituciones políticas controlen a las financieras. La UE no puede seguir aplicando las viejas recetas del FMI que ya llevaron al desastre a Latinoamérica.

Lógicamente, las formas de afrontar la crisis que proponemos no van a venir por sí mismas. Los que realmente gobiernan esta sociedad, los banqueros y los poderosos no van a dejarse convencer de que las cosas tienen que cambiar. Para ello es necesario movilizarse y hacerlo de forma unitaria y radical. No bastan movilizaciones puntuales, más o menos protocolarias, la movilización tiene que ser continuada, hasta conseguir frenar los planes de gobiernos y patronal e imponer una salida diferente a la crisis. Tampoco basta con que cada sindicato se movilice por su cuenta, activando a una parte de su militancia. La gravedad de la situación requiere que se movilice la mayoría de las personas trabajadoras, pero para que eso sea posible las convocatorias deben de ser unitarias. La derecha, la Banca y la patronal mantienen una dinámica de presión constante sobre los gobiernos. Es hora de que quien presione sea la gente trabajadora.

Un PowerPoint interesante para ver y leer...

lunes, 10 de mayo de 2010 · 0 comentarios

El pasado 7 de mayo de 2008, el fotógrafo y periodista Gervasio Sánchez subió a recoger uno de tantos premios, el Ortega y Gasset que otorga el diario El País, ante la asistencia de un concurrido público, entre ellos estaban también la vicepresidenta del gobierno, el presidente del Senado, varios ministros, Esperanza Aguirre y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, además de todos los demás medios de prensa.

Pues bien, parece ser que no debió ser del gusto de tan ilustre público el discurso de Gervasio Sánchez, cuando éste subió a recoger el premio, condenando dicho discurso al ostracismo y olvido de toda la prensa.

Así que, como la gran mayoría de medios no han querido publicarlo, ofrezco este PowerPoint para que lo lean algunas personas más.

Cuando lo leáis, entenderéis el porqué no han querido darle publicidad.

Deshazkundea: Eraldaketarako trenza politikoa

miércoles, 5 de mayo de 2010 · 0 comentarios

Florent Marcellesi, Igor Moreno Jauregui eta Iñaki Valentin: Berdeak/Los verdes, Gorripidea ildoa Zutik eta Antikapitalistak alderdietako kideak, hurrenez hurren.

Krisi ekologiko, ekonomiko eta sozio-politiko nabarmena pairatzen ari garen egoera honetan, mugimendu eraldatzaileek erantzun berriak eta ekintza bide berriak behar dituzte.

Ezker antikapitalistaren alderdi baten aldetik eta ekologia politikoarenetik, deshazkundea balio handiko lanabes politikotzat hartua izan da. Horrela izanik, bere logika bidegabe eta defendaezina ezbaian jarri gabe alde "berde"-rantza jo nahi duen sistema kapitalista hau era eraginkorrean gainditu ahal izateko tresna dela pentsatzen dugu. Modu erabakiorrean ez badugu jarduten, etorkizun latzari egin beharko diogu aurre.

Deshazkundearen kontzeptuak, produktibismoaren oinarriak kolokan jartzen ditu, geure planeta amaikor honetan hazkunde amaigabea ezinezkoa dela mahaigaineratuz. Ideologia desberdina duten egileen lanetan oinarituz, hala nola Ivan Illich, André Gorz edo Nicholas Georgescu-Roegen, hazkunde ekonomikoa gizakiaren ongizatearen eredua dela, eta hare gehiago, ekosistemen kontserbazioa bermatzen duelako adostasun orokorraren kontra doa mugimendu hau. Honekin batera, orain 50 urtetik hona mundu mailan eman den BPG-aren (PIB) etengabeko igoera dela eta, gizateriaren aztarna ekologikoa -hau da, gure gizarteek ingurugiroarengan duten eragina- gaur egun gure planetak daukan birsortzeko ahalmena ia % 30 batean gainditzen dute. Pertsona guztiak euskal herritargoa bezala biziko balira, hiru planeta beharko lirateke. Bien bitartean, bidegabekeria eta desberdintasunak areagotzen dira, bide bazterrean utziz ez bakarrik hegoaldeko herrialdeak, baizik eta baita gaur egun Euskadin pobrezia erlatiboaren mailaren azpitik bizi den % 9-a ere (% 20-a estatu espainiarrean); hori, herritargoak auzi energetikoetan esku-hartu ezin izateak suposatzen duen defizit demokratikoa eta demokrazia zuzen eta erabakigarrizko bideen existentzia eza kontuan izan gabe.

"Deshazkunde" hitzaren egokitasun eta erabilpenak dituen ondorioak eztabaidagarriak badira ere, kasurik gehienetan kontzeptu hau arbuiatzeak, egiatan, bere eduki iraultzaileak eta berau manipulatzearen zailtasunak izu nabarmena ezkutatzen duela esan beharra dago ("garapen iraunkorra"-rekin gertatu ez den bezala). Era berean, geroz eta pertsona eta gizarte mugimendu gehiagok ari dira deshazkundea erabiltzen ez bakarrik haien "borondatezko soiltasun" printzipioen arabera bizitzeko, baita organizatu, hausnartu eta aldaketarako proposamen zehatzak eskaintzeko ere. Horrez gain, Frantzian, Italian edo eta Estatu espainiarrean, mugimendu "berde"-ak bultzada nabaria ematen ari dio auzi honi politikaren ildotik, eta ezker antikapitalistaren aldeko mugimenduek ere, gero eta gehiago ari dira honen inguruan lanean.

Dudarik gabe, deshazkundearen kontzeptuak, planeta honen amaikortasunaren ideia eta "gutxiagorekin hobeto bizi" leloa barne hartzean, ukaezinezko dohainak ditu, eta ikuspuntu politikoaren aldetik, etorkizunerako baliabide garrantzitsuak ekar litzake, hala nola:

Garapena, lana edo aberastasuna bezalako kontzeptuen birplanteamendua, eta beste batzuen errekuperazioa eta hoietan sakontzea, hala nola gizarte-justizia, herritargoa edo eta demokrazia. Proposamen berriztatzaileak, Ingurugiro-justizia eta Iparra-Hegoaren arteko harremanak kasu; ekoizpen-kontsumo prozesuen birlokalizazioa edo hirigintza eredu berrienganako apostua, "trantsizio-hiriak", esaterako.

Norbanakoaren jokaera eta taldekako ekintzaren arteko koherentziaren balioa.

Gizartea eta eraldaketa sozialerako guneen arteko zubia, eta alderdi eta mugimendu berde, antikapitalista eta ekosozialisten arteko lotura estrategikoaren eraketa.

Beraz, etengabeko hazkundean oinarritutako eredu kapitalistaren aurrean, deshazkundeak aukera berria eskaintzen du, ulertzeko erraza izanik, iraultzailea ere badena. BPG (PIB)-aren diktaduraren aurrean, jarri dezagun gizakia berriro ere eztabaidaren gune. Ez dezagun denbora gehiago alferrik galdu "bizibidea atera behar" horretan eta ingurugiroa suntsitzen; egin dezagun burujabetasun pertsonal zein kolektiboaren alde, hala nola ekonomiaren konbertsio ekologikoaren alde ere, kontsumoa gutxituz eta gure benetako beharrizanen arabera ekoiztuz; lana banatu dezagun denbora libre gehiago edukitzearren, eta aberastasun sozial zein ekologikoaren sortzaile diren ekintzetan erabili dezagun berau. Laburbilduz, hiritargoaren, ingurumen eta gizarte-justiziaren alde egin dezagun, gaur eta bihar, Ipar zein Hegoaldean. Hitz batean, egin dezagun gutxiagorekin hobeto bizitzearen alde!

Azken batean, deshazkundea ez da mugimendu erabat berria; beharbada, ezin daiteke ezta ideologia politikotzat hartu ere. Halabaina, sistema harrapari eta bidegabe honi aurre egiteko aukera eskaintzeko ahalmena dauka, bai eta tradizio politiko eta sozial ezberdinen arteko zubiak eratzekoa. Honek tresna politiko indartsu eta estrategiko bihurtzen du, eta era berean eraldaketa soziala gauzatzeko apustua.

El velo de Najwa

lunes, 3 de mayo de 2010 · 0 comentarios

Koldo Aldai Escritor Gara 3 de mayo de 2010

El problema sería que todas las cabezas fueran iguales, que se cubrieran de la misma forma. Cada quien con su paso y su pasado, con su cultura, hábitos y costumbres... avancemos hacia un espacio común, hacia una plaza de todos.

Lo importante no es lo que nos ponemos sobre la cabeza, sino lo que es capaz de abrigar nuestro corazón. Cabemos todos y todas en las mismas aulas. En las mismas calles, en la misma Tierra. ¡Bienvenido el velo, la kipá, la túnica, el crucifijo... siempre y cuando vistamos prendas o símbolos en pleno ejercicio de nuestra voluntad! Ya no es tiempo de exclusiones, sino de honrar todas las tradiciones sagradas que nos salen al paso.

El aprecio por las sanas costumbres ajenas mide la anchura del corazón de los individuos y pueblos. A nadie le asuste el velo de Najwa. El discreto pañuelo sobre la cabeza de la adolescente no debiera haber saltado a los titulares. No obstante, si necesario es asegurar la libertad de indumentaria en todos los centros de enseñanza, tanto lo será asegurar que la decisión de la joven de origen marroquí ha sido adoptada en libertad. Es preciso confirmar que no fueron sus padres los que la obligaron a colocarse la prenda en la cabeza. De nada sirve que se garantice a nivel público una libertad que después puede ser cercenada en el hogar.

A pesar del alboroto desmedido, Najwa y su hiyab nos han permitido reflexionar colectivamente sobre el ejercicio de la libertad, han traído a primer plano de actualidad un rico debate sobre la jerarquía de valores universales. El gobierno del propio cuerpo y su manifestación, la generalidad de los derechos humanos anteceden al derecho de expresión de las formas culturales y religiosas. Una vez asegurados los primeros, deberemos ser escrupulosamente respetuosos con esas diferentes formas de expresión.

Abracemos un Islam amable que respeta plenamente el libre albedrío de la mujer, pero no transijamos si ellas se ven marginadas, acalladas u oprimidas por un machismo excesivamente pujante. Puertas abiertas en todas las aulas, pero que nadie imponga cómo ha de obrar o vestir la mujer, por joven que sea.

Hay únicamente una condición para que cada quien avance con su velo, con su kipá, con su túnica, con su crucifijo... hacia el espacio común, y es que lo haga en pleno ejercicio de su más absoluta libertad. Habremos de aceptar incluso el burka en nuestras aulas, en nuestro vecindario, siempre y cuando ese burka haya sido calzado motu proprio. Las calles deberán abrirse para estas mujeres enjauladas, por más que resulte difícil comprender que una mujer desee meterse en esa cárcel andante. Ella ha de conquistar el sol y el viento en su cara y para ello contará con el apoyo unánime de toda la sociedad.

Francia se dispone a prohibir el burka, sin embargo la libertad es ley suprema, por más que nos duela ver a esas mujeres encerradas en su propia tela negra. Esa libertad marca un precio excesivamente alto. Hay un dominio más íntimo de conquista de libertades en el que la acción del Estado se encuentra muy limitada.

Bendigamos, aun con todo, este momento de cruces de caminos y de fecundación cultural y religiosa. El problema sería que todas las cabezas fueran iguales, que se cubrieran de la misma forma. Cada quien con su paso y su pasado, con su cultura, hábitos y costumbres... avancemos hacia un espacio común, hacia una plaza de todos. Lo importante es que la armonía, no sólo la tolerancia, se extienda más allá de la convivencia con los nuestros. Lo diverso siempre añade, cuando logramos tumbar nuestras tapias, cuando nos ensayamos en sumar y no restar, cuando concluimos que cada quien somos, en alguna medida, reunión de todos.

No tiemblen los incondicionales del crucifijo, porque si algo significa aún ese Ser excelso, ese Cristo sublime que dos mil años después siguen clavando al triste madero, es acogida y abrazo incondicional. Ese Jesús de la Cruz, que preside aún tantas aulas públicas, no instituyó religión alguna, y si lo hizo fue la del amor incondicional, la de aulas, calles y plazas para todos... Si no deseamos perder nuestras raíces cristianas deberíamos comenzar apeando a Jesús del madero y al propio madero de las paredes públicas, abriendo puertas de institutos y de corazones cerrados.

Bajemos las espadas, compartamos aula en el corazón de nuestras ciudades, compartamos templo en la encrucijada de los caminos, pues el tiempo ya ha llegado de honrar la verdad y belleza que las demás tradiciones también encarnan. Cruzada sólo contra nosotros mismos y el «infiel» que nos habita, infidelidad a la ley de amparo, a la ley de la fraternidad universal. Agitemos las bridas, salgamos del ensueño de reconocernos separados, cabalguemos nuestros desiertos hasta tropezar con la Jerusalem interior donde brilla una cúpula ancha en su oro, infinita en su acogida.

emeek emana

Soberanía y emancipación

Soberanía y emancipación
Bikila

Mosaiko. Gure esju dago

Mosaiko. Gure esju dago
VIDEO. Pincha la imagen

Gorripidearen Aurkezpena

Lehenengo Konferentzia

Lehenengo Konferentzia
1ª Conferencia de Gorripidea

Eztabaida - Debate

Dekalogoa

Gure esku dago

Giza eskubideak / DDHH

Gernikako akordioa

Garoña Itxi Orain!

VIDEO. German gogoan

Etxe kaleratze gehiagorik ez!

Etxe kaleratze gehiagorik ez!
VIDEO: Pásalo

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA
Joxe Iriarte "Bikila" Cumbre del Akonkagua 6.959 m

Artxiboa

Etiketak