Proporcional y profesional

viernes, 23 de septiembre de 2011 · 0 comentarios








Según el Consejero de Interior del Gobierno Vasco Rodolf Ares: el despliegue y actuación de la Ertzantza en el desalojo de Kukutza ha sido "proporcional y profesional"...

Para desalojar a una treintena de jovenes, se ha utilizado: Un helicoptero, dos tanquetas, más de 15 furgonetas, coches patrullas, vehiculos camuflados, un elevador, uso de porras extensibles... menos mal que todavía no tienen fragatas.

Prentsa oharra

martes, 20 de septiembre de 2011 · 0 comentarios

BATERAGUNE AUZIKOAK ASKATU

Larunbatean denok Bilbora!

Angela Murillo Auzitegi Nazionaleko epailearen bidegabekeriak ez gaitu harritu, bai ordea, haserretu. Izan ere, eskuin muturreko epai horrek ez da lehenengo aldiz halako bidegaberi bat burutzen duela, eta agerian uzten du sektore horrek nahiago duela gatazkak bere horretan jarrai dezan konpontzea baino.

Alderantziz, Euskal Gizarteak konponketa nahi du eta horregatik arbuiatzen du bide errepresiboa eta, aldiz, txalotzen du auzipetuek bultzaturiko bide politiko hutsetan oinarrituriko estrategia.

Horregatik, GORRIPIDEAK bat egiten du datorren larunbatean burutuko den manifestazioaren asmoekin

Euskal Herrian, 2011ko irailaren 20an

Bateragune y el Huracán Ángela

· 0 comentarios

Ramón Zallo

La Sección 4ª de la Audiencia Nacional presidida por Ángela Murillo ha condenado con 10 y 8 años de prisión, que se dice pronto, a Otegi, Díez y otros, como supuestos dirigentes políticos de un supuesto organismo político (Bateragune) que no se prueba lo que era. Tanto el tablero político como el judicial quedan tocados.

El tablero político lo ha zarandeado el Huracán Ángela.
A medio plazo, la sentencia representa la respuesta negativa y vindicativa de la parte del sistema institucional más vinculada a la derecha, primero contra el derecho de asociación de los independentistas y, después, contra el proceso virtual y unilateral de paz ya iniciado. En el primer caso sostiene que, misteriosamente, hagan lo que hagan, la izquierda abertzale histórica está vinculada a ETA porque ETA es independentista -¡impecable razonamiento!-. En el segundo tema no solo rechaza cualquier negociación o gesto de distensión o pista de aterrizaje. Propugna sólo la pura represión.

Condenar por largos años a los líderes políticos partidarios de la paz inmediata -en juicio dijeron que "la estrategia militar de ETA sobra y estorba a la izquierda abertzale"- crea una alianza espuria de polos contrarios: la parte de ETA que quiere continuar -junto a una pequeña minoría irredenta de la propia izquierda abertzale- y toda la derecha postfranquista partidaria de la tensión. A ésta no le importa que Euskal Herria hierva; más se reafirmará España, más difícil tendrán los nacionalismos vascos para sus reivindicaciones con la funcional "amenaza de ETA" y más se fortalecerá el lado oculto del Estado.

A corto plazo, le deja a la izquierda abertzale histórica sin sus líderes más valiosos, dificultando construir un proyecto en positivo, para tener que insistir en lo reactivo. Pero, al mismo tiempo, un sector del electorado vasco en los comicios próximos reafirmará el voto solidario con Bildu+Aralar. Su compromiso con la paz se entenderá como un antídoto doble: frente a las amenazas de un Estado perverso y frente a una ETA en stand by aunque sea confuso. Y ello ya antes de la campaña.

La estrategia palestina para el reconocimiento internacional en la ONU

· 0 comentarios

Antonio Basallote / Centro de Información Alternativa (AIC)

Con la conclusión de un mes de Ramadán bastante duro, y el inicio de las negociaciones en Naciones Unidas para un eventual reconocimiento de Palestina como Estado soberano e independiente, septiembre se presenta severamente tenso e incierto, tanto a nivel diplomático como sobre el terreno. Si la iniciativa diplomática palestina consigue seguir adelante, hasta 170 países podrían votar a favor de esta, lo que a priori y pese a la oposición de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad, le dotaría de un nuevo y mejor estatus jurídico en el plano internacional como Estado independiente o, al menos, "observador".

Antes de realizar un sucinto análisis de la estrategia diplomática palestina que se atisba en septiembre y de cualquier interpretación e hipótesis, resulta inevitable partir de tres premisas contextuales fundamentales: la realidad sobre el terreno, el marco del derecho internacional y, por último, cuál es el posicionamiento oficial israelí ante la iniciativa diplomática:

Los hechos sobre el terreno: Cuál es la situación de hecho sobre los Territorios Ocupados sobre los que se pretende el reconocimiento. El territorio en cuestión es el mismo que está destinado a la creación de un Estado Palestino independiente por la resolución 242 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y refrendado por subsiguientes resoluciones. Un territorio que en condiciones normales configuraría un 22% aproximado de la Palestina histórica (esto es, la misma del Mandato Británico entre 1917-1947), pero que con la ocupación militar israelí, las colonias y todo su enrevesado entramado de obstáculos a la libertad de movimientos y a la continuidad territorial (carreteras de uso exclusivo para colonos, bases militares, chekpoints, campos de entrenamiento, vertederos de los colonos, etc) se limita a una serie de localidades semiautónomas inconexas y de guetos o bantustanes cercados por el muro y/o por barreras militares.

Libia, el caos y nosotros

· 0 comentarios

Santiago Alba Rico (Gara)

La última semana de agosto, tras la entrada de los rebeldes en Trípoli, el mundo árabe estalló en un grito de alivio y júbilo. En Yemen y Siria las manifestaciones contra las dictaduras de Ali Saleh y Bachar Al-Assad multiplicaron su número e intensidad al calor de esta victoria que todos los pueblos de la región vivieron como propia. En Túnez, el 22 y 23 de agosto, refugiados libios y ciudadanos tunecinos lo celebraron en la capital, pero también en Sfax, Gabes y Jerba, la caída de Gadafi.

Los propios partidos de izquierda se sumaron a la celebración. El Partido Comunista Obrero de Túnez, de Hama Hamami, uno de los opositores más perseguidos por el régimen de Ben Ali, difundía el 24 de agosto un comunicado en el que felicitaba «al hermano pueblo de Libia por su victoria sobre el despótico y corrupto régimen de Gadafi, confiando en que ahora el pueblo libio pueda decidir su destino, recuperar sus libertades y derechos y construir un sistema político basado en la soberanía que le permita regenerar su país, movilizar sus riquezas en favor de todos los ciudadanos y establecer profundas relaciones de hermandad con los pueblos vecinos».

En los últimos seis meses, en todas las capitales árabes donde la gente protestaba contra los dictadores locales, a menudo jugándose la vida, se han celebrado manifestaciones de solidaridad con el pueblo libio; nos guste o no, aún siendo una de las zonas más anti-imperialistas del mundo, no ha habido ninguna protesta contra la intervención de la OTAN.

Un posible intempestivo

· 0 comentarios

Reseña del libro póstumo de Daniel Bensaid

Michael Lowy

El último libro de Daniel Bensaid /* es un proyecto que se remonta a 2004 y en el que trabajaba aún los meses que precedieron a su muerte (12 de enero de 2010). Es un trabajo inacabado, pero de una gran riqueza, que abre numerosas pistas de investigación. Como observa René Schérer en su prefacio, su escritura es interrogativa, apresurada, ardiente, como llevada por la urgencia, en la inquietud de una muerte trágicamente demasiado cercana.

Se podría decir que el hilo conductor es un esbozo de “genealogía de la desesperación”, un análisis crítico de los pensamientos que parecen considerar -aunque sea para deplorarlo- que la dominación del capitalismo no tiene ningún límite.

¿Se puede romper con esta dominación por simple rechazo de la servidumbre voluntaria (según la clásica definición de Etienne de La Boétie)? Inspirándose en la obra (la Révolution) de un socialista libertario -desconocido- de comienzos del siglo XX, Gustav Landauer, Daniel observa lúcidamente: se puede escapar a la servidumbre voluntaria expulsando el tirano de la cabeza de uno, no se puede romper la sumisión involuntaria al despotismo impersonal del capital más que mediante la lucha de clases.

Kukutza ikutu bez!!

jueves, 15 de septiembre de 2011 · 0 comentarios







http://www.youtube.com/watch?v=aM8sl7gfhgE&feature=player_embedded

Tiempos de aceleración, tiempos de estrategia, tiempos de 15-M

· 0 comentarios

Intervención de Sandra Ezquerra en el Foro sobre el 15M de la II Universidad de Verano de Izquierda Anticapitalista.

http://www.kaosenlared.net/noticia/tiempos-aceleracion-tiempos-estrategia-tiempos-15-m


Tal y como apuntaba Daniel Bensaïd, el tiempo que marca los episodios de cambio social no es el tiempo liso de la aguja del reloj, sino más bien un tiempo roto, ritmado, de aceleraciones bruscas y ralentizaciones repentinas. Al revivirlo desde la distancia resulta difícil creer que tantos acontecimientos, tanta intensidad y tanto trabajo puedan haber cabido en unas pocas líneas del calendario. El movimiento 15-M constituye uno de esos poco frecuentes casos de desaceleración y celeridad simultáneas del tiempo, así como de condensación de todo lo que en él sucede: momentos donde los minutos albergan horas, los días semanas, las semanas meses y, como resultado, se tornan contenedores de procesos de avance, debate y transformación extraordinarios. Nunca pensamos que podríamos aprender tanto ni sospechamos que podríamos hacerlo en tan poco tiempo.

Numerosas ciudades españolas vieron el 15 de mayo sus calles inundadas por multitudinarias manifestaciones reivindicando que “no somos mercancías en manos de políticos y banqueros”. Las noches posteriores fueron testigos del estallido de una chispa que llevaba tiempo fraguándose. Las decenas de personas que inicialmente acamparon en las plazas devinieron centenares y miles. Las víctimas de una crisis sin precedentes y de un sistema económico que sobrevive al precio de crear miseria mostraban por fin su hartazgo y exclamaban públicamente que el rey anda desnudo.


Tres años de crisis, tres meses de indignación

lunes, 5 de septiembre de 2011 · 0 comentarios

Josep Maria Antentas y Esther Vivas

Nos acercamos al tercer aniversario de la quiebra de Lehman Brothers y del estallido formal de la crisis, "una racionalización irracional de un sistema irracional" como nos recuerda el geógrafo David Harvey. En el momento del crack del sistema financiero, los dueños del mundo vivieron un breve momento de pánico alarmados por la magnitud de una crisis que no habían previsto, por su falta de instrumentos teóricos para comprenderla y por el temor a una fuerte reacción social. Llegaron entonces las vacías proclamas de "refundación del capitalismo" y los falsos mea culpa que se fueron evaporando, una vez apuntalado el sistema financiero y en ausencia de una explosión social.

Se entró así en una nueva fase en la que, con la crisis y el déficit como pretexto, las políticas aplicadas en el conjunto de la Unión Europea han buscado recortar los derechos sociales, infligir una derrota histórica a los trabajadores y reforzar los mecanismos de dominación de clase. Para los poderes económicos las regulaciones sociales que aún existen en el viejo continente son un freno para la competitividad internacional de la economía europea y un molesto peso en la espalda del que se quieren deshacer. Las medidas del gobierno Zapatero desde mayo de 2010 y los recortes del gobierno de Mas, en Cataluña, el "gobierno de los mejores" (con las tijeras), se inscriben plenamente en esta dinámica general.

Llegaremos al tercer aniversario de la crisis con una sensación ambivalente. Por un lado, tenemos la cruel constatación de la magnitud de la tragedia y los graves efectos sociales de un descalabro económico que, lejos de haber quedado atrás, amenaza con agravarse con la aceleración de las turbulencias financieras internacionales, en un contexto donde las clases dominantes manifiestan una virulenta determinación por hacernos pagar a todos el coste de su crisis. Por otro lado, sin embargo, llegamos a este punto con la alentadora evidencia de que, finalmente, la revuelta social contra un estado de cosas intolerable ha comenzado.

Efectivamente, si el movimiento del 15M ha transmitido algún mensaje, éste es el de la esperanza, ante el desánimo y el pesimismo, en la capacidad colectiva de cambiar las cosas y de poder ser sujetos activos, y no meros objetos pasivos de las necesidades del capital y su lógica del beneficio y la competencia. La indignación es, precisamente, como señalaba Daniel Bensaïd, "lo contrario del hábito y la resignación".

La esperanza que el movimiento ha traído a aquellos que quieren "cambiar el mundo de base" es directamente proporcional a la inquietud que ha generado en los grupos dominantes de la sociedad, abruptamente interpelados por un nuevo actor que desafía su monopolio sobre los asuntos colectivos y la vida pública y cuestiona las definiciones oficiales de la crisis, que presentan una visión unilateral e interesada.

El 15M y la política dominante representan dos lógicas diferentes, irreconciliables. Por un lado, la aspiración a la justicia social y a una democracia real en el sentido más amplio del término, es decir, a la capacidad de decidir sobre el propio destino. Por otro lado, los dictados de los intereses empresariales y el imperio del beneficio privado. Ambas marcan dos hojas de ruta antagónicas para nuestra sociedad. Nuestro futuro será muy diferente en función de qué prevalezca.
En sus tres meses de existencia, el movimiento ha significado un fuerte proceso de politización de la sociedad, de reinterés por los asuntos colectivos y de reocupación social de un espacio público usurpado cotidianamente por los intereses privados. Ha significado un aprendizaje colectivo del ejercicio de la democracia y la autoorganización. Nos ha enseñado a comenzar a "aprender a desaprender" para deshacernos de las ideas hegemónicas sobre la realidad y ha contribuido a difundir un "sentido común alternativo".

La marea de indignación movilizada no ha alcanzado todavía suficiente fuerza para detener las políticas en marcha, si bien ha logrado algunas victorias concretas, aunque defensivas, importantes como la parálisis de muchos desahucios y el debilitamiento de la aplicación de las ordenanzas del civismo.

Todo ello, no es un mal balance para un movimiento que, guste o no, está apenas empezando a demostrar lo que es capaz.

*Josep Maria Antentas es profesor de sociología de la UAB y Esther Vivas es miembro del Centro de Estudios sobre Movimientos Sociales (CEMS) de la UPF.
**Artículo publicado en Público (ed. Catalunya), 03/09/2011.

emeek emana

Soberanía y emancipación

Soberanía y emancipación
Bikila

Mosaiko. Gure esju dago

Mosaiko. Gure esju dago
VIDEO. Pincha la imagen

Gorripidearen Aurkezpena

Lehenengo Konferentzia

Lehenengo Konferentzia
1ª Conferencia de Gorripidea

Eztabaida - Debate

Dekalogoa

Gure esku dago

Giza eskubideak / DDHH

Gernikako akordioa

Garoña Itxi Orain!

VIDEO. German gogoan

Etxe kaleratze gehiagorik ez!

Etxe kaleratze gehiagorik ez!
VIDEO: Pásalo

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA
Joxe Iriarte "Bikila" Cumbre del Akonkagua 6.959 m

Artxiboa

Etiketak