¿De qué hablamos cuando hablamos del derecho a decidir?

martes, 30 de junio de 2015 ·

Mario Zubiaga

Para acotar un poco lo que es el derecho a decidir, yo creo que habría que hablar en primer lugar de la soberanía y de la evolución de este concepto a lo largo del tiempo. El concepto de soberanía surge aproximadamente en el siglo XVII y en esa época es entendido fundamentalmente como la capacidad de decidir que tienen los estados o los monarcas identificados con el Estado. Luego, a lo largo de los siglos XVII-XIX, el concepto se extiende de forma que la soberanía estatal se va legitimando con la idea de soberanía nacional y popular: es decir, son los pueblos y las naciones los que al final deciden, no el rey. Y en el siglo XX, y ya en el XXI, la soberanía se individualiza, se entiende como la capacidad de decidir de cada uno de nosotros. Esta es una evolución ideológica muy profunda que se está dando en el ámbito occidental básicamente y define una forma más personalizada de entender la vida política, que se traduce en que somos los ciudadanos y ciudadanas los que tenemos la capacidad de decidir sobre todo; define, en última instancia, el marco teórico de lo que hoy entendemos como “derecho a decidir”. Sin negar ni superar el concepto de poder político como “actuar juntos”, se subraya la importancia de la voluntad individual, de cada persona, en la formación de la voluntad colectiva de la comunidad

Y a partir de esa idea, podemos decir que Euskal Herria está nuevamente en sintonía con lo que ocurre en el mundo y especialmente en el ámbito europeo.


En Euskal Herria, se ha pasado de reclamar el derecho de autodeterminación a reivindicar el derecho a decidir. ¿Supone esto una rebaja en los presupuestos?, ¿es cuestión, únicamente, de terminología?
El derecho a decidir es un concepto que, desde el punto de vista teórico, está en formación todavía; no es un concepto asentado. Jaume López, profesor de la Universidad Pompeu Fabra y uno de los principales expertos en el tema, dice que el derecho a decidir es el «derecho de autodeterminación 2.0». Es decir, una adaptación del derecho de autodeterminación a contextos democráticos avanzados.

El derecho de autodeterminación, tradicionalmente, ha estado ligado a procesos de descolonización. O está ligado como tal concepto a situaciones de opresión, de vulneración de derechos de los pueblos, de guerra abierta... Situaciones, digamos, de cierta excepcionalidad política. De esa forma, cuando tienes espacios políticos que están más o menos institucionalizados democráticamente, la capacidad de decidir sin cortapisas y sin límites es muy difícil que se pueda vehicular a través del derecho de autodeterminación, por lo anterior, porque en la doctrina internacional está ligado a situaciones de excepcionalidad política. Cuando no se dan esas circunstancias de forma indiscutible, el derecho a decidir es un concepto más adecuado, porque lo único que afirma es que hay un demos [pueblo] y que ese demos, que ya está relativamente institucionalizado y funcionando de forma democrática, desea llevar hasta el límite su capacidad de autogobierno.

Esta conceptualización, desde mi punto de vista, es más adecuada para situaciones como la escocesa, la catalana o la de Euskal Herria. Pero yo no entiendo que sean planteamientos absolutamente enfrentados; estamos hablando de una adaptación del derecho de autodeterminación clásico a un nuevo contexto. Por eso tampoco entiendo, como ocurre muchas veces en el debate político en este país, que el derecho a decidir se vea como un eufemismo menor, una forma de llamar a la autodeterminación que realmente no supondría reivindicar lo mismo que antes se reivindicaba, es decir, una bajada de pantalones... En fin, ese debate creo que es un debate que no tiene mucho sentido. El derecho a decidir es una expresión directa del principio democrático que se libera de la necesidad de probar una situación de opresión, una identidad nacional coherente históricamente en un territorio homogéneo, una situación de guerra o un mar que te separe de la metrópoli. No niega la posibilidad de que realmente existan algunos de esos elementos, simplemente no los pone como condición previa del derecho. Ahora lo fundamental es la voluntad democrática de una ciudadanía institucionalizada.

En conexión con esto último, además tiene una ventaja, y esa es la diferencia fundamental respecto al derecho de autodeterminación clásico. La ventaja fundamental es que el derecho de autodeterminación siempre va ligado, como derecho, al reconocimiento del mismo por una instancia externa: alguien te tiene que reconocer el derecho de autodeterminación, alguien tiene que decirte: «Tienes ese derecho» y puedes ejercitarlo, ya sea el Estado matriz, ya sea la comunidad internacional.


Dice que en el caso del derecho de autodeterminación tiene que haber una instancia externa que lo reconozca. ¿Y el derecho a decidir? La realidad demuestra que desde el poder establecido en el Estado español tampoco reconocen el derecho a decidir planteado desde Euskal Herria o Catalunya.
Aunque evidentemente es mejor que sea asumido por los actores políticos a los que se apela –el Estado matriz y la comunidad internacional–, el derecho a decidir no tiene por qué ser reconocido como tal para que pueda ser ejercido. Y esa es una diferencia fundamental. Desde tu ámbito institucional democrático, tú puedes tomar decisiones –y tomar eventualmente una decisión radical en clave de “derecho a decidir”, es decir, una decisión que te autodetermine como país o como comunidad política– sin que nadie tenga que reconocerte nada desde fuera, porque estás ejercitando un principio democrático. A Catalunya, para poder decidir, no hace falta que nadie le diga «Tiene usted derecho a decidir», basta con que en un momento determinado decida; luego, evidentemente, será reconocida o no como Estado. Será reconocida por unos y quizás, me extraña, no por otros, pero eso no le impide ejercitar ese derecho, porque está apelando a la voluntad democrática de su ciudadanía. Por eso, el derecho a decidir conecta naturalmente con la idea de unilateralidad: para ejercer un derecho democrático no hace falta que nadie te reconozca nada, tú da pasos y no estés esperando a que la otra parte diga: no, sí, puedes hacerlo, pero con estas condiciones... Si te basas en mayorías democráticas y respetas los derechos y libertades de todos, no hay límite para seguir adelante.

PINCHA EN EL ENLACE PARA LEER MÁS

2 comentarios :

RESISTENCIA ANTIESPAÑOLA dijo...
15 de julio de 2015, 13:47  



Comunicado de la Resistencia :

Recientemente se han constituido los nuevos gobiernos en los Ayuntamientos y pronto en la mayoría de Comunidades Autónomas del estado español, producto de las elecciones llevadas a cabo el 24 de mayo, y que han configurado un mapa novedoso del reparto de poder, como consecuencia de la nueva correlación de fuerzas resultante de dichas elecciones.

Se han formado pactos y gobiernos de conveniencia , en los que abundan alianzas llamativas y clarificadoras en muchos casos, de los derroteros que puede tomar la política en estos momentos. Desde acuerdos pp-ciudadanos, o psoe-ciudadanos, de lo más lógicos, vista la trayectoria neofascista de dichas organizaciones, hasta acuerdos curiosos que siembran razonables dudas sobre la posición que ocupan o pretenden ocupar los exmiembros del 15-M.

Desde la Resistencia Antiespañola siempre hemos defendido que con los partidos españoles, especialmente con los más representativos del régimen ( psoe , pp ) no cabe ningún pacto o alianza , y lo único que se puede negociar con estas formaciones son las condiciones para un traspaso de poderes a las Naciones que aspiran a lograr su Independencia, con el fin de conseguir la creación de los nuevos estados catalán, vasco, galego, y cuantos otros pueblos quieran constituirse en estados libres e independientes.

Esperamos que Podemos y sus marcas blancas, apoyen decididamente los procesos políticos que se están llevando a cabo en distintos territorios, como por ej. Catalunya ; si así lo hacen , mostrarán una faceta digna de respeto y alabanza, y contarán con el beneplácito de miles de ciudadanos comprometidos con la causa de la libertad y los derechos civiles.

RESISTENCIA ANTIESPAÑOLA dijo...
15 de julio de 2015, 13:48  



En estas fechas, hemos asistido también al hecho histórico de la ruptura de la coalición CiU , debido a la actitud intransigente y obcecada de buena parte de la dirección y militancia de UDC, partido que siempre apareció como el obstáculo interno de esa coalición y que impedía avanzar en la construcción política de Catalunya.
UDC como formación , ha mostrado permantentemente su carácter netamente españolista, y se comprendía que con una fuerza política de ese sentido, no se podía seguir con paso firme , sino sorteando impedimentos que ellos mismos ponían al proceso constituyente.

Es por ello, que a nuestro entender, el camino tomado por CDC ha sido el más indicado para los intereses de Catalunya y del proceso de construcción nacional. Al romper con el lastre que suponía UDC, se podrá progresar con más rapidez y eficacia en el camino emprendido hacia la libertad.

Felicitamos pues, a CDC y pedimos a todos los partidos , asociaciones, etc., vinculados al Derecho a Decidir, la mayor unidad en torno al proceso, para alcanzar satisfactoriamente los objetivos marcados , cuando sólo quedan tres meses para la gran cita electoral que puede, y debe, significar un antes y un después para Catalunya, un paso seguro y definitivo hacia la ansiada liberación del yugo español.

Queremos mostrar también nuestra satisfacción y total apoyo a las manifestaciones y cadenas humanas llevadas a cabo en Euskal Herria por el colectivo Gure esku dago, para demandar a los estados español y francés el respeto y la posibilidad de realizar , al igual que en Catalunya , una consulta a favor de la libre expresión en torno al Derecho a Decidir el futuro político de Euskal Herria.

Desde nuestra organización hemos defendido siempre, sin ambajes, el derecho de los pueblos y naciones a expresarse, y a decidir la conformación de su estructura política y su derecho inalienable e irrenunciable a conseguir su libertad.

Reafirmamos pues, nuestro apoyo y admiración por las fuerzas políticas y sociales que están haciendo posible que se tome conciencia sobre los contenciosos , catalán y vasco especialmente, debido a su actualidad, y animamos a otras fuerzas políticas y colectivos ( PNV, BNG, etc. ) a unirse
cada vez con más empuje a estas demostraciones cívicas en las zonas y territorios ocupados.

Juntas, las Naciones conseguirán los objetivos para llegar a su liberación, defendiendo sus derechos, no dejándose pisotear ni amedrentar por el poder central, representado por las formaciones neofascistas psoe, pp, y otras que surgen con fuerza, como Ciudadanos, que no son más que el reverso de la misma moneda.

Frente a las arbitrariedades del estado central, no cabe otra solución que luchar por los derechos civiles, políticos y sociales de los pueblos, en la hora decisiva en la que se encuentra no sólo Catalunya, sino Euskal Herria, Galiza, etc.

Adelante, pueblos, no os rindáis, redoblad esfuerzos y continuad la lucha por las libertades !!
Vivan los pueblos que luchan por su libertad !!

emeek emana

Soberanía y emancipación

Soberanía y emancipación
Bikila

Mosaiko. Gure esju dago

Mosaiko. Gure esju dago
VIDEO. Pincha la imagen

Gorripidearen Aurkezpena

Lehenengo Konferentzia

Lehenengo Konferentzia
1ª Conferencia de Gorripidea

Eztabaida - Debate

Dekalogoa

Gure esku dago

Giza eskubideak / DDHH

Gernikako akordioa

Garoña Itxi Orain!

VIDEO. German gogoan

Etxe kaleratze gehiagorik ez!

Etxe kaleratze gehiagorik ez!
VIDEO: Pásalo

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA
Joxe Iriarte "Bikila" Cumbre del Akonkagua 6.959 m

Artxiboa

Etiketak