El derecho al delirio

martes, 22 de mayo de 2012 · 0 comentarios

Eduardo Galeano - El Derecho al Delirio (Legend)

http://www.youtube.com/watch?v=m-pgHlB8QdQ&feature=youtu.be

Primer aniversario del 15M

· 0 comentarios

Entrevista a Josep Maria Antentas y Esther Vivas en Para todos La 2

Hoy hace un año del 15M, y nos interesamos por saber cómo han transcurrido estos 365 días desde las primeras concentraciones: las plazas se han vuelto a llenar de asambleas y foros, pero ¿en qué punto se encuentra el movimiento 15M un año después? ¿Cuáles han sido los frutos de estas protestas?

Entrevista a Esther Vivas, del Centro de Estudios sobre Movimientos Sociales de la UPF, y Josep Maria Antentas, profesor de sociología de la UAB, ambos autores de Planeta Indignado. Ocupando el futuro

VIDEO: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=PAK7BeHiF5s


Bateragune

lunes, 21 de mayo de 2012 · 0 comentarios

Pedro Ibarra Güell, José Manuel Castells, Xabier Ezeizabarrena y Jon Gurutz Olaskoaga. Profesores de la UPV

La sentencia del Tribunal Supremo sobre el caso Otegi recuerda, una vez más, que una de las funciones principales de los Altos Tribunales españoles -Tribunal Constitucional y determinadas Salas del Tribunal Supremo- es la de tomar decisiones políticas que impidan procesos y prácticas de autogobierno de las comunidades autónomas; que impidan el ejercicio de determinadas libertades en cuanto las mismas, aunque sea tangencialmente, puedan cuestionar los principios de Orden y Autoridad; que impidan la implantación y el desarrollo de formaciones políticas de izquierda, especialmente si las mismas son nacionalistas no españolas. Sin duda la sentencia del asunto Otegi y sus compañeros constituye una concreta y auténtica exhibición de injusticia asentada en un alarde de incompetencia jurídica. Pero es mucho más evidente que, una vez más, este Tribunal, pretende, con el argumento de una inexistente violencia, impedir o dificultar la presencia política de un líder de una formación política nacionalista vasca por ser "rojo separatista". Y punto. Este tipo de decisiones políticas se corresponden con el proyecto estratégico, la ideología y cultura política de la derecha autoritaria y antisocial, con la derecha contraria a los proyectos políticos nacionalistas periféricos; en suma, con la derecha nacionalista española. No entramos a considerar el grado de dependencia de estos Altos Tribunales del poder ejecutivo. Con la función auto-otorgada o pactada de hecho, hacen su misma política. Se complementan. Son otra fuente de poder en la mencionada estrategia contra la pluralidad vasca. Una poderosa -muy poderosa- fuente de poder que, además, no ha sido elegida por los ciudadanos que la padecen.

El Gobierno Vasco decía recientemente que, en su mayoría, la sociedad vasca no entiende la sentencia de Otegi. Ni la sociedad vasca, ni la mayoría de los seres humanos pueden entender que se condene a la cárcel a una persona, acusándole de ser miembro de una organización violenta, cuando la actividad por la que se le juzga consiste, precisamente, en poner en marcha un proceso político marcado por la separación de esa violencia. Como, dicho sea de paso, tampoco se entiende que el Ministro del Interior diga que no hablarán con ETA hasta que se disuelva. Ya nos gustaría que el Sr. Fernández nos explicase cómo se dialoga con alguien en estado gaseoso o inexistente. Solo parecen posibles estas conversaciones en un plano muy místico. Quizás podría ser esta la propuesta de Interior dadas las acendradas convicciones religiosas de su ministro.

Pero bueno, a lo nuestro. No solo la sociedad no lo entiende. Además, está cabreada. Y está segura de que tal decisión no es una casualidad, sino que obedece al talante y a las convicciones antinacionalistas provenientes de la más rancia derecha española. La mayoría de la sociedad vasca desearía que tales tribunales desapareciesen o al menos nos dejasen en paz. Porque nuestras convicciones, valores y proyectos de convivencia política son diametralmente opuestos a los que nos pretenden imponer esos tribunales.

Lo que sigue es una propuesta razonable. El Gobierno Vasco debería hacer una declaración institucional en la que afirmase no reconocer la legitimidad de los citados tribunales. Al Gobierno Vasco le consta que, de forma casi permanente, las decisiones de esos tribunales vulneran derechos individuales y colectivos de la comunidad vasca, impiden el desarrollo de su autogobierno -o recortan el logrado-, impiden y castigan el ejercicio pacífico de determinadas opciones políticas. Toman decisiones que se enmarcan en un sistema de valores y creencias relativos a la convivencia social, económica y política, contrarios a los mayoritariamente sentidos y deseados por la sociedad vasca.

Por tanto, es razonable que manifestemos nuestra distancia real con tales tribunales. Que se olviden de nuestro país. Que se abstengan de dictar resoluciones judiciales carentes de rigor y de garantías jurídicas. Que sería deseable contar con una jurisdicción realmente garantista con los derechos fundamentales de todos.


Ciertamente tal declaración de desconexión política parcial, tiene solo -aunque muy relevante- valor simbólico, porque esos Altos Tribunales seguirán tomando decisiones y exigiendo a los gobiernos, incluido el vasco, que las acaten.

El Gobierno Vasco acaba de rechazar distintos recortes sociales del Gobierno de Rajoy. En cierto modo es un rechazo más radical y más operativo que el que proponemos. En el primer caso el Gobierno Vasco puede en la práctica no aplicar los recortes del PP y, además, niega legitimidad al Gobierno Central que, aunque con muy escaso entusiasmo en el País Vasco, al fin y al cabo mantiene una cierta representatividad, y surge de un proceso electoral.

En el caso del no reconocimiento del Poder Judicial, el Gobierno Vasco no va poder sacar a Otegi de la cárcel y además rechaza a unas instituciones jurisdiccionales (perdón, político/judiciales) que no han sido elegidas por sus ciudadanos del País Vasco.

Últimamente se le ve al Gobierno Vasco con ganas de plantarle cara al Gobierno Central; apunta maneras desobedientes. Pues estaría muy bien que siguiese en esa onda, reclamando para el País Vasco un poder judicial propio. Algo del todo necesario, especialmente en materia de protección de los derechos fundamentales.

Algunos -siempre con la mosca detrás de la oreja- dirán que el no reconocimiento es el primer paso de una cadena. Del no reconocimiento a la desobediencia civil, y de ahí a la desconexión plena; que el no reconocimiento llevaría inevitablemente a la independencia. No decimos que no. Pero en cualquier caso es otra historia

¿20 años de desarrollo sostenible?. RÍO+20

· 0 comentarios

Del 20 al 22 de junio de 2012 se celebra la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible en Río de Janeiro (Brasil), más conocida como Río+20. Esta conferencia se celebra en un contexto mundial de crisis global y ataques a los derechos sociales y laborales sin precedentes. Los síntomas son, veinte años después, claros e inequívocos. El planeta se encuentra ahora en una crisis sistémica del capitalismo neoliberal todavía más profunda que entonces. Por un lado, la situación ambiental es en general peor hoy que ayer. Esta situación de injusticia social y ambiental seguirá no solo existiendo sino que se hará aún más profunda mientras no cambie el modelo económico que la sustenta: un modelo basado en el crecimiento continuo y sin fin, que necesita consumir cada vez más recursos para seguir funcionando, y que solo puede hacerlo a costa del medio ambiente y de las poblaciones más desfavorecidas.

Para profundizar en el debate sobre la crisis global, el concepto de Economía Verde, desarrollar estrategias para fortalecer las luchas comunes y ampliar la articulación social; distintas organizaciones sociales y ecologistas os invitamos a las jornadas que se celebraran los días 28, 29, 30 y 31 de Mayo en Bilbao, en el edificio de la Bolsa (c/pelota 10), así como en Barakaldo (c/San juan 10) y en Basauri.


PROGRAMA:


http://derechoshumanosdelcampesinado.org/es/descargas.html?func=fileinfo&id=189

Bankia, el poder bancario y sus vasallos gubernamentales

miércoles, 16 de mayo de 2012 · 0 comentarios















Charles-André Udry . Sin Permiso

El rescate de Bankia marca una nueva etapa socio-política en España. La denuncia de la deuda y el objetivo de una nacionalización-desprivatización de los bancos se convierte en eslabón necesario de una lucha contra las políticas de austeridad. Es decir, contra el paro y la degradación histórica del salario social, contemplado como precio de la reproducción ampliada, en la duración de una vida, de la fuerza de trabajo colectiva del asalariado, a partir de baremos establecidos en los años 1970-1980. A lo que debería añadirse, a partir de coordinaciones sectoriales de resistencias y luchas, una perspectiva europea, socialista y democrática. Esto último puede plantear, bajo el ángulo de la solidaridad de clase, la cuestión de una reconquista soberana de derechos expropiados, derechos que traducían la necesaria satisfacción de necesidades sociales y de una verdadera seguridad, en primer lugar, de orden social.

Otra vez, Marruecos

martes, 15 de mayo de 2012 · 0 comentarios

Marruecos impide la entrada a El Aaiún, a una Delegación de Observadores de DDHH.

Su objetivo era permanecer cinco días en los territorios ocupados y mantener entrevistas con defensores de los derechos humanos como Aminatu Haidar y otros representantes de la población saharaui.

http://www.que.es/ultimas-noticias/espana/201205091717-marruecos-impide-entrar-aaiun-delegacion-efe.html

El agujero de Bankia en cinco cifras que se entienden

· 0 comentarios

Ignacio Escolar 08/05/2012


7.000 millones de euros. Es lo que el Gobierno calcula que tendrá que prestar a Bankia para empezar a hablar. No está claro si hará falta más dinero y tampoco que vayamos a cobrar. Tampoco es el primer cheque: el Estado ya había prestado antes otros 4.465 millones, hace dos años. En total, son 11.465 millones: más que todo el hachazo en educación y sanidad (10.000 millones), casi seis veces más que los recortes en Ciencia e I+D (2.000 millones), tres veces lo que se ahorró con la bajada de sueldos de los funcionarios (4.000 millones) o más de siete veces lo que se recortó al congelar las pensiones (1.500 millones).


12.992 millones de euros. Es lo que se supone que valía Bankia según su propia contabilidad, su valor en libros hace algo menos de un año. Para la salida a bolsa, el 20 de julio de 2011, se ofreció un descuento del 60% sobre esta cantidad para motivar a inversores a entrar en este pastel. Ni aún así: desde que cotiza, el valor de Bankia (el de la bolsa, no el de los libros) se ha reducido un 38% más.


4.600 millones de euros. Es lo que hoy vale Bankia, según su capitalización bursátil de ayer. Es decir: los mercados valoran a esta entidad financiera en un tercio de lo que el Estado tendrá que poner para reflotarla a ella y a su matriz, el BFA, que es una especie de banco malo donde el genio financiero de Rodrigo Rato dejó toda la basura del ladrillo para ver si así podía aguantar. Es obvio que el dinero público prestado difícilmente va a volver.


2,34 millones de euros. Es lo que cobró Rodrigo Rato el año pasado (más el variable) por su excelente gestión. Equivale a 260 salarios mínimos interprofesionales. Es decir, un trabajador que cobre el SMI tardaría dos siglos y seis décadas en ganar lo que Rato se levantó en 2011.


1,2 millones de euros. Es la indemnización máxima a la que tiene derecho Rodrigo Rato por su amable dimisión. En realidad, poco dinero: su sustituto como presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, se llevó 68,7 millones de euros tras jubilarse con 55 años del BBVA. Para que un empleado con el SMI pudiese cobrar una cantidad así, necesitaría 7.600 años de trabajo.

15M: una mirada al futuro

sábado, 12 de mayo de 2012 · 0 comentarios

Esther Vivas*. Público.es, 11/05/2012.
Intempestivo e inesperado. Así fue la emergencia de este movimiento de la indignación colectiva en el Estado español. Si el 14M nos hubiesen dicho que al día siguiente miles de personas saldrían a la calle y que en las semanas sucesivas se ocuparían plazas, se organizarían asambleas, se desafiaría al poder con actos de desobediencia civil masivos permaneciendo en las plazas... no lo hubiésemos imaginado. Pero así fue. La gente, dos años y medio después del estallido de la “gran crisis”, dijo “Ya basta”.

Y en la periferia de Europa, y emulando las revueltas populares en el mundo árabe, al calor de la Kasba y de Tahrir, la gente recuperó, reocupó, el espacio público. La Primavera Árabe nos devolvió la confianza en el “nosotr@s” y en la capacidad colectiva para cambiar el actual orden de cosas. Y mirando, también, a Islandia y a Grecia, el 15M rompió con el escepticismo, la resignación y la apatía imperante. Pero un año después de su eclosión, ソqué queda de todo ello? ¿Qué se ha conseguido? ¿Qué retos y perspectivas enfrenta?

El movimiento de la indignación colectiva ha calado fuerte. Más allá de las miles de personas que ocuparon las plazas, participaron en asambleas, se manifestaron en la calle..., muchas otras, desde sus casas, se sintieron “representadas” por esta marea indignada. Y es que con un 23% de paro, 175 desahucios diarios y uno de cada cinco hogares viviendo por debajo del umbral de la pobreza como no indignarse, rebelarse y desobedecer.

El 15M ha sido capaz de trascender el núcleo activista de la protesta, sumar a una nueva generación militante y hacer levantar a muchos otros de sus cómodos sofás. Son éstos, jóvenes, ecologistas, mujeres, abuel@s..., los que han configurado el “pueblo” de Sol, Catalunya. Un año después del 15M vemos cómo el poder económico y político ha quedado socialmente sentenciado como responsable de la actual crisis, poniéndose de manifiesto los vínculos estrechos y la connivencia entre ambos. Se ha desenmascarado una democracia de baja intensidad, y su secuestro por parte del poder financiero, donde quienes gobiernan no están al servicio del 99% sino del 1%. Se ha conseguido modificar el imaginario colectivo y el paisaje de fondo. La crisis ha significado un terremoto social, político y económico, pero la emergencia del 15M lo ha sido, también, en sentido inverso, generando un proceso de repolitización de la sociedad.

La crisis profunda y la emergencia del movimiento ha permitido “pensar en grande” y “actuar en grande”. Hoy ya no sólo se exige la reforma del sistema bancario sino que se defiende la expropiación y la nacionalización de la banca y el “no pago” de una deuda injusta, ilegítima e ilegal. El repertorio de acción se ha ampliado y radicalizado, ya no es suficiente con manifestarse y salir a la calle, ahora se ocupan plazas, se corta el tráfico, se paran desahucios... La crisis pone de manifiesto como, a menudo, lo ilegal es legítimo y lo ilegítimo es, precisamente, aquello que es legal. Ocupar casas o bancos puede estar penado, mientras que desahuciar a familias o estafar con las preferentes es perfectamente legal. Frente tan injusta realidad, ¿por qué no desobedecer o apoyar a quienes lo hacen? Ésta es una de las grandes victorias del 15M: normalizar estas formas de lucha y hacerlas socialmente aceptables.


Y, ¿qué retos y perspectivas se enfrentan? Cambiar el mundo de base no es una tarea ni fácil ni inmediata, por eso, como bien señalaba el filósofo Daniel Bensaïd, es necesario armarse de “una lenta impaciencia”. Hay que reconstruir otra correlación de fuerzas entre quienes ostentan el poder y la gran mayoría de la sociedad y esto requiere de un largo camino, no siempre lineal ni previsible. Y el 15M es tan sólo el prólogo de este ciclo de luchas que ha empezado. Al mismo tiempo, conseguir victorias concretas es extremadamente difícil, más allá de algunos logros defensivos. A pesar de que la indignación y el malestar social van a más, las políticas de recortes se intensifican.

Luchar contra la estigmatización, la criminalización y la represión es otra de las tareas fundamentales en el próximo período. La erosión del Estado de derecho va acompañada de la emergencia del Estado de excepción. Así lo hemos visto. A menor Estado social, mayor Estado policial. Se comienza por estigmatizar a quienes se movilizan tachándolos de “perroflautas”, se pasa a su criminalización diciendo que son “violentos antisistema”, hasta su represión mediante detenciones preventivas, páginas web delatoras, etc. Se trata de crear “un enemigo”, para justificar su represión. La política del miedo, de la intimidación, es la otra cara de la política de los recortes. Pero la masividad de la protesta es el mejor antídoto contra dichas medidas. ¿Cómo estigmatizar a los abuelos de un municipio que ocupan un ambulatorio contra su cierre?, ¿Cómo reprimir duramente a quienes se defiende con libros y manos?... se puede hacer, y se hace, pero no sin pagar un coste alto en la opinión pública. Hasta ahora la represión ha sido un bumerán que se ha vuelto en contra del poder.

A menudo se ha dicho que con el 15M “se ha perdido el miedo”, pero el “miedo” continúa estando muy presente en el lugar de trabajo, donde el capital domina sin apenas sacudidas. La sumisión de las direcciones de los sindicatos mayoritarios frente al gobierno y la patronal pesa como una losa en el conjunto de los movimientos sociales. Es necesario un sindicalismo combativo, que tenga su eje de gravedad no en las negociaciones por arriba sino en la lucha por abajo y que defienda una cultura de la movilización y la solidaridad.

Y si el movimiento plantea un cambio radical de paradigma no puede olvidar otros aspectos fundamentales de la crisis, más allá los económicos y la lucha contra los recortes, la deuda y las privatizaciones. La vertiente ecológica y climática de la crisis es un elemento central. No es posible pensar “otro mundo” sin combatir la lógica productivista de un sistema que no tiene en cuenta los límites de la tierra. Crisis económica y ecológica están íntimamente entrelazadas. Como tampoco es posible una alternativa que no busque acabar con un sistema patriarcal que invisibiliza, supedita y no reconoce el trabajo de las mujeres. Sin ir más lejos, la crisis económica actual tiene, claramente, rostro femenino.

La coordinación internacional es otro de los grandes retos a profundizar. A pesar de que el movimiento ha contado con jornadas de movilización global exitosas, como la del pasado 15 de octubre de 2011 y ahora las del 12M y el 15M, su coordinación es aún débil. El capitalismo es global y, consecuentemente, las resistencias al mismo tienen que ser globales, internacionalistas y solidarias. De la plaza a la indignación mundial hay un camino de ida y vuelta por el que se tendrá que transitar cada vez más.

Mirando un año atrás, pocos hubieran previsto la magnitud de los recortes (llegándose a modificar la Constitución para poner techo al déficit público) o de la represión (amenazando con la reforma del Código Penal para penar severamente las acciones directas no violentas), pero tampoco hubiésemos imaginado esta marea indignada que ha sacudido con fuerza el panorama político y social. En tiempos convulsos son falsas las certezas y sólo tenemos una: quienes ostentan el poder no renunciarán sin más a sus privilegios. No sabemos el resultado de este “combate” entre los “de arriba” y los “de abajo”, pero si no luchamos la partida está perdida de antemano.

*Esther Vivas es coautora, junto a Josep Maria Antentas, de “Planeta indignado.
Ocupando el futuro” (Sequitur).

Arnaldo Otegi: «Los enemigos de la paz no ganarán en Euskal Herria»

viernes, 11 de mayo de 2012 · 3 comentarios

Al hilo de las sentencias que se han producido en estos días (la del Tribunal Constitucional sobre la doctrina Parot y sobre nuestro caso) queremos haceros llegar unas reflexiones que conviene no olvidar a la hora de analizar con fidelidad la actual situación política que atraviesa nuestra vieja Euskal Herria.

a).- Quiero transmitiros, en primer lugar, que, frente a la charlatanería que prodigarán algunos miembros de la clase política en estos días sobre la independencia del Poder Judicial, el Estado de Derecho (la independencia judicial que la OCDE sitúa en el puesto 64, entre Irán y Egipto)… nosotros os proporcionaremos un dato cierto: hace semanas, más de un mes, que nuestras fuentes informativas (algunas de las que me informaron sobre el 11M incluidas) nos habían transmitido con exactitud casi milimétrica cuál iba a ser el criterio en la sentencia sobre la doctrina Parot… y cuál iba a ser la sentencia (¡incluida la fecha en que se haría pública!) en eso que ellos han denominado caso Bateragune. Pues bien, esta constatación debe llevarnos a zanjar definitivamente cualquier atisbo de duda en cuanto a que todas y cada una de las decisiones “judiciales” que afectan al independentismo obedecen única y exclusivamente a criterios POLÍTICOS.

b).- En segundo lugar, quiero recordaros que he manifestado con insistencia que existe una agenda manejada por los enemigos de la paz que busca, con cada vez mayor grado de crueldad y de desesperación al mismo tiempo, colapsar, bloquear, neutralizar y destruir el proceso de paz puesto en marcha por la izquierda abertzale y el conjunto del movimiento soberanista. Así que zanjemos también la duda sobre cuál es la naturaleza y voluntad de los que manejan esta agenda: impedir que la paz y la democracia se abran paso en Euskal Herria.

Ese es el objetivo y quienes manejan esa agenda son los señores Rajoy, Rubalcaba, Basagoiti, servicios de inteligencia…

c).- Y, ¿por qué oponerse a la paz, se preguntarán muchos? La razón es sencilla, no tienen agenda para ella, estaban comodísimamente instalados (haciendo negocio político e incluso económico) en el esquema “antiterrorista” que les permitía eludir sus responsabilidades, ocultar su verdadera naturaleza antidemocrática y maquillar la debilidad de sus posiciones políticas. Hoy la paz les da pavor… Por eso necesitan bloquear el proceso y hacerlo donde todavía tienen alguna posibilidad de influencia real: en la cárcel, en la represión… Lo necesitan porque saben que superar la fase de las consecuencias del conflicto nos llevará inmediatamente a la fase del diálogo sobre las causas del mismo. Y no tienen ni agenda ni alternativa creíble para esa fase, saben que no podrán oponer razones democráticas a los deseos del Pueblo Vasco de ser respetado como nación, con derecho a decidir libre y democráticamente su futuro.

d).- Estas actitudes represivas (que no hacen sino añadir más sufrimiento a decenas de familias vascas) tratan en esta ocasión de alcanzar al menos dos objetivos añadidos:

d.1) Por un lado, buscan el desistimiento del independentismo, la generación de nuevas frustraciones, la pérdida de confianza en nuestras posibilidades, haciéndonos creer que no seremos capaces de hacerles variar su posición de fortaleza… No lo creáis ni por un instante… La fortaleza de ese Estado se acaba de medir a ritmo de tango argentino… mientras la UE y EEUU miran hacia otro lado.

d.2) Además, esta vez, el Estado ha buscado “neutralizar” a un candidato posible para las próximas elecciones en Vascongadas. Comprenderéis que para mí supone un orgullo añadido, al ser militante de la izquierda abertzale, el que el Estado crea que con mi candidatura el independentismo ganaría las elecciones autonómicas. Pues bien, ya sabemos qué candidatos y candidatas no son del agrado de los enemigos de la paz… Así que preparemos con deleite la más refinada de las respuestas democráticas: hagamos que, por primera vez en la historia, el independentismo dispute con altas posibilidades de alcanzar la victoria en las próximas elecciones vascongadas.

Y, para terminar, no olvidemos nunca que, así como la desaparición de la lucha armada era una condición indispensable (como la presencia electoral o institucional) para nuestra nueva estrategia, no será suficiente sin organización, sin lucha, sin desobediencia –pacífica, sí, pero desobediencia–… En definitiva, una estrategia capaz de organizar un desafío político masivo a los enemigos de la paz.

Este es el duro camino que hemos elegido los hijos e hijas de Gernika y Amaiur, de Telesforo y de la Pasionaria, de Santi y Josu, de Jon, de Fidel y el Che… ¡¡¡Sonreíd, que vamos a luchar!!!

Arnaldo Otegi (en nombre de los cinco del caso Bateragune)

IRABAZIKO DUGU!!

No más agresiones, es tiempo de soluciones

jueves, 10 de mayo de 2012 · 0 comentarios

Espainiako Auzitegi Gorenak Arnaldo Otegi, Rafa Díez, Sonia Jacinto, Arkaitz Rodriguez eta Miren Zabaletaren aurka ezarritako zigorra ez da, zoritxarrez, Euskal Herrian zabaldutako bake eta normalizazio prozesuak jasandako lehenengo erasoa. Bakea eta normalizazio politikoa helburu dituen prozesu hau hasi zenetik espainiar Estatuaren botereen partetik trabak eta oztopoak nagusi izan dira.

Gernikako Akordioa izenpetu genuen eragile politiko, sindikal eta sozialen eskaerari erantzunez, 2011ko urtarrilaren 8an ETA erakundeak su-eten iraunkor, egiaztagarri eta orokorra jakinaraztea erabaki zuen. 2011ko urriaren 20an Aieteko Bake Konferentziaren Adierazpenaren ondorioz, eta erabaki historikoa hartuz, ETAk bere jarduera armatua behin betiko amaitzea deliberatu zuen.

Gernikan bildutako euskal eragile politiko, sindikal eta sozialok gure adierazpenarekin bake eta normalizazio prozesu honi hasiera eman genion. Harrez geroztik, Euskal Herriko agertoki politikotik indarkeria mota bat desagertu izanaren jabe gara. Gure Adierazpenean gatazka politikoa konponbidean jartzeko beste indarkeria mota batzuk –beste giza eskubideen urraketa batzukdesagertu beharra aipatu genuen. Azken urtean atxiloketak eta torturak izan dira, erakunde politiko eta sozial mordoak legez kanpo jarraitzen du eta espainiar estatuko espetxeetan euskal preso politikoen egoerak, oro har, okerrera egin du. Traba eta oztopo horiek guztiak mingarriak izan arren, Gernikako Akordioan bat egin genuen eragileok euskal herritarrei behin eta berriz bake eta normalizazio prozesuaren aldeko konpromisoa era aktibo batean berresteko eskatu diegu. Euskal herritarren gehiengo zabalak gure dei horiei behin eta berriz kasu egin die. Azken urtean Estatuaren indarkeriaren aurrean milaka eta milaka herritar behin eta berriz kalera irten gara, prozesu honen giltza gu geu, euskal herritarrok, garela pentsatzen dugulako. Halako guztietan Estatuari Gernikako Akordioak barne biltzen dituen eskakizunei kasu eginez, bere indarkeria espresio oro bertan behera uzteko adierazi diogu.

Gatazka politikoaren konponbide osoa xede duen prozesu hau abian jartzeko ekarpen ukaezina egin zuten Arnaldo Otegi, Rafa Díez, Sonia Jacinto, Arkaitz Rodriguez eta Miren Zabaletaren aurkako zigorra entzuterakoan, hau beste eraso bat ez dela ondorioztatu dugu. Bakegileak atxilotzen eta espetxeratzen dituen Estatuak bakerik nahi ez duela argi eta garbi adierazten du. Baina euskal gizarteak, Arnaldok, Rafak, Soniak, Arkaitzek eta Mirenek bezala, bakea nahi du. Giza eskubide guztiekiko errespetuan oinarrituko den bakea eta normalizazio demokratikoa nahi ditugu. Espainiar Estatuak ezin diezaioke Euskal Herriko gizarteari bakean eta askatasunean bizi izateko eskubidea denbora luzeagoz zapaldu.

Euskal gizarte gehiengo zabala gurekin bat dagoelakoan, Estatuaren indarkeriaren aurrean bake eta normalizazio prozesuaren aldeko ahaleginak indarberritzeko deia egin nahi dugu. Eraso latz honen aurrean konponbide prozesua indar handiagoz bultza dezagun. Horretarako euskal herritarrak bihar, maiatzak 11, arrats. 7etan Euskal Herriko eskualde-buru guztietan “Prozesuaren aurkako erasorik ez. KONPONBIDE GARAIA DA” lelopean elkarretaratzeak egitera deitzen ditugu. Hiriburuei dagokionez, honakoak dira deialdiak: Donostia, 19tan Bulebarrean, Gasteizen 19tan Andra Mari Zuriaren plazan, Iruñean 19tan udaletxeko plazan eta Bilbon 20etan plaza Zirkularrean. Halaber, Gernikako Akordioa izenpetu ez duten gainontzeko Euskal Herriko eragile politiko, sindikal eta sozial guztiak epaiarekiko desadostasuna azalduz, deialdi honekin bat egitera gonbidatzen ditugu.
La condena que el Tribunal Supremo ha impuesto a Arnaldo Otegi, Rafa Díez, Sonia Jacinto, Arkaitz Rodríguez y Miren Zabaleta no es, ni mucho menos, la primera agresión sufrida por el proceso de paz y normalización política abierto en Euskal Herria por parte de los poderes del Estado español. De hecho, desde que este proceso comenzó no han dejado de sucederse las agresiones y vulneraciones de derechos por parte del Estado español.

En enero de 2011, respondiendo al llamamiento realizado por el conjunto de agentes que suscribimos el Acuerdo de Gernika, la organización ETA anunció un alto el fuego permanente, general y verificable. El 20 de octubre de ese mismo año, ETA tomó la decisión histórica de finalizar su actividad armada como respuesta a la Declaración de la Conferencia Internacional de Paz de Aiete.

Fuimos los agentes políticos, sindicales y sociales reunidos en Gernika quienes dimos inicio a este proceso histórico. Desde entonces hemos podido constatar la desaparición de una de las expresiones de violencia del escenario político de Euskal Herria. En nuestra Declaración también mencionábamos la necesidad de que desaparecieran otras expresiones de violencia para encaminar la resolución del conflicto político. En el último año no han cesado las detenciones, ni la tortura, tampoco la persecución y el acoso policial. Un gran número de organizaciones políticas y sociales continúan ilegalizadas y por lo general, la situación del Colectivo de Presos y Presas Políticas Vascas en las cárceles españolas ha empeorado. Tras cada agresión o vulneración de derechos, los y las firmantes del Acuerdo de Gernika hemos pedido una y otra vez a la ciudadanía vasca su compromiso activo con el proceso de paz y normalización política.

La mayoría social vasca siempre nos ha respondido en positivo. Hemos sido miles y miles los y las ciudadanas vascas que, conscientes de que nosotras y nosotros somos la llave de este proceso, hemos salido a la calle en el último año. En todas y cada una de esas situaciones hemos exigido al Estado español que cesara en la utilización de la violencia contra la sociedad vasca.

Es innegable la aportación que Arnaldo Otegi, Rafa Díez, Sonia Jacinto, Arkaitz Rodriguez y Miren Zabaleta realizaron para la puesta en marcha de este proceso que ha traído la esperanza a Euskal Herria. Por eso sabemos que esta nueva agresión de los poderes del Estado español no es otra más. Sólo un Estado que no quiere la paz detiene y encarcela a quienes la construyen. Pero la sociedad vasca, como Arnaldo, Rafa, Sonia, Arkaitz y Miren, sí que quiere la paz, una paz basada en el respeto a todos les derechos humanos, los individuales y los colectivos. El estado español no puede seguir negando el derecho a vivir en paz y libertad al conjunto de la sociedad vasca.

Sabemos que la mayoría social vasca está en esto con nosotras y nosotros. Por eso llamamos a todos los ciudadanos y ciudadanas vascas a redoblar los esfuerzos para llevar adelante este proceso de paz y normalización democrática. Ante esta agresión brutal, responderemos con más proceso. Hacemos, en ese sentido, un llamamiento a participar en las concentraciones que bajo el lema “No más agresiones contra el proceso. ES TIEMPO DE SOLUCIONES” se realizarán el próximo viernes 11 de mayo a las 19h. en todas las cabeceras de comarca de Euskal Herria. En cuanto a las capitales, las siguientes son las convocatorias de mañana: En Donostia, a las 19 horas en Boulevard, Gasteiz a las 19 horas en la plaza de la Virgen Blanca, Iruñea a las 19 horas en la plaza del Ayuntamiento y Bilbo, a las 20 horas en la plaza Circular.

Asimismo, invitamos a todos los agentes políticos, sindicales y sociales que no son firmantes del Acuerdo de Gernika a que expresen su desacuerdo con esta sentencia uniéndose a esta convocatoria.

emeek emana

Soberanía y emancipación

Soberanía y emancipación
Bikila

Mosaiko. Gure esju dago

Mosaiko. Gure esju dago
VIDEO. Pincha la imagen

Gorripidearen Aurkezpena

Lehenengo Konferentzia

Lehenengo Konferentzia
1ª Conferencia de Gorripidea

Eztabaida - Debate

Dekalogoa

Gure esku dago

Giza eskubideak / DDHH

Gernikako akordioa

Garoña Itxi Orain!

VIDEO. German gogoan

Etxe kaleratze gehiagorik ez!

Etxe kaleratze gehiagorik ez!
VIDEO: Pásalo

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA
Joxe Iriarte "Bikila" Cumbre del Akonkagua 6.959 m

Artxiboa

Etiketak