Aitamaren etxea defendituko dugu…

jueves, 28 de febrero de 2013 · 0 comentarios

Joseba Barriola


Datorren larunbatean, otsailaren 16ean, eguerdiko 12tan, Bulebarretik aterako den manifestazioan. Etxea ez da negozioa, eskubidea da. Hauxe da gaur egun nozitzen ari garen krisi ekonomikoak lehen planoan jarri duen exijentzietako bat. Inmobiliaria handiak adreiluen korrupzio itxasoan aberastu dira, bankuak zorraren gobernazioarekin eta gobernuek lurra-zerga-iruzur-korrupzio politikarekin bide maltzur horri bidea eman diote. Bizitza osorako hipotekatu daudenen, etxe eskubidea ez duten etorkinen, etxera etorri ezin diren presoen eta etxekanporatu direnen haurren begiradatik, eskandaluzko lege, hipoteka eta deshauzioen aurka, aitamaren etxea defendituko dugu. Defentsaren ahuleziaren zuloan hainbat lagunek suizidiora jo dute eta alarma gorriak pizten ari dira. Suizidioen aurka elkartasuna da eskutan dugun armarik indartsuena eta eraginkorrena. Arma bat oraindik modu exkaxean erabili duguna.

Etxea defenditzean bizitzeko babes leku bat defenditzen dugu. Bizitzeko erosotasun minimoa duen leku bat, eguraldi txarratik babestua, atsedenerako egokia, eta babes-leku segurua. Bizitzeko etxe bat eta ez bizitza osorako hipotekatua egoteko etxe bat. Etxea betetzen dugu, gehiegi agian gauzez, bainan batez ere harremanez, oroimenez, egitasmoz, maitasunez, hitzez, zorrino egunez, festa eta lagungiroz. Etxea defenditzea bizitza defenditzea da.

Geure herriak ere badu bere etxea. Eta gure historia kulturalean, eta batez ere Aresti ezkeroztik, aitamaren etxea lotua daukagu euskararekin eta euskara bizirik irauteko behar dituen baldintza ekologiko eta sozialekin. Euskara da gure euskaldunon etxea. Eta gure etxe hori ere, hipoteka handi baten pean dago (Espainiako Konstituzioa eta Merkatuen tirania) eta deshauziatua izan da, eta oraindik horrela dago, erabakimen nukleotatik.

Azkenik, garen gizadiaren etxea, gure Lurra da. Ameriketako esklabu beltzak kantatzen zuten “negro espiritual” batean esaten da bizitza gogorra dela “a long way from home” (bidai luze bat etxerat). Esklabuentzat “etxea” Afrika zen, gizaki gisa eta gizaki beltza gisa, edo moro gisa, edo euskaldun gisa onartuak izan gaitezkeen edozein lurralde da etxea, eta guztion etxea Lurra bera da.

Etxekanporatzearen aurka mogitzen garenean, etxebizitzen negozioaren oinarrien aurka mogitzen gara. Eta Lurra merkantzia bihurtzea eta lurrarekin negozioa egitea dago oraingo desmasien oinarrian. Zerbaiten aurka mogitzen gara eta zerbaiten alde ere: Lurra izan dadila, Axularrek Gero liburuaren hasieran esaten zuen bezala: “gizona... ibeni zuen berehala lurrak zuen parterik eta aurkientzarik oberenean, lurreko Paradisuan, leku plazerez betean. Eta manatu zuen lant zezala eta begira ongi Parabisu hura”.

Norberaren etxea, norberaren kideekiko eta semealabekiko eta aitonamonekiko harreman askoren txokoa, hipoteka itogarrien eta deshauzio hilgarrien aurka defendatzea da manifestazio honen abiapuntua. Abiapuntu horri loturik ikusten ditut nik gure herriaren aitamaren etxea defendatzea eta gizadi osoaren etxea den Lurra bere dibertsitate ekologiko eta aniztasun linguistikoan defendatzea. Gustatzen zait lotura hori.


Catalunya: independencia y proceso constituyente

· 0 comentarios

Josep Maria Antentas

Profesor de Sociología de la UAB y coautor de Planeta Indignado (Sequitur, 2011) 

Los crecientes escándalos de corrupción que salpican la política catalana, el espionaje intra e interpartidario, y la inminente nueva tanda de recortes sociales del gobierno Mas señalan sin equívoco posible que la inestabilidad política y social será la nota dominante a medida que avanza el proceso de “transición nacional” catalán entrecruzado en permanencia con una crisis económica que va para largo. 

CiU tiene que gestionar una situación en la que el poder financiero catalán asiste alarmado a la dinámica de inestabilidad institucional abierta y empuja para dar marcha atrás, mientras que su base social ha basculado hacia la opción independentista, en ausencia de otras alternativas creíbles. De su capacidad de resolver esta tensión dependerá en gran medida su futuro político en un escenario demasiado turbulento para una formación conservadora y de orden. 

La debilidad del gobierno de Mas, fruto de un inestable pacto entre CiU y ERC, ofrece a las fuerzas políticas y sociales opuestas a las políticas de austeridad una oportunidad mayor para incidir en dicho proceso de “transición nacional” que la inicialmente prevista, aunque la correlación de fuerzas y el punto de partida siga siendo muy desfavorable. 

En este escenario volátil el doble desafío es, primero, garantizar que el ejercicio del derecho a decidir vaya hasta al final y que la consulta independentista se celebre, manteniendo la presión social para que CiU no se eche atrás y para neutralizar las maniobras represivas del gobierno de Rajoy con la complicidad del PSOE. Y, segundo, evitar que CiU y ERC la capitalicen en beneficio propio. Para ello, junto con el necesario impulso de las luchas contra los recortes, el conjunto de los movimientos sociales y populares y de la izquierda política y social catalana no deben dejar la iniciativa en manos de Mas y Junqueras, intentando articular un amplio polo social y ciudadano favorable al ejercicio del derecho a decidir y opuesto a las políticas de austeridad. 

Quienes defendemos el derecho a la autodeterminación sin hacer del independentismo ningún a priori, y consideramos que la opción concreta a defender debe determinarse en función de lo que sea más favorable a los intereses de la mayoría, tenemos que señalar que el “sí” a la “independencia” en un futuro referéndum aparece ahora como la opción de mayor contenido democrático y de mayor potencial de ruptura. Ello debe hacerse desde una firme convicción internacionalista y solidaria y de defensa de un horizonte de libre federación de los pueblos de Europa, frente a un encierro-refugio en los Estados nacionales. Así como también desde la defensa de una idea de nación y de cultura donde se combine la firme defensa de la lengua catalana con la de una Catalunya cada vez más plurilingüística y pluriétnica, y una visión de la cultura catalana que no se reduzca a las tradiciones autóctonas populares. 

La cuestión política estratégica principal es aprovechar el potencial democrático que abre el debate sobre la independencia para, no sólo generar una ruptura democrática con el actual marco institucional, sino para desbordar el marco decisorio fijado por CiU y ERC y ampliar el “derecho a decidir” a otras esferas de la sociedad. Frente a la independencia como receta mágica el debate a plantear es qué Catalunya queremos, qué modelo de país y de sociedad. Catalunya no es una entidad homogénea sino una sociedad atravesada por contradicciones sociales. No vamos todos en el mismo barco o, si es así, algunos van en primera y están en la cabina de mando y otros viajan hacinados en las bodegas. ¿Por qué el pueblo catalán puede decidir sobre la independencia y no sobre los recortes? ¿Cuál es la razón de que las mujeres catalanas puedan decidir qué relación pueden mantener con España y no puedan hacerlo sobre sus propios cuerpos? ¿Soberanía? Pues empecemos por defender la soberanía alimentaria frente al agrobusiness. ¿Control de nuestro destino? Bien, ¿por qué no empezamos a hacerlo en el puesto de trabajo? 

¿Cuál es el sentido de reivindicar la “independencia” respecto al Estado español y acatar sin peros la política de la UE? La aceptación de las imposiciones de la UE por parte del gobierno de Mas vacían el derecho a decidir. Una independencia tutelada por la Troika y Merkel sería una soberanía sin contenido. Un contrasentido en los términos. La soberanía real implica una ruptura con las políticas de austeridad y la sumisión neocolonial a la Troika. Por ello la consulta sobre la independencia no puede asociarse a la aceptación de la política de una UE que, más que dar libertad a los pueblos, se la quita en favor de los intereses de la minoría financiera. 

Partiendo del discurso oficial sobre la “transición nacional” hay que ir desgajando una propuesta alternativa que muestre las contradicciones y límites del primero para aprovechar el empuje democrático de la pulsión independentista y evitar que sea utilizada en contra de las luchas sociales anti-austeridad y de los procesos de deslegitimación del poder abiertos tras la rebelión indignada. 

El debate sobre la independencia y un Estado propio debe servir para poner encima de la mesa la necesidad de un proceso constituyente para Catalunya en el que habrá que definir cuál es el nuevo marco institucional y el modelo de sociedad. Esta es la cuestión central. Hay ahí una serie de batallas estratégicas a preparar para fijar las nuevas reglas del juego. ¿Qué sistema electoral? Qué modelo de relaciones laborales? Qué derechos de ciudadanía para las personas inmigrantes? ¿Qué política de defensa? ¿Qué…? 

Al mismo tiempo la dinámica independentista en Catalunya debe vincularse con la necesidad de romper a escala estatal el maltrecho Régimen nacido en la Transición para evitar que sean las derechas respectivas las que capitalicen la situación actual. Ello implica un esfuerzo de explicación política del proceso en marcha por parte de las fuerzas soberanistas y democráticas catalanas fuera de Catalunya y, sobretodo, la comprensión estratégica por parte de las fuerzas indignadas y anti-austeridad españolas de que la resolución democrática de la cuestión nacional es un elemento fundamental para romper el agrietado edificio forjado en el falso “consenso” de la Transición. 

Se trata de conseguir que el pueblo catalán pueda decidir su futuro libremente y que un acto de soberanía desde Catalunya, lejos de contribuir a legitimar fuera de ésta a un modelo político e institucional cada vez más desacreditado, sirva como elemento decisivo para desencadenar una profunda crisis de Régimen en todo el Estado y dar paso a una dinámica de procesos constituyentes nacionales propios, independientes, pero coordinados y retroalimentados en su búsqueda común de un nuevo orden democrático, justo y solidario

Iniciativas unitarias por el empleo y contra los EREs

· 0 comentarios

Jon Fano 

La cifra de paro supera ya las 230.000 personas (algo más del 17%) en Hego Euskalherria (Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa), cantidad que aumenta cada día fruto de la interminable lista de EREs y de la utilización abusiva por parte de la patronal de la última reforma laboral del Gobierno del PP. 

En bastantes empresas se vienen dando importantes luchas de resistencia, en algunas con huelgas indefinidas de larga duración, que han conseguido parar o atenuar las condiciones de los EREs. Pero en general la aplicación de los EREs con su secuela de despidos o suspensiones es muy amplia, extendiéndose entre un amplio sector de trabajadores y trabajadoras un sentimiento de impotencia, de la casi imposibilidad de poner un freno radical a los mismos. 

Una de las causas de la dificultad para poner freno a esta sangría es, en buena parte, el aislamiento de las luchas empresa a empresa, por heroicas y duras que sean algunas de éstas. Esta constatación y la reflexión sobre los límites de las luchas en curso que se viene desarrollando estos últimos meses en diversos comités de empresa afectados, se traducido en el impulso de iniciativas para desarrollar dinámicas de movilización coordinada al objeto de hacer más eficaces las luchas. 

Por citar algunos ejemplos, ahí están las movilizaciones semanales que se llevaron a cabo en Gasteiz hace algunos meses, la concentración exitosa de varias empresas ante el Parlamento de Gasteiz el día de la investidura de Urkullu, las iniciativas que se están desarrollando en la Sakana de Nafarroa, que culminará con una huelga general de la comarca el 28 de Febrero, la movilización prevista también en el Valle de Aiara para el 22 de febrero, o la convocatoria de sendas manifestaciones a realizar en Bilbao y Pamplona el 9 de Marzo, impulsadas por un número significativo de comités de empresa que están o se han visto afectados por EREs. 

La experiencia más avanzada de todas ellas es la de la Sakana de Nafarroa. Desde hace meses, una plataforma unitaria que agrupa a sindicatos, colectivos sociales y partidos políticos viene trabajando por defender el empleo en la comarca –muy deteriodada en los últimos tiempos por una cadena sin fin de expedientes que le ha conducido a una tasa de paro superior al 20%– planteándose diversas alternativas y exigiendo al Gobierno de Nafarroa compromisos frente a la marginación de la comarca. Esa plataforma cuenta con el apoyo de buena parte del espectro sindical y entre los partidos políticos que la apoyan se encuentran, EH Bildu, Geroa Bai, I-E ( coalición de IU más Batzarre), NA-BAI y el PSN de Alsasua, siendo su próxima iniciativa la huelga general en la comarca para el 28 de febrero. 

Todas estas iniciativas suponen un aire fresco en el panorama actual y posibilitan la coordinación de diversas iniciativas frente al aislamiento de las luchas, lo cual en la medida en que se consoliden pueden obligar a que sea reconsiderada la impunidad y la prepotencia con que actúan la patronal y las instituciones que le apoyan. 

Ahora bien, no todos los sindicatos apoyan con el mismo entusiasmo estas iniciativas, destacando, por lo que representa, la actitud poco comprometida de ELA con las iniciativas. Sin embargo, reflexionar sobre el carácter positivo de las mismas, es una condición indispensable para alcanzar el consenso y apoyo más amplio posible del conjunto de los sindicatos. 

Las últimas movilizaciones generales en Hego Euskal Herria pusieron de manifiesto la necesidad de recomponer hasta donde sea posible la unidad de acción sindical. Y las iniciativas como las que estamos conociendo, animadas por comités de empresa con presencia de todo el arco sindical, permiten unos marcos de unidad positivos, reconocidos como tales por el grueso de los trabajadores/as afectados por los EREs. 

Es cierto que las posiciones claudicantes y colaboradoras de CCOO y UGT hace que en muchas ocasiones la posibilidad de converger con estas fuerzas sea muy difícil, pero no puede servir de argumento para negarse a actuar conjuntamente cuando ello sea posible, tal y como muestran algunas de las iniciativas que se están llevando a cabo. 

Otra enseñanza a destacar es la dimensión comarcal de buena parte de estas iniciativas. En la lucha por el empleo y contra los EREs no sólo es importante la coordinación con las empresas del entorno, sino que la búsqueda del más amplio apoyo social, instituciones locales incluidas, del entorno, cobra una dimensión de primer orden. La defensa de la Sakana, como las de otras comarcas que han conocido o están conociendo situaciones de desertización industrial, es un buen ejemplo de ello. El impacto de los despidos y cierres de empresas afecta directamente al conjunto del tejido social de los pueblos y comarcas, despertando sentimientos de apoyo y solidaridad que pueden expresarse en múltiples formas de movilización. 

El impulso de estas movilizaciones unitarias no puede entenderse como algo alternativo o al margen del GUNE( plataforma impulsada por ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, ENE, HIRU, CNT, CGT y un amplio abanico de colectivos sociales). El GUNE es una referencia fundamental de la mayoría sindical y social vasca, pero no abarca al conjunto del espectro sindical ni su desarrollo actual le permite actuar como catalizador y dinamizador de todas las iniciativas que se desarrollan en Hego Euskal Herria. Y el apoyo a estas movilizaciones tampoco debe supeditarse a lograr un consenso previo entre todas sus fuerzas. Por ese motivo, el que buena parte de los sindicatos y colectivos sociales que forman parte del GUNE participen en estas movilizaciones es positivo. Mas aún, un apoyo del conjunto del GUNE no sólo potenciaría mucho más las movilizaciones, sino que situaría al GUNE como un marco referencial fundamental para el impulso de las mismas. 

Previsiblemente la huelga del 28 de febrero en la Sakana sea exitosa. Las expectativas sobre las manifestaciones del 9 de marzo son más inciertas, habida cuenta de la posición de ELA que a través de un comunicado se ha desvinculado de las mismas asegurando que estas iniciativas son fruto de la “unilateralidad”. 

La convocatoria de estas manifestaciones se está extendiendo a todos los comités y empresas que quieran sumarse a las mismas. Sin duda, el éxito de estas movilizaciones constituiría un paso muy positivo en la vía de superar las luchas aisladas y favorecer un marco de unidad de acción sindical mas amplio que el que hemos conocido en los últimos tiempos.

Corruptos y corruptores

lunes, 11 de febrero de 2013 · 0 comentarios

Joxe Iriarte, Bikila

K. Marx nos mostró que la obtención del maxímo beneficio es su fuerza motriz. Y que el individuo, exaltado como un dios por el liberalismo, y la naturaleza, convertida por el industrialismo en un bien cada día más escaso, son mera mercancía, como tal comprable y vendible en el mercado según su valor de cambio (y no de uso). De ahí el grito de protesta del movimiento antiglobalización : ¡no somos una mercancía! 

Al igual que el hambre y la explotación que para la mayoría de la humanidad genera, el capitalismo lleva la corrupción impresa en su ADN. Incluso cuando funciona de forma reglada y legal. No es cuestión de ética o de moral, aunque también. La última crisis económica producida por sus múltiples contradicciones es la muestra más palpable. El sistema capitalista no puede funcionar sin fondos especulativos, sin paraísos fiscales, sin abaratamiento del despido, sin precarizar el trabajo, sin emigración convertida en ejército –incluso ilegal- de reserva. 

Tal estado de cosas alcanza de lleno a la política. Lo que en el su normal discurrir, y sobre todo, en mundo de los negocios es habitual, ¿por qué va a ser diferente en la política? Acordémonos el grito ¡Enriqueceos! lanzado por el socialdemócrata, y a la sazón ministro, Solchaga. Dejando a un lado las excepciones (que las ahí), el trato de favor entre correligionarios, amigos y empresarios que a su vez responden con generosos regalos); los desvíos de fondos, dobles contabilidades, pagos por trabajos inexistentes o fraudulentamente inflados, y las aportaciones ilegales para campañas electorales o adquisiciones de inmuebles, etc. están la orden del día. Estamos en presencia de un fenómeno transversal que afecta a la inmensa mayoría de los partidos. 

Se calcula que en los últimos diez años son más de 4.100 millones de euros los que han se robado en ayuntamientos, diputaciones y otras entidades públicas del Estado español. Se trata de una estimación realizada a partir de los casos en los que ha habido sentencia judicial o, al menos, un sumario en curso. El montante real es, sin duda, muy superior a este cálculo. 

En 1999, cuando salió a la luz el Saqueo I de Marbella, la ciudadanía se echó las manos a la cabeza al comprobar que Roca, Muñoz y otros facinerosos habían defraudado 25 millones de euros. En el Caso Pretoria, donde están implicados, entre otros, el alcalde socialista de Santa Coloma de Gramanet y dos ex altos cargos de Convergencia se calcula que el fraude asciende a 45 millones de euros. Tenemos a los implicados en el saqueo de El Ejido; el caso Nos, que afecta a la familia real; y la panda de engominados del Caso Gürtel que ha afectado de lleno al PP. Y en la actualidad tenemos las denuncias contra cargos de CIU; los casos de corrupción que a afecta a UPN y a la presidenta Barcina, el terremoto que ha generado el caso Barcenas que salpica a todo el PP incluido al presidente Rajoy. 

Y a escala menor, no podemos pasar por alto, casos como los que implicaron a miembros del PNV en Araba y la Hacienda Irún. 

¿Y qué decir de la dependencia de los partidos de los creditos bancarios… a fondo perdido? A pesar de recibir millones de euros en subvenciones públicas, según un ilustrativo artículo de Ovidio Arroyo, “la banca ha condonado deudas a los partidos políticos por importe de 19,1 millones de euros y ha tolerado impago de créditos ya vencidos (26 millones de euros sólo en 1999). Algunos significativos ejemplos. En 1999 el PNV vio borrada de un plumazo una deuda de 921.687 euros de capital y 608.433 de intereses. En 1998 al PSOE le perdonaron 5,8 millones de euros. Pero lo bueno del asunto es que de los 6,9 millones de euros perdonados en 1999, 6,8 eran sólo de intereses, lo cual significa que la banca sigue manteniendo la deuda del capital y por tanto no suelta de sus fauces a los partidos políticos. 

Esto convierte a los partidos políticos, de todo el espectro (salvo honrosas excepciones), en sujetos serviles y dependientes de los poderes financieros y mediáticos, estrechamente vinculados”

La razón de todo ello es doble. Sin duda tiene que ver con el afán de enriquecimiento (lo más rápido posible) tan presente en la ética del capitalismo, y que de una forma u otra contagia a toda la sociedad. Pero también con la modalidad de contienda electoral regida por las leyes de la mercadotecnia que impera en el sistema occidental, del cual sin duda el norteamericano es el ejemplo más claro. Ningún partido político, español o vasco, salvo alguna excepción (que las hay), puede competir en primera división sin contar con recursos millonarios. 

En todo caso, conviene matizar, que no hay corrupción sin corruptores. En este caso el sistema capitalista, y la forma en que funciona la llamada economía de mercado y el sistema parlamentario liberal. 

Por todo ello, aun entendiedose el cabrero de la gente normal, pienso que los mensajes de tipo ¡fuera los políticos! sin mas contenido no conducen a nada. Pueden abrir la puerta a versiones tecnocráticas o autoritarias, que además de antidemocráticas, son tan o mas corruptas que el actual sistema de partidos. Osea, un remedio peor que la propia enfermedad. O Alguien piensa ¿que los milicos, los fachas y los tecnócratas no se corrompen? Basta recordar al franquismo su corrupción endémica. Basta ver el grado de corrupción de los funcionarios a sueldo de las instituciones financieras, que a su vez están dirigidas por personajes mucho mas corruptos que los políticos (¿No es corrupción moral el matar de hambre frió y enfermedades inducidas por la tiranía del capital? ¿El cobrar indemnizaciones multimillonarias después de haber llevado a la bancarrota las instituciones que dirigen?) 

Hay que convertir la mala leche en lucha y rebelión. Hay que cambiar el sistema social y político actual; desarrollar otra forma de hacer política, y propiciar otra forma de organizar la sociedad.

Erregimenaren krisia, eredu aldaketa eta euskara

jueves, 7 de febrero de 2013 · 0 comentarios

Joseba Barriola

 1.- Transizioaren ondorengo erregimen monarkiko konstituzionala krisian sartua dago jadanik. Transizioaren mito faltsuak ezkutatu du urte luzeetan operazio haren iruzurra. Hiru zutabe nagusietan oinarritu zen: frankismoaren botere faktikoak (ekonomikoak, erlijiosoak, militarrak, epaileak) eta sinbolikoak (diktaduraren printzipea), diktadura amnistiatu ondoren, mantentzea, amnistia izeneko ley de punto finalaren bidez; Espainiako batasun hautsiezina, espainolaren nagusigoa, libertade baldintzatuak, monarkia irresponsablea, politikarien kasta otzandua eta korrupziora bultzatua: demokrazia ondo lotua pakto konstituzionaleren bidez; eta “aurrerapen demokratikoak” sendotzeko murrizketa sozialen lehen esperientzia, Monkloako Paktoen bidez, kapital handiaren zerbitzuko pakto sozialen bidea ezarriz.

 Bide horrek ondorio batzuetara eraman du: neoliberalismo internazionalaren egitura ekonomiko (Europako Batasuna) eta militarretan (NATO) integratu da Erregimena; neoliberalismoari ate guztiak ireki zaizkio eta gauden krisi ekonomikora eraman gaitu; ondare publikoa merke saldu zaie botere ekonomikoari; instituzionalizazio autonomikoa (Erkidego Autonomikoa eta Navarrako Komunitate Fórrala) Espainiaren Batasuna sendotzeko kontzesioak izan dira eta horretarako tresna (“batzutan urrezko kopetan geure heriotza edaten dugu” dio esaera kitxuarrak); lurraren suntsiketa “viento en popa a toda vela” garatu da korrupzio itxaso batean... Demasien aurka altxaturiko mogimenduak (Natoren kontrakoa, Irakeko gerraren kontrakoa, Errekonbertsio industrialen kontrakoa, Lemoizen kontrakoa, euskararen garapenaren aldekoa, abortatzeko eskubidearen aldekoa...) garaituak izan dira, edo manipulatuak izan dira (Irakeko gerraren kasuan Zapatero presidenteak manipulatu zuen Afganistanekoan parte hartuz eta NATON segituz), edo lorpen mugatuak eta zalantzatiak lortu dira. ETAren jarduna ere, “antiterrorista” deituriko jardunbide hipokritaren bidez, erabili dute –eta arrakasta handiz- erregimenaren zutabe nagusiak sendotzeko. 

 Erregimenaren sendotasuna pitzatzen hasia da, krisian sartzen ari da. Tinglado osoaren onarpen sozialerako klabeak, partidu politikoen (PP-PSOE-CIU-PNV-UPN...) eta monarkiaren onarpen soziala pitzatua dago. Jendea hasi da ikusten zer nolako estafa eta gezurra dagoen mito horren atzean, hasi da mogitzen, hasi da oldartzen... Askatasunak nahi ditugun guztiontzat mobilizazioen bidez eragindako erregimenaren ahulezia eta deskonposizioa ona da, horretan interesatuak gaude ezan nahi dugun nazio aske bezala. Eta horregatik, hain zuzen, geure ere bada erregimena desegituratzeko eta hondatzeko erantzunkizuna. Erantzunkizun hau lehen mailakoa da. Erantzuna ezin da izan “goazen Espainiatik kanpora etea kitto!”, libre izateko beharrezkoa delako Errregimena ahul erabat ahul izatea. Eta hori ere geure lana da. Eta gainera baina, erantzunkizun hori nazio bezala geure eskutan hartuz, geure nazioaren osaketaren osagai garrantzitsuena lantzen arituko gara. 

2.- Eredu aldaketa dabil gaur egun ahoz aho, sistema honen katastrofe globalari erantzun nahi diotenen artean. Izan ere bizitzaren, geure bizitzaren alzoan den Lurra planetaren suntsiketa (klimaren iraulketa, biodibertsitate ekologikoaren eta biodibertsitate espiritualaren –kulturak eta hizkuntzak—hondamena, energiaren krisia, hirien deskalabro ekologikoa, planeta mugatuan produkzio eta kontsumo mugarik gabea...) eta gizadiaren miseria (pobrezia eta gosea, gerrak, merkatuen tirania demokrazia izenez bataiatuak, herrien zapalkuntzak, zapalketa eta bortizkeria sexista, kulturaren nihilismoa...), eta norabanakoen hazkunde ezkizofrenikoa, bakarkeria... horrek denak eredu aldaketa eskatzen du. Milioika pertsonen autoerabakirik gabe, autoorganizaziorik gabe, elkartasunik gabe ezinezkoa da eredu aldaketa hau funtsatzea. Giza mogimendu eraldatzaile anitza gabe ezinezkoa da eredu aldaketa, bainan aipaturiko giza mogimendua posible da, martxan da jadanik. 

Bide honetan beharko dugu gobernu mota berriak, estatu antolakuntza berriak, instituzionalizazio politiko berriak. Bainan azken hauek, lehen aipaturiko mogimenduaren zerbitzuan egon beharko lukete. Gurean berrikuntza instituzional horiek badute izen bat aski zabaldua: euskal estatu independiente eta sozialista. Bainan gauzak bere lekuan jarri beharra dagoela iruditzen zait. Estatu batek (baita independiente eta sozialista) bere mugak ditu: euskararen bizitasun eta garapenaren bermea ez da estatu hori, euskaldunen hizkuntza-komunitatearen sendotasuna baizik; emakumeen emantzipazioa eta gizonezkoen pribilegioen amaieraren bermea ez da estatu hori, mogimendu feminista indartsu eta independientea baizik: katastrofe ekologikoaren gaindipenaren bermea ez da estatu hori, mogimendu ekologista sozial sakon bat baizik. Hitz batez, estatuak ezin du, berari ez dagokio, pentsamendu aske berri bat sortzea, ez dagokio maitasun historio bat marraztea, ez dagokio alaitasuna definitzea eta egitea, ez dagokio kontzientzia euskaltzale, edo feminista, edo ekologista sustatzea, ez dagokio kontzientzian sartzea, ez da eraikitzen horretarako. Beste gauza batzuk, inportanteak, dagozkio, bainan gauza horiek bizitza aske baten baldintza sozio-politikoak lantzea eta eskeintzea da. Legez, adibidez, 30 orduko astea ezartzea dagokio estatuari... bainan hori ezingo du egin ez badu atzetik mogimendu sozial sindikal herrikoia indartsua eta ezarri ondoren berari ez dagokio erabakitzea jendeak nola erabiltzen dituen irabazi dugun garapen pertsonalerako eta harreman askeagorako ordu horiek. Estatuari bai dagokio, legez eta neurriz, denontzat ziurtatzea etxebizitza duina, jateko nahikoa, lurrarekiko errespetuzko neurriak etabar... Bainan estatua bera ez da bere jardunbide egokiaren bermea. 

 3.- Euskara. Frankismoaren aurkako mogimenduan, geure herrian, euskara hondamenetik salbatu beharra, euskararen garapena presente egon ziren. Euskararen aldeko pentsamenduaren hegemonia nabarmena zen. Baita ere pentsamendu horren inkoherentziak. Euskararen mundua zabaltzen zihoan (ikastolak, euskaltegiak, kantagintza, festak, euskara batua, UEU, Jakin, literatura, poesiagintza, antzerkia, irudigintza). Aresti, Ricardo Arregi, Eusebio Osa, Joxe Azurmendi, Txillardegi...lan handiak egin ziren. Bainan, oraindik, “Dictadura Asesina” zen lemarik zentralena. Esan nahi dut, euskararen aldeko giroa bai, bainan euskaraz landutako langile mogimenduan, edo mogimendu politikoan, ikasleen mogimenduan, auzo elkarteetan, talde eta partidu eta batzarren hizkuntzari dagokionez, euskara oraindik bazterrean zegoen. Oktabilak erderaz egiten ziren, eta batzutan euskarara itzuliak. 

 Oraingo honetan, baldintzak ditugu, euskara bihurtzeko eraldaketa sozialaren muineko eta zentruko hizkuntza, agian gaztelera eta frantzesarekin batera, bainan muinekoa zentzu kuantitatiboan (erabileran) eta zentzu kualitatiboan (pentsamenduaren produkzioan eta sentimenduen agerpenean). Eta gauden baldintzetan azpimarratu nahi dut gauza bat. Euskal Herrian, gaur egun, gehiengo oso absoluto bat da (erdaldun asko eta asko eta asko sartzen dut hor barruan) euskararen aldeko “0 positibo” (Txepetxen sailkapena erabiliz) direnak. Ezin da esplikatu eskoletan euskarazko ereduak ezagutzen duten gorakada milaka guraso erdaldunen erabakia gabe. Zeren, euskararen garapenak hiru anka ditu: motibazioa, ezagutza eta erabilera, eta hirurak beharrezkoak eta hirurak orekatuak eta hiruren arteko transfusio etengabea. Bada, onartu beharra dago, gazteleraz eta frantzesaz elikatu daitekeela euskararen motibazioa, eta elikadura hori ezinbestekoa, premiazkoa, dugula. Ezagutu ditugu geure inguruko erderen erabilera euskararen kontrakoa, bainan ezagutu ditugu gaztelera-frantzesaren erabilera euskararen motibazioa pizteko. Adibide asko eta garrantzitsuak dira: Larramendik erdaraz idatzi zuen “el imposible vencido” eta nork esango du “El imposible...” ez dela euskal kultura? Lizardik, Errepublika garaian, ematen zituen hitzaldiak gazteleraz eta nork esango du hori ez dela euskal kultura? Milaka gurasok erabaki du gazteleraz edo frantzesez bere haurrak euskal eskolara bidaltzea, eta nork esango du hori ez dela euskal kultura? Horregatik estimatu dezakegu gaztelera, eta arabiera eta rumanoa, eta frantzesa... lehenik altxor unibertsala direlako, eta gainera eta bigarrenik, posible delako horiek erabiltzea (eta aldi berean dignifikatzea) euskararen aldeko motibazioa piztuz. 

 Hau da, nire ustez, euskararen geroari eskein diezaiokegun paper zibilizatzailea, eta hori eginez euskara bihur dezakegu erregimen krisiaren eta eredu aldaketaren ezinbesteko hizkuntza.

emeek emana

Soberanía y emancipación

Soberanía y emancipación
Bikila

Mosaiko. Gure esju dago

Mosaiko. Gure esju dago
VIDEO. Pincha la imagen

Gorripidearen Aurkezpena

Lehenengo Konferentzia

Lehenengo Konferentzia
1ª Conferencia de Gorripidea

Eztabaida - Debate

Dekalogoa

Gure esku dago

Giza eskubideak / DDHH

Gernikako akordioa

Garoña Itxi Orain!

VIDEO. German gogoan

Etxe kaleratze gehiagorik ez!

Etxe kaleratze gehiagorik ez!
VIDEO: Pásalo

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA
Joxe Iriarte "Bikila" Cumbre del Akonkagua 6.959 m

Artxiboa

Etiketak