In memoriam. Miguel Romero “Moro”

lunes, 27 de enero de 2014 · 0 comentarios

Joxe Iriarte “Bikila”
                                               Bikila y Moro. Mikelazulo 2012

¿Cómo va la salud? Le preguntaba en uno de los últimos cruces de correos electrónicos que manteníamos con cierta periodicidad. Su escueta respuesta lo dejaba claro. Aguantamos, luego existimos. Y Luego venía su opinión sobre la causa de la consulta.

Genio y figura. Solo cuando sus fuerzas se lo impidieron, dejó de cumplir con sus estricta dedicación militante, parte de la cual le suponía dedicar mucho tiempo a investigar el mundo capitalista (que es el que vivimos) para mejor comprenderlo y combatirlo. Pues ante todo era, un revolucionario profesional, en el sentido más leninista del concepto.  La práctica revolucionaria como objeto de vida. Lo cual sin duda  le impidió gozar más, de otros aspectos de la misma (importantes, pues formaban parte de la manera de entenderla) y sus manifestaciones más excelsas: el cultivo de la amistad, la literatura, el cine, la música, la naturaleza. Era un gran admirador de Mikel Laboa y sobre todo de la canción Hegoak. Él era un ave libre de toda cadena, que volaba allí donde la causa le requería.

Nacido en Mellila (nunca tuve claro si el mote se lo había ganado por su procedencia, o por su admiración por el viejo Marx, a quien sus amigos llamaban Moro) un convencido anticolonialista, también defensor de los derechos de todos los pueblos sometidos al Estado Español (recientemente publicó un encendido alegato en defensa del pueblo catalán a decidir libremente su destino, en lo nacional y en lo social). Si algo le caracterizaba era la defensa a ultranza del Internacionalismo. Fruto de ello, fue durante años miembro del SU de la IV Internacional, lo cual le exigió constantes desplazamientos por todo el mundo e ingentes esfuerzos militantes.

Recuerdo con especial cariño los mítines y charlas que compartimos en Euskal Herria, en especial el de Orereta en 1980. Nos lo recordó en la conferencia que nos dio en Mikelazulo hace un par de años.


Que la tierra te sea leve, camarada Moro.

La dignidad revolucionaria

· 0 comentarios

In memoriam. Miguel Romero, Moro

Manuel Garí

El cáncer pudo, finalmente, el 26 de enero en Madrid, con la tenaz resistencia de Miguel Romero Baeza (Melilla, 1945). Periodista y militante revolucionario vivió y combatió a la dictadura franquista y al sistema capitalista con la misma pasión, inteligencia y dignidad con la que enfrentó su enfermedad. Nunca perdió la capacidad de indignación frente a la injusticia, siempre se puso del lado de las gentes de abajo, fue inmune al acomodo, en todo momento mantuvo la lucidez analítica y la decisión en la acción. Lo suyo, como ocurrió con tantos otros y otras revolucionarios, primero fue una sensibilidad hacia el sufrimiento ajeno, luego una opción ética (“con los pobres de la Tierra quiero yo mi suerte echar”) y más tarde, solo más tarde, vinieron la táctica y la estrategia, el partido y el programa. Vivió exactamente como pensaba. Ni una gota de ambición, ni un gramo de lucro. Decentemente. Austeramente. Incorruptible.

Por eso, ya muy deteriorado por la enfermedad, se encontraba como pez en el agua en las plazas del 15 M y en medio de las mareas o en las reuniones y actividades formativas con jóvenes de Izquierda Anticapitalista. Exactamente igual que cuando comenzó a participar en el movimiento estudiantil de los años sesenta, de forma idéntica a su presencia en los piquetes en las huelgas generales o en las movilizaciones primero por la amnistía, luego contra la entrada en la OTAN y la presencia de las bases norteamericanas, en la solidaridad con la frustrada revolución nicaragüense o en cualquier causa que mereciera la pena. Muy particularmente en todos los intentos de organizar la resistencia internacional frente al capitalismo global; de ahí la intensa actividad que desplegó en las actividades en Foros Sociales Mundiales como el de Porto Alegre.

Con la misma valentía que luchó por conquistar las libertades se enfrentó con los frenos y cortapisas de la Constitución hija de una Transición que arrumbó las aspiraciones del movimiento obrero de todo el Estado español y de los pueblos de las nacionalidades. Se escapó de sufrir cárcel bajo el franquismo pero su artículo en el dossier “¡Viva la República!” en la revista Saida le llevó un mes a prisión por negarse a pagar la fianza que le exigía el juzgado. Paradojas de la vida, alguien que dedicó su juventud a tumbar la dictadura, se vio encarcelado por los nuevos demócratas por defender una forma de gobierno y estado democráticos. Fue un irreductible, jamás aceptó la farsa de los Pactos de la Moncloa ni de un régimen, el de la reforma, que hoy hace aguas y en el que no confía la juventud harta, insumisa e indignada.

Moro –nombre por el que le conocíamos sus compañeros y amigos, y con el que se identificaba plenamente– formó parte de la generación del 68, cuando parecía que podíamos cambiar el mundo, cuando –a pesar de la represión– corrían vientos de esperanza y generosidad, tiempos en los que no era una locura ni rareza luchar por la revolución socialista que, concebíamos bien distinta a la dictadura estalinista, y bien al contrario, pretendíamos que fuera la condición para una sociedad de mujeres y hombres libres e iguales. Tiempos de generosidad y compromiso, bien alejados del maldito principio rector del ratio coste/beneficio.

Precisamente entonces nos conocimos, en unos momentos en los que, tomando unas palabras suyas dedicadas a Silvino Sariego, forjamos “una amistad entrañable, creada hace más de cuarenta años, cuando amistad y revolución eran inseparables”. Moro además de un luchador, un activista y un lúcido político –de los que jamás cobraron una moneda de las arcas públicas– fue un amigo entrañable e incondicional de sus amigas y amigos para quienes es un orgullo el que hayamos contado con su afecto y confianza. Y compartido vida. Y ahí nació mi amistad y conmilitancia a prueba de pruebas con Moro, Jaime Pastor, Lucía González (¡cómo te echo de menos!), y siguieron llegando nuevas gentes a nuestras vidas: Chato Galante, Justa Montero, Marti Caussa, Petxo Idoyaga y se añadieron gentes muchas gentes de una lista imposible de reproducir.

En el año 66 estaba deseando organizarse políticamente, no hubo ni que argumentarle la necesidad de hacerlo, bastó con pasarle una cita. Pronto me di cuenta de la calidad del “fichaje”. Y desde entonces ni un solo día de su vida ha dejado de estar organizado para luchar. Porque Moro siempre concibió que la acción o es colectiva y compartida o no es emancipadora. Y democrática. La acción y la organización del movimiento social, para Moro y para quienes hemos compartido la experiencia, debe estar impregnada de democracia, de autogestión, de autoorganización. Para él no hay partido que merezca la pena si, aún en las peores condiciones de represión, no es totalmente democrático en su funcionamiento.

Primero militó en el Frente de Liberación Popular (FLP) y tras su disolución fue uno de los fundadores del grupo Comunismo, embrión de la Liga Comunista Revolucionaria (LCR) de cuya dirección formó parte y que durante años representó en los organismos de la Cuarta Internacional, dónde compartió debates, proyectos e ideas con gentes de la envergadura, entre otros, de Ernest Mandel (su maestro), Francisco Louça y Daniel Bensaïd. El Bensa, su amigo francés, referentes ambos de ambos en sus elaboraciones políticas, con el que mantuvo un diálogo permanente hasta el día de la muerte del filósofo y activista, el 12 de enero de 2010.

Moro jugó un papel clave en el acercamiento entre ETA VI y LCR que culminó en la fusión de ambas organizaciones. Durante años impulsó el desarrollo de las organizaciones revolucionarias en América Latina, años en los que fue director de la edición en castellano de Inprecor, revista política bimestral de LCR. Pero su mayor labor (e ilusión) periodística la volcó en sus artículos para Combate, periódico de esa misma organización de la que fue director en varias etapas, hasta la fusión de su partido con el Movimiento Comunista (MC). Tras el fracaso de esa unificación, formó parte de Espacio Alternativo, corriente de IU, que en 2008 abandonó la coalición y se convirtió en Izquierda Anticapitalista, organización de la que seguía formando parte activamente Miguel Romero.

Creó la revista bimestral Viento Sur, publicación con una importante influencia en la izquierda alternativa, de la que ha sido editor –y principal impulsor– durante los 131 números aparecidos hasta el día de hoy. Esta ha sido su principal contribución en los últimos años, incluidos los de su larga enfermedad, desde la revista de papel o la web. Labor periodística que ha compaginado con su participación en foros y mesas redondas, conferencias y charlas formativas, trabajo durante años en ACSUR-Las Segovias, y la autoría de obras como ¡Viva Nicaragüa libre! (1979), La guerra civil española en Euskadi y Catalunya: contrastes y convergencias (2006) y Conversaciones con la izquierda anticapitalista (2012) o su participación como coautor en Porto Alegre se mueve (2003), 1968. El mundo pudo cambiar de base (2008), Enrique Ruano, memoria viva de la transición (2009) y Pobreza 2.0 (2012).

Moro vivió intensamente la vida, exprimió todo aquello que merecía la pena. Disfrutó de su familia hasta el último momento, del amplio clan de los Romero del que se vanagloriaba. Y con razón, añado, una vez los he conocido. Excepto su etapa de Paris, toda su vida adulta la pasó en Madrid, salvo cortas estancias en otras ciudades, obligado por la clandestinidad. Pero siempre profesó de andaluz. Un andaluz capaz de entender a las gentes de otros pueblos y de respetar su derecho a decidir. Disfrutó de sus amistades. De las antiguas y de las nuevas. De gentes viejas y de gentes casi recién llegadas. No perdió la capacidad de conectar con las siguientes generaciones. Disfrutó de los momentos, de cada momento. Rigió su cotidianeidad por el sabio “carpe diem”. Por su carácter y por su visión del mundo, “nada humano le era ajeno”. Todo le interesaba, desde el impacto de la biotecnología al significado de la obra de Brecht.

Pero sobre todo tenía aficiones. Grandes. Apasionado del flamenco y partidario de Enrique Morente, disfrutaba igualmente con la Sinfonía nº 40 de Mozart o con Tristán e Isolda; fan de los Beatles y de Van Morrison y un buen conocedor del jazz. Pero sobre todo fue un lector empedernido, por supuesto de autores marxistas, pero no solo; leía a Maiakovski, leía y releía Poeta en Nueva York. Miren por favor todas las contraportadas de Viento Sur y comprobarán el homenaje permanente a García Lorca. Y devoraba novelas desde que, según me contó, de chaval tropezó con La isla del Tesoro. Muy particularmente le apasionaba la novela negra. Como a tantos otros revolucionarios. Y el cine. Asiduo asistente al Festival de San Sebastián, es posible que tenga algún record de visionado de Roma cittá aperta o de Viridiana, admirador de Billy Wilder y de Berlanga, en más de un artículo político –no se sabe cómo– encontró la excusa para citar a Lauren Bacall. Y un secreto a voces: cuando jugaba el Barça, el reloj se paraba, y mejor esperar a llamarle tras la retransmisión del partido. Eso, todo eso y más, configuraba el mundo polifacético de alguien al que mucha gente solo conoció por su compromiso político.

¡Cuantas y cuantas cosas, amigo, compañero Moro, se podrían contar de ti! No recuerdo ninguna mala. Y sí recordaré siempre los buenos difíciles momentos políticos y personales en los que estuvimos juntos, compañero. Hasta la misma noche que entraste en coma. Un momento antes aún tenías ganas de saber “cómo están las cosas”, las de siempre, las tareas del momento.

Si Moro pudiera hacer un balance de su vida, nada lo expresaría mejor que unas palabras que escribió hace décadas, en el artículo “Punto y aparte” del número 518 de Combate, y que puede explicar su constante esfuerzo por “conectar” con la juventud indignada, con las nuevas generaciones revolucionarias y su obsesión por la renovación, por dar paso:

No hay más que mirar el esqueleto de artículo que tengo delante. Allí dice en la primera página “relevo”. No es una idea muy original, pero es verdad que eso es lo importante. Pasamos el testigo. Hemos recorrido el trayecto que nos tocó, tan distinto del que habíamos imaginado, con todas nuestras fuerzas. No estamos cansados. Aún con todos los obstáculos y tropiezos, nos ha gustado la carrera. Y ahora estamos satisfechos de dejar el testigo en manos que también son las nuestras y seguir adelante. Esto es lo que cuenta y todo lo demás es secundario

In memoriam Miguel Romero "Moro"

· 0 comentarios



Fallece Miguel Romero, referencia e impulsor de la lucha anticapitalista

· 0 comentarios

Fundó la Liga Comunista Revolucionaria y desde 1991 era el editor de la revista 'Viento Sur'. Muere en Madrid víctima del cáncer tras años de lucha contra la enfermedad.

Era el Moro. Con ese seudónimo se le conocía desde finales de los años 60 del siglo pasado a Miguel Romero (Melilla, 1945-Madrid, 2014), histórico activista de la lucha anticapitalista que ha fallecido en Madrid víctima del cáncer que le fue diagnosticado hace ya años y contra el que ha luchado prácticamente con el mismo tesón con el que aplicó su compromiso político desde que era joven.

El velatorio del activista anticapitalista se abre este lunes, a partir de las 18:00 horas, en el Tanatorio de la M-30, de Madrid. El martes, a las 16:00, se realizará la cremación en el Cementerio de La Almudena.

Fue el Moro en la clandestinidad de la dictadura y así sigue siendo conocido por sus compañeros de batalla de entonces y por los de ahora, casi todos integrados en el partido Izquierda Anticapitalista, con implantación estatal y que ya ha concurrido a diferentes procesos electorales.

Romero se comprometió durante el franquismo con esas mismas ideas que inspiran a la formación de izquierda radical. Perteneció al Frente de Liberación Popular, organización que aglutinó a personalidades vinculadas a la izquierda en la clandestinidad, y que impulsaron su renovación con la creación de nuevas fuerzas políticas. Ahí militó hasta principios de los años 70, cuando fundó la Liga Comunista Revolucionaria, de cuyo órgano de dirección formó parte hasta su disolución en 1991.

A pesar de la unificación de las izquierdas en IU, esta rama pervivió desde entonces primero en Izquierda Alternativa, posteriormente en Espacio Alternativo y, después, con la creación de Izquierda Anticapitalista. Durante todos esos años y hasta hoy su referencia ha sido la revistaViento Sur, de la que Romero ha sido director hasta el final de su vida.

Gorripidearen oharra

viernes, 10 de enero de 2014 · 0 comentarios

GU ERE, BIHAR BILBORA
“Giza eskubideak, konponbidea, bakea”

                Ohar honen bidez, Gorripideak bat egiten du Urtarrillak 11an egingo den manifestazioaren (isila) deialdiarekin.  Beraz, bihar, arratsaldeko 18:00retan La Casillatik abiatuko den martxara gonbidatzen zaituztegu.

Por medio de la presente nota, Gorripidea quiere mostrar su adhesión a la Convocatoria de la manifestación (silenciosa) para mañana sábado a las 18:00 horas y que saldrá de La Casilla (Bilbo).


Euskal Herrian, 2014ko urtarrilaren 10an


Gorripidearen prentsa oharra

jueves, 9 de enero de 2014 · 0 comentarios

BAKE BIDEAN ATZERAPAUSURIK EZ.
Urtarrilak 11, denok Bilbora!


Duela egun batzuk EPPK-k adierazitakoari, Espainiar barne ministroaren erantzuna, berriro ere errepresioa gordintzea izan da. Hots,  zortzi pertsona atxilotzea.

Argi eta garbi, oraingoz, espainiar gobernuak ez du nahi gatazkaren konponbiderik, ezta ere bakerik. Nahigo du gurean jada gainditurik dagoen egoeratara itzultzerik.

Baina Euskal Herriak ezin du probokazioan erori eta aurrera egin behar du, urte luzeetan jasan dugun gatazkaren konponketa burutu arte.

Horregatik, dei egiten dugu urtarrilak 11, Bilbon, euskal presoen egoera konpontzeko (eta bide nabar errepresioari aurre egiteko) osatuko den itsasoan parte hartzea.

Atxilotuen askatasuna exijitzen dugu ta bat egiten dugu euren senitartekoekin eta lagunekin.

                                                                         Gorripidea
  
Euskal Herrian, 2014ko urtarrilaren 9an

Konponbideari erasorik ez!

· 0 comentarios

Las organizaciones que comparecemos en esta rueda de prensa queremos manifestar nuestro rechazo absoluto a la operación política que se saldó ayer con la detención del grupo de personas que ejercen funciones de mediación para Euskal Preso Politikoen Kolektiboa además de las tareas que corresponden a algunos de ellos como abogados de los presos y presas.
Entendemos que la operación es la respuesta puntual al debate y las importantes decisiones adoptadas por el Colectivo de Presos Políticos que hemos conocido hace unos días. Las personas detenidas participaron además en el acto público realizado posteriormente en Durango con los presos excarcelados. Resulta evidente que el gobierno del estado no se conforma con no aportar nada positivo al proceso de paz, sino que está empeñado en impedir su avance, de la misma manera que se hizo, por ejemplo, con el llamado caso Bateragune en octubre de 2009 –siendo entonces Rubalcaba ministro de interior– o más recientemente con la operación contra el movimiento social Herrira. Las detenciones pretenden, en ese sentido, que cunda el desánimo en nuestro país, además de criminalizar la labor de apoyo a los presos y presas y la denuncia de la conculcación de derechos de que son objeto.
Toda institución tiene la responsabilidad de ayudar a la sociedad a solucionar sus problemas. Así debería ser también en el estado. Por ello, el empecinamiento en obstaculizar los avances objetivos que en nuestro país se están dando, sólo puede ser interpretado como un signo de extrema debilidad política. El estado y sus aparatos parecen haber interiorizado que no tienen nada que ganar en una agenda de diálogo y soluciones para Euskal Herria. Es por ello que carece de sentido buscar justificación racional a estas operaciones. Y ante esta situación, a quienes estamos empeñados en la paz, no nos queda sino seguir trabajando como hasta ahora en la superación de los obstáculos y dificultades. Es lo que pretendemos seguir haciendo; es nuestra responsabilidad. Y en concreto, entendemos imprescindible el respeto a los derechos de los presos y presas políticas vascas para que el proceso avance; es antes que nada una cuestión de justicia. Por ello, nos ratificamos –como dijimos tras la redada contra Herrira– en nuestro compromiso con la defensa de esos derechos.
En coherencia con este análisis:
  - Exigimos la inmediata puesta en libertad de las personas detenidas, y mostramos nuestra solidaridad con sus familiares y allegados.
   - Y convocamos a la ciudadanía a participar en las concentraciones que esta tarde tendrán lugar en ciudades y pueblos de nuestro país, y mañana al mediodía ante los ayuntamientos de las capitales.
En Donostia, a 9 de enero de 2014

Lokarri • Etxerat • Eskubideak • Gazte Abertzaleak
ELA • LAB • ESK • STEE • EHNE • HIRU • CNT • CGT
Sortu • EA • Aralar • Alternatiba

Hondakinak, Adostasunak, Talantea, Desobedientzia zibila, etabar

domingo, 5 de enero de 2014 · 0 comentarios

Piter  Encinas  Arrasateko Gorripideako eta Ekologistak Martxaneko-kidea

Beste ezer esan baino lehenago, oso garbi utzi nahi dut birziklatzeko modu onena atez atekoa dela, zalantzarik gabe. Hau baieztatzeko, ez dugu Catalunyara joan behar, izan ere, han 100 herri desberdinen eta haien 12 urteko esperientzia ikus dezakegu, eta orain,  hemen, Euskadin ere, badaukagu horretarako aukera.

Arrasaten lortutako akordioa oso ona dela pentsatzen dugu, bai helburuei dagokienez, baita prozedurei dagokienez; jakina, gero denborak esango digu aproposena izango den ala ez. Lehen urratsa egin dugu, eta guk uste dugu oso positiboa izan dela, lortu dugulako ikuspuntu desberdineko pertsonak eta erakundeak  elkartzea geuk eragiten dugun arazoa konpontzeko. 

Bestalde, STOP PaP eta PSOEren jokabidea, nire iritziz, ez da izan oso mesedegarria Arrasaterentzat noski, denok daukagu eskubidea edozein jarrera edukitzeko, baina era berean, guztiok daukagu eskubide berbera gure iritzia azaltzeko.

Horrexegatik, gogoratu nahiko nuke erakunde hauek lehenengo eta bakarra izan zen bilerara  joan zirela eta baldintza politikoak jarri zituztela mahai horretan egoteko; eta hori guztia gutxi izango ez balitz, ez zutela nahi izan ekologistok han egon gintezen. Norbaitek beste inori  parte-hartzeko betoa egiten badio, erakunde horren eskubideak murrizten ditu. Gero, demokraziaz lezioak eman nahi dituzte?

Zoritxarrez, Euskadin politika ustelduta dago. Hemen, batzuek ez dute aurkariekin argazki berean atera nahi, ez du inporta adostasun batera ailegatzen diren ala ez. Catalunyan, PSOE  Atez Atekoaren alde dago eta parte-hartzen du 100 herri baino gehiagotan. Ildo beretik, Madrilgo Alderdi Sozialistak joan zen urtean egin zuen azken kongresuan Atez Atekoaren alde erabakiak hartu zituen. Zoritxarrez, politiko batzuek jauntxoen gisa jokatzen dute, eta hauek norbanakoen interesei lehentasuna ematen diete herriaren interesen aurrean.

Bukatzeko, aipatu nahi dut hondakinen mahaiaren garaipen handienetariko bat izan zela helburuei moduari baino garrantzi handiagoa ematea. Denok ados geunden: gaur egungo egoera  eutsiezina zen, elkarrekin zerbait egin behar genuen. Izan ere, Eskoriatzan, Bergaran edota Legazpin gertatzen dena ez da zuzena, diktadura edo estatu-kolpe baten aurrean desobedientzia zibilerako deia egitea normala da, baina hemen gertatzen dena, uf! Norbaitzuk burutik jota daude.                   


Resíduos, Acuerdos, Talante, Desobediencia Civil y más...

Antes de nada quiero dejar claro que tanto mi organización como yo pensamos que el mejor método para un mayor reciclaje es el PaP sin duda ninguna. No hace falta ir a Catalunya y ver su ejemplo de más de 12 años en más de 100 poblaciones para darnos cuenta de lo que digo, aquí en Euskadi lo podemos comprobar.

De todas formas, eso no nos impide valorar de una forma MUY POSITIVA el acuerdo alcanzado en Arrasate, tanto en los objetivos como con el método, luego el tiempo nos dirá si es válido o no, el primer paso dado es positivo por que personas y organizaciones con diferentes puntos de vista hemos tenido el talante positivo para intentar solucionar un problema que nosotros mismos estamos produciendo.

Por otro lado también me gustaría valorar la actitud tomada por el PSOE y por STOP PaP, (tienen todo el derecho a actuar como quieran, pero yo tengo el mismo derecho para opinar). Quiero recordar que en la 1ª y única reunión a la que asistieron ponían condiciones para su participación, estaban en contra de la composición de la mesa, incluso estaban en contra que Ekologistak Martxan participáramos como grupo, quien veta la participación de alguien recorta sus derechos a participar y/o aportar sus ideas se esté o no  de acuerdo  con ellas. Luego quieren dar lecciones de democracia.

Pienso que en Euskadi la política está más podrida que en el estado español, aquí hay personas-organizaciones que no quieren salir en la misma foto con el supuesto adversario, y esto último aquí tiene más peso que las decisiones que toman estas mismas organizaciones por ejemplo en localidades de Catalunya que apoyan y participan con el PaP, o las resoluciones del PSM (Madrid) en su último congreso que apoyan abiertamente el PaP. Por desgracia hay políticos que funcionan como auténticos caciques en sus cortijos que como políticos que priman lo colectivo a los intereses particulares.


Volviendo al acuerdo que es lo más importante, el gran acierto de ésta mesa fue dar más importancia a los objetivos que al método, reconociendo unánimemente que la actual situación era insostenible  que teníamos el deber de hacer un camino juntos y que la actitud NO es lo que está ocurriendo en Eskoriatza, en Bergara o en Legazpi con un llamamiento a la desobediencia civil como si se estuviera luchando contra una dictadura o golpe militar. Como diría Obelix ¡estos romanos están locos!

emeek emana

Soberanía y emancipación

Soberanía y emancipación
Bikila

Mosaiko. Gure esju dago

Mosaiko. Gure esju dago
VIDEO. Pincha la imagen

Gorripidearen Aurkezpena

Lehenengo Konferentzia

Lehenengo Konferentzia
1ª Conferencia de Gorripidea

Eztabaida - Debate

Dekalogoa

Gure esku dago

Giza eskubideak / DDHH

Gernikako akordioa

Garoña Itxi Orain!

VIDEO. German gogoan

Etxe kaleratze gehiagorik ez!

Etxe kaleratze gehiagorik ez!
VIDEO: Pásalo

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA
Joxe Iriarte "Bikila" Cumbre del Akonkagua 6.959 m

Artxiboa

Etiketak