Kapitalaren mesederako eta gure hondamendirako

martes, 13 de octubre de 2015 · 0 comentarios

Joxe Iriarte, ‘Bikila’ - Alternatiba

Marx itzuli da liburuan, Daniel Bensaid-ek diosku Marxek eleberri beltza moduan idatzi zuela Das Kapital (Kapitala). Millennium eleberria bezala hiru tomoetan, hain zuzen. Izan ere, kapitalaren erresuman dirudiena inoiz ez da zinezko, itxurak mamia (naturaren ustiaketa eta pertsonaren esplotazioa) ezkutatzen du. Hori aski ez, beren morroiak, intelektual zein politikoek, oso iaioak desitxuratze hori bilgarri deigarriekin edo modu sofistikatuetan apaintzen, are mozorrotzen (edo  ustelkeriaz  dena kakazten) pista okerrak han eta hemen jartzen sistemaren labirintoetan gal gaitezen. Kapitala ez baita dirua edo ekonomia soil-soilik, sistema labirintikoa baizik. Kapitala ez da abstrakzio bat, botere sistema osatu bat baizik, zeina oso modu korapilatsuan egituratzen den. Badu merkatua deritzan sarea zeinerako produzitzen duen irabazien arabera; badu ordena zaintzarako prestaturiko polizia mota desberdinak eta Estatu eta internazional arloko nazio armadak; badu finantza egitura bat eta bertan ari diren exekutibo ondo baino hobetu sarituak, eta baita beren zeregina betetzen duten alderdi politiko eta politikari, hitz batez, kapitalaren krimenen zantzuak desitxuratzen eta ezkutatzen (erretolika aberkoi eta demokratikoarekin igurtziz) ari diren morroiak.

Hortik, gure gizartean sortzen diren desmasien aurrean derrigorrezkoa da geure buruari galdetzea ikertzaile batek hilketa baten aurrean egingo lukeen modura: zeini egiten dio mesede  heriotza honek? Zeini egiten dion mesede natura hain modu zentzugabean ustiatzea? Zergatik diru publikoarekin banku pribatuen zuloak estali herritarren kaltetan? Edo aberatsei zerga zuzenak jaitsi eta denok ordaintzen ditugun zeharkakoak handitu? Eta batez ere, zergatik jasaten dugu hain egoera larria eztanda egin gabe?

Nire gaitasuna guzti horri buruz nahiko murritza denez eta batez ere orriotan ezina denez, politikoen jukutriaz arituko natzaizue, adibide batzuk jarriz.

Erabaki hori zeini egiten dio mesede? Berriro galdera. Aitzakiak direnak direla Troikak Europako Batasunaren mailan eta PPk Espainiar estatuan lau urteotan hartu dituzten erabaki  guztiak kapitalaren aldekoak izan direla zalantza gutxi: PPk elektrika alorrean hartutako erabakiak oligopolioen mesederako izan direla herritarren eta energia berriztatzaileen kalterako zalantza gutxi. Gauza bera bankaren erreskatearekin. Alabaina, gurean, EAJ artista dugu igeri egin eta arropa zaintzen maisu, onura guztiak beren kargu hartzeko eta emaitza txarrak Estatuari, Europari edo ezkerreko muturreko joerari. Herria eta aberria hitzak ahoan baina kapitalisten, lagunen edo aipa ezinezkoen interesen alde, beti.

Bi adibide: atez atekoaren auzia inposaketa, kuxidadea zela eta herri galdeketa bandera (beraiek inoiz egin ez dutena) jo eta ke aritu ziren, (PSEren laguntzarekin) aurreko legegintzaldian, aferaren oinarrian zegoen Errauskailuaren auzia ezkutatuz. Zeina foru gobernua berreskuratu bezain pronto argira azaldu duen. Izan ere, Errauskailuak janaria behar du, erretzeko gaia, eta birziklapen tasa handituz, eta batez ere organikoaren bilketa aurrera joanez gero, Errauskailuak ez baitu zentzurik. Oso kutsagarria da eta aldaketa klimatikoaren eragilea ere, bere neurrian. Hor daude Zabalgarbiren gas (CO2) isurketaren emaitzak. Eusko Jaurlaritzaren hitzak eta pitzak iruzurra galanta bilakatzen dira halako egitasmoekin. Kontua da Errauskailua negozioa dela patrika batzuentzako. Nola sinatu zuten finantza erakundeekin ikusi besterik ez dago. Naomi Kleinek arrazoia du dioenean ezinezkoa izango zaigula naturaren hondamendiari aurre egitea kapitalisten eta beren morroiei aurre egiten ez badiegu. Ezin gera geldi besoak gurutzatuta Errauskailua eraikitzen hasten badira eta, Pasaian bezala, atez atekoa eraisten hasten badira. Bigarren gaia: zergaren harmonizazioaren aitzakia Gipuzkoan aberatsei zergak murrizteko. Gogoratzen zarete ditxosozko LOAPAz? Harmonizazioak esan nahi zuen autonomi erkide guztiak parekatzea: kafesnea denontzat. Egun gauza bera kontzertuarekin. Kasu horretan, EAJ, haserretu egin da bere kalterako baita kudeatzen duen “txiringitoak” galdu egingo bai luke. Zergatik ez dute harmonizatu Gipuzkoaren mailarekin? Jakina, kontua ez baitzen harmonizazioa, Gipuzkoan zergen demokratizazioaren aldeko aurrerapausotxoa (gehiago dutenei gehiago eskatu gutxi dutenen mesederako) bertan behera uztea baizik. Gauza bera egiten ari dira Gasteizen PPrekin batera. Dena kanpoko kapitala eta bertako kapitalisten inbertsioa erakarriko duelakoan...


Naomi Klein-ek Honek dena aldatzen du bere azken liburuan larrialdi klimatikoaz ohartarazten digu, eta horren erantzulea den Kapitalismoaren jarduerari azkar eta modu erradikalean aurre egin behar zaiola aldarrikatu. Ados nago iritsi horrekin. Eta nago ere, ezkerra, zoritxarrez, orain arte motel, ezgai, noraezean dabilela arazoari aurre nola egin ez dakiela, gehienetan defentsibak eta kapitalaren logikaren baitan. Horren adibidea litzateke VWek automobilen kutsadura-neurgailuekin egindako iruzurraren aurrean Nafarroako Gobernuak (Ezkerreko gobernua) eta sindikatuek ageri duten beldurra eta espantua multinazionalak Landabeneko lantokian egin behar dituen inbertsioak bertan behera ez ote diren geratuko. Ulergarria da gobernuak ondasunaren galeren eta langileek lanpostuen galtzeari beldur izatea, baina produkzio asmoak zein baldintzak egiten diren ezin ditugu ahaztu edo saihestu. Langileen lan-baldintzak hobetzeko edo kutsadura murrizteko inbertsioak balira, gaitz erdi; alabaina automobilen kopura gehitzeko bada? Eta hala da. Noiz arte lotu behar dugu lantegi baten iraupena ingurumenarekin talka egiten duen produkzio motarekin? Hauteskunde programak, sindikatuen kongresuetako programak, Alternatiba-Herria bezalako jai egunerako dira, soil soilik? Irabazia nora kapitala hara. Eta gu?

La persecución del espectro

lunes, 12 de octubre de 2015 · 0 comentarios

Joseba Barriola. Alternatiba. 

Los espectros, llámense espíritus, fantasmas, ánimas en pena o almas errantes, tienen una presencia abrumadora en todas las memorias orales de todos los pueblos del mundo, también en lo que llamamos Occidente. Los pueblos que han decidido y/o han podido transcribir en letras esa memoria oral, tienen también una amplia literatura popular donde pululan los espectros.

En la literatura más intelectual son referenciales las obras en las que los espectros juegan un papel vital. Tenemos el caso del espectro del Mïo Cid el Campeador, del que se dice que ganaba victorias después de muerto. No las ganaba el muerto, sino el espectro del muerto. En el otro extremo de la producción literaria occidental contamos con la increíble novela “Pedro Páramo” de Juan Rulfo, donde vivos y fantasmas de muertos hablan y se prestan mutua ayuda y memoria. Entre medio de ambos, recordamos a Dante guiado al Cielo por el espectro de Beatriz, que ya estaba muerta. A comienzos del siglo XX, Nietzche afirma la muerte de Dios. Aclaremos que no afirmó la muerte de los que pretenden ser la voz de Dios, las estructuras eclesiales. Pero tras Nietzche, lo que queda, ¿el espectro de Dios?, sigue actuando en formas espectaculares, entre las cuales destacaré solamente la teología de la liberación, que ella misma parece un espectro de si misma, que aparece y desaparece en forma de Movimiento de los Sin Tierra, y otros, con millones de implicados.

Pero en este momento de todos los famosos espectros de la literatura quiero hacer mención de dos famosos espectros. Por un lado el espectro del Rey de Dinamarca, padre de Hamlet, asesinado por su hermano, tío de Hamlet, con la complicidad de su esposa, madre de Hamlet, que tras el asesinato de su esposo el Rey, se casa con su amante, (cuñado suyo, hermano de su esposo y tío de Hamlet), que es proclamado nuevo Rey de Dinamarca.  Y por otro lado el famoso fantasma “que recorre Europa: es el fantasma del comunismo Todas las potencias de la vieja Europa se han aliado en una sacrosanta cacería de este fantasma”.(Carlos Marx).

El espectro del Rey de Dinamarca, es y no es, aparece y desaparece. Y solamente hace una cosa: decir la verdad. Espera que la verdad que anuncia florezca. Pero sólo hace una cosa: hablar verdad. ¿Qué es lo que dice?  Lleva aparte a Hamlet y le dice dos cosas: 1.- “Soy el espíritu de tu padre, condenado por cierto plazo… hasta que se quemen y purifiquen los turbios delitos que cometí en mis días naturales” Esto es reconoce los turbios delitos, reconoce su parte en la generación de dolor, pero no reniega de su condición de Rey de Dinamarca. 2.- “Escucha ahora, Hamlet: se ha dicho que una serpiente me mordió cuando dormía en mi jardín: así se ha engañado pútridamente todo oído de Dinamarca con un falso relato de mi muerte, pero has de saber, noble joven, que la serpiente que mordió la vida de tu padre, lleva ahora su corona”. Es decir, tiene una verdad que afirmar (el asesinato de que ha sido víctima) y una mentira que denunciar (el falso relato que engaña pútridamente todo oído de Dinamarca).

El fantasma del comunismo comunica una verdad, que es el propio Manifiesto Comunista, y señala un falso relato mentiroso y calumnioso: “Todas las potencias de la vieja Europa se han aliado en una sacrosanta cacería de este fantasma… ¿Dónde está el partido opositor al cual sus adversarios en el gobierno no hayan tildado de comunistas? ¿…que no haya lanzado de retorno la estigmatizadora acusación de comunismo…? El fantasma del comunismo habla dice una verdad y denuncia una mentira: sacrosanta cacería, tildados de comunistas, estigmatizadora acusación.

El espectro o fantasma pues, es y no es. Es espectro de un muerto, pero está vivo: habla y dice una verdad y su palabra florece en acción. El espectro del Rey de Dinamarca no blande la espada, no hace atentados, simplemente habla la verdad y desvela la mentira. El fantasma del comunismo, es el fantasma de un muerto que habla, manifiesta la verdad de la explotación de los últimos milenios, y denuncia falsos relatos. Luego vive, sólo habla y  su palabra florece en acción. Por ello el espectro o el fantasma, por sus características es invencible. El Rey de Dinamarca puede ser vencido. Los comunistas de la Revolución Francesa, los niveladores de la revolución Inglesa, los campesinos de Munster, los pobladores de la revuelta de Massinelo en Nápoles, pueden ser derrotados. El fantasma del comunismo resulta no vencible. Este tipo de fantasmas sólo desaparecen cuando la verdad que manifiestan florece y la mentira que desvelan fenece.

Cualquier comparación con el presente político de Euskal Herria y de los gobierno de los Estados español y francés, no es casualidad, sino totalmente pertinente. Estos Gobiernos han establecido una santa coalición entre los poderes de la República francesa y los poderes de la Monarquía española. A esa coalición se han sumado todos los constructores y defensores del Régimen del 78 (PP-PSOE-Convergencia y Unión, UPN, PNV, la jerarquía de ¨Rouco Varela, la flor y nata de los doctores de Universidad…). Esta coalición persigue un fantasma, un fantasma que sólo habla, un fantasma que aparece y desaparece en sus ocasionales comunicados y que es aparecido por detenciones calculadas en el tiempo, de militantes de una organización armada que ya no existe. Que decidió hace más de tres años, acabar con una de sus señas de identidad, la inevitabilidad de la lucha armada para lograr la autodeterminación de Euskal Herria. Desde esa fecha no hay organización armada llamada ETA. Y los repetidos comunicados, gusten más o menos, reafirman una y otra vez su decisión de abandonar la lucha armada. Es el fantasma de ETA.  Sólo existe una coalición de la vieja España y de la vieja Francia, que se empeña en la cacería imposible de un fantasma, que ya no existe pero habla.

Ya no existe, porque decidió acabar, morir como organización armada. Y fue decisión difícil para ETA, tomada, segurmente muy tarde, y tras fuertes debates, en condiciones realmente difíciles, de acoso y dificultad cada vez mayor no solo en el plano de la lucha armada, sino de acoso y cercamiento en los terrenos políticos, mediáticos y financieros. Pero la decisión fue de ETA. Lo mismo que la decisión y realización de atentados fue decisión de ETA, la decisión de acabar con la “inevitabilidad de la lucha armada” fue decisión de ETA. Así lo hizo público y así lo ha reafirmado desde entonces. Esa decisión convierte a ETA en un fantasma que habla, que sólo avisa de la maniobra de un falso relato y anuncia una verdad: Euskal Herria sigue siendo una nación oprimida.

Y es cierto que Euskal Herria sigue siendo una nación a la que se le prohíbe incluso hacer una consulta. Una nación que contra su manifestación expresa en Referendum organizado por el estado español, es forzada a ser parte de la OTAN. Una nación a la que se le cierra el primer y único periódico diario euskaldún, en un juicio que a los años declara la inocencia de todos los detenidos y torturados.

Y es cierto que la Santa Coalición de estas seudo-democracias (lo llaman democracia y no lo es, afirmaba todo el M-15 en Madrid) francesa y española exijen al fantasma un relato, disfrazado de ética universal, y profundamente inmoral: exijen el reconocimiento de que España es una democracia; los que ejercen violencia extrema (guerra de Irak, guerra de Afganistan, golpe de estado contra Chavez, participación en todas las guerras de la OTAN…) para conseguir objetivos políticos (derrocar al chavismo(¿), implantar la democracia en Irak (¿)…)esos mismos exijen al fantasma que diga.que toda violencia, venga de donde venga y sea cuando sea es ilegítima; los mismos que sin condena (sino con amnistias) y sin pedir perdón por los crímenes del franquismo, fueron bautizados de demócratas, exijen al fantasma el arrepentimiento y a todos la condena. Los defensores de la ética universal, recurren a la ética inquisitorial. Las brujas eran condenadas a la hoguera, hicieran o dijeran lo que dijeran. Si reconocían su brujería, iban a la hoguera; si no reconocía su brujería, iban a la hoguera por mentirosas.

Finalmente, al igual que el espectro del Rey de Dinamarca, que reconocía que estaba “condenado por cierto plazo… hasta que se quemen y purifiquen los turbios delitos que cometí en mis días naturales”, el fantasma de ETA ha reconocido públicamente que su lucha armada ha ocasionado sufrimiento, y en ocasiones sufrimiento radicalmente innecesario, en ambas partes del enfrentamiento, que ha habido efectos colaterales, que lamenta este sufrimiento, y  que todo este sufrimiento habría sido evitado si los derechos mínimos del pueblo vasco hubieran sido reconocidos en el año 78, en vez de ser sacrificados en el altar de los poderes franquistas.

Podrán detener a uno y otro militante actual de ETA, podrán erradicar toda su dirección (ya no dirección militar, sino dirección política deseando entregar las armas que les quedan), y sin militantes y sin dirección el fantasma de ETA, el que habla, no el que practica lucha armada, seguirá apareciendo y desapareciendo hasta que su afirmación verdadera y su denuncia de la falsa ética del relato que se quiere imponer florezcan en una verdadera fiesta de la libertad, del pueblo vasco y de todos los pueblos sometidos al estado español, especialmente la libertad del pueblo español y el fin de sus cadenas: la herencia del imperio colonial español, la herencia del caciquismo, la herencia del franquismo, la herencia del juancarlismo. Herencia que hay que conocer para construir otro camino, radicalmente distinto, hacia el futuro.


Un mundo a la deriva

· 0 comentarios

Iosu Perales

Me preocupa lo que está por venir. Los comienzos del siglo XXI están siendo testigos del surgimiento de un mundo diferente del  hasta ahora conocido. Y como en todo proceso de cambio se está produciendo malestar e incertidumbre en el conjunto de la sociedad mundial. Nadie sabe ciertamente hacia dónde vamos.

Este dilema choca con una cierta autocomplacencia que nos ha acompañado durante décadas, al compás de un extraordinario desarrollo de la técnica, los constantes avances científicos y el aumento general de la calidad de vida de segmentos de la población. Y ello a pesar de que apenas ha amainado el sufrimiento de cientos de millones de personas, lo que desvela la inconsistencia de todo optimismo universal predicado por los vendedores de una globalización incapaz de erradicar la pobreza.

Pienso que, ahora, el escepticismo  de la modernidad sustituye a la euforia de la modernización.  De pronto hemos descubierto que estamos en situación de riesgo. Es verdad que no es la primera vez que se producen cambios radicales en la historia de la humanidad y podríamos concluir que estamos viviendo otro proceso crítico, uno más.

Sin embargo los cambios actuales tienen unas peculiaridades que lo diferencian de otros períodos críticos. La democracia está mostrando su fragilidad. Se halla sometida a riesgos constantes que provienen tanto desde fuera como desde dentro del propio sistema democrático. Si bien es verdad que históricamente los mayores peligros y los mayores enemigos de la democracia han provenido del exterior, en los últimos años se da la paradoja que cuanto más se extiende la democracia mayor resulta su debilidad interna. La desafección ciudadana hacia la política y los partidos políticos mucho tiene que ver con la duda ciudadana de si es verdad que gobiernan los elegidos en las urnas.

Vivimos en el reino mundializado de un solo modo de producción y creación, a través de la mano invisible, del mercado capitalista planetario. En este escenario las revoluciones tecnológicas, electrónicas han cambiado el instrumental del capitalismo.

El capital financiero se relaciona a la velocidad de la luz y ello ha facilitado que el capital se haya vuelto independiente, incontrolado por la política, se trata del capital financiero, del capital bursátil financiero. Sabemos que de las transacciones, de los cambios de identidad, no llega al 15% lo que corresponde a la creación de valor, el resto, más del 85% corresponde a capital virtual, especulativo que circula por el planeta las 24 horas del día. Sumas astronómicas circulan sin parar haciendo dinero con el dinero. Pero la pobreza no es virtual. La mortalidad infantil en el Sur, por hambre, desnutrición, falta de vacunas, no es virtual. El capitalismo ha creado fabulosas riquezas, pero al mismo tiempo ha fabricado una pirámide de muerte que llega hasta el cielo.

La crisis de la democracia está ligada a una globalización que provoca nuevos problemas que la comunidad internacional no estamos sabiendo resolver. Estructuras y organizaciones económicas o tecnológicas no democráticas -puesto que no reúnen dos requisitos básicos como son control de los gobernantes por los gobernados y el control mutuo entre gobernantes-, determinan políticas económicas de Estados y gobiernos en contra de la opinión de pueblos que deberían ser tratados como soberanos. La pesada carga de la deuda y los brutales ajustes para pagar lo que en buena parte es deuda ilegítima, hace que el mundo sea tan desigual que apenas existe esperanza para los países del Sur. No cabe duda que la deuda es un gran negocio que condena a países enteros a la precariedad  y el mal desarrollo.

Yo denuncio, con humildad pero con firmeza, a las estructuras opacas que desplazan a los gobiernos legítimos y los sustituyen. Digo que la ausencia de una política democrática a escala global está haciendo posible que grandes corporaciones y organizaciones financieras estén llevando a cabo una verdadera toma del poder, un control del mundo al margen de la política. El Estado democrático sustituido por un estado de derecho privado que no tiene como referencia a los Derechos Humanos y basa su lógica en la eficacia de rentabilidad, se desliza hacia una falta de orden, hacia una anarquía, lo que queda demostrado por los brutales índices de desigualdad y pobreza. No citaré las cifras del horror públicamente conocidas y que demuestran que cientos de millones de seres humanos mal viven humillados, olvidados, sin esperanza.
Sinceramente pienso que vivimos una época en la que corremos el peligro de una capitulación del Estado de Derecho ante organismos corporativos que toman decisiones secretas, sin transparencia pública, y muchas veces obviando el sistema político formado por gobierno, parlamento, jueces, opinión pública.

La democracia está siendo golpeada desde dentro por fuerzas económicas y potencias que llevan al mundo a múltiples guerras y a un estado general de inseguridad mundial. Naciones Unidas que es el foro donde se expresa la voluntad general de paz de los pueblos, apenas tiene peso en las decisiones que se toman en el pequeño grupo del Consejo de Seguridad. Lo cierto es que el mundo se ha vuelto un espacio de riesgo, sin que sepamos qué evolución tendrá en los próximos años conflictos que hoy parecen estancados a perpetuidad.

Sí, fue una decisión desacertada iniciar la guerra de Irak, lo que nos ha traído consecuencias de incalculable importancia. Ni había armas de destrucción masiva ni era posible imponer un cambio político democrático mediante la destrucción de ciudades y la muerte de cientos de miles de personas civiles. A la democracia se llega mediante procesos protagonizados por la sociedad civil que procuran el retorno de la política y el reconocimiento y respeto de la diversidad. Una sociedad bombardeada sólo puede, en el mejor de los casos, luchar por sobrevivir. En realidad estoy persuadido que guerras que nos asolan han sido iniciadas por intereses económicos y el afán de controlar materias primas, aun cuando los discursos que pretenden justificarlas hablen de derechos humanos y de democracia. Hay una doble moral en las relaciones internacionales, que es lo que explica que países que envían misiones de paz sigan vendiendo armas a los actores bélicos.

Yo me pregunto, al igual que el gran escritor uruguayo, Eduardo Galeano, ¿será que las guerras necesitan las armas o que las armas necesitan las guerras? Creo que las dos cosas son ciertas.

La gobernanza mundial, legítima, eficaz, encuentra enormes dificultades para al menos orientar una salida razonable y justa a los numerosos conflictos armados que forman ya una constelación incontrolable. Se eliminaron dictadores con métodos detestables y lo que hoy tenemos son países rotos por los que el terrorismo campa a sus anchas. Si Naciones Unidas, si el derecho internacional, no pueden re-orientar el drama para abrir ventanas de oportunidad a la paz, la democracia planetaria como modo de convivencia estará derrotada, y el miedo global se impondrá sobre la democracia. Hoy más que nunca el multilateralismo debe sustituir los deseos y decisiones unilaterales, impedir la ilegalidad internacional, y procurar siempre el diálogo y la negociación. Los acuerdos entre Estado Unidos y Cuba y entre varios poderosos países e Irán, son un camino a seguir.

Pero hemos de reconocer que otros conflictos internos amenazan también a los sistemas democráticos. Estoy pensando en las grandes redes de narcotráfico, de tráfico de armas, en la criminalidad común, que penetran en las estructuras de los estados extendiendo una metástasis mortal.

La región de Centroamérica que conozco muy bien, vive bajo el acoso de la criminalidad. Sólo en El Salvador nos acercamos a 450 homicidios por mes, y no podemos evitar pensar y creer que hilos no visibles manejan este escenario de inseguridad y muerte. Es un hecho que este fenómeno daña gravemente a la democracia, a la vida política y a sus actores, y es fuente de descreimiento y desafección de la gente corriente hacia las instituciones.

Como ya sabemos sobradamente el narcotráfico es poderoso. Puede corromper y corrompe regímenes políticos. Las instituciones de México están completamente penetradas por los narcos. Honduras y Guatemala son países secuestrados por el narcotráfico.
La prevención y represión de la criminalidad es un problema mundial, de ciudadanías, de Estados, un problema que debe llevar a todas las instituciones políticas a trabajar juntos en las esferas nacional e internacional. El desafío que representa a la convivencia, a la paz y a la democracia es demasiado importante como para hacer del problema una fuente de ventajas políticas y electorales.

Lamentablemente, la democracia planetaria pareciera tener enormes dificultades para entender adecuadamente los peligros que le amenazan y para dar respuesta a los nuevos retos a los que se enfrenta la humanidad.

Un factor de debilitamiento de la democracia lo constituye la pobreza. Seamos claros: cientos de millones de personas en el mundo difícilmente pueden creer en las bondades de la democracia cuando lo que sucede es que los países más desarrollados que la defienden dan la espalda al drama de un mundo consumido por la miseria en grandes extensiones de nuestro planeta. Los Objetivos del Milenio que tanta expectación crearon no han cumplido su compromiso. Y las promesas incumplidas son la peor de las noticias, pues fabrican poblaciones escépticas, descreídas.

Los Objetivos del Milenio fueron un avance. Juntos nos propusimos acabar con la pobreza extrema. El balance, 15 años después, es de luces y sombras. Es cierto que ha habido avances alentadores, como por ejemplo en la reducción de la mortalidad infantil, en la lucha contra el sida, en el acceso a la educación. Pero la malnutrición infantil sigue haciendo estragos, la igualdad de género sigue estando lejos, la mortalidad materna y neonatal sigue siendo enorme, la extrema pobreza es demasiado grande. Es verdad que ha disminuido el número de personas que viven con $1,25 dólares por día, en poco más del 10%. Pero la tasa alta de fertilidad  y el crecimiento de la población siguen produciendo más pobres. Por otra parte, ¿quién puede creer que obtener un ingreso de $1,25 por día supone salir de la extrema pobreza? A veces, uno está tentado a pensar que con este tipo de estándares, los gobiernos y organismos internacionales nos auto engañamos y desconsideramos la dignidad de las multitudes empobrecidas. Espero que los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), nuevos objetivos que vencen en 2030, subsanen las sombras de los Objetivos del Milenio y esta vez sí se cumplan los objetivos que de todos modos deben ser revisados, como es el caso del ingreso para salir de la extrema pobreza.

Pero mi reflexión sobre la pobreza es para plantear que se trata de hablar de DERECHOS. De todos los derechos para todas las personas.

El compromiso de la comunidad internacional no debe instalarse en el asistencialismo, en el paternalismo, en la decisión unilateral de los países más ricos. Derechos para todas y todos significa que estamos obligados a cumplir; que somos corresponsables del estado dramático de más de medio mundo. No debemos caer en la tentación de creer que otro mundo peor es probable. Pero lo cierto es que el futuro no es una rueda de luces desplegándose hacia adelante. La incertidumbre es demasiado grande para la humanidad de nuestro tiempo.

Lo cierto es que la globalización actual, la del libre mercado, no está reduciendo atávicas desigualdades. Pareciera que se lucha contra los pobres en lugar de contra la pobreza. Mientras esto ocurre, llamativamente, las fortunas de los tres seres humanos más ricos equivalen al producto interior bruto conjunto de los 48 países más pobres. 

Es verdad que la actual globalización capitalista ha generado resultados en apariencia positivos en segmentos precisos y lugares geográficos concretos, pero mucho más dudoso resulta, en cambio, que sirva para reorientar  en un sentido saludable y sostenible las relaciones económicas que hagan posible preservar servicios sociales de peso y la centralidad de las personas. Por el contrario, estoy convencido que la causa principal de una gran incertidumbre global viene dada por la rotunda primacía de la especulación en las relaciones económicas contemporáneas.

Tampoco sorprende que la globalización se vea acompañada de un crecimiento formidable de los flujos migratorios. Ciertamente este fenómeno obedece a causas diversas como el crecimiento demográfico en países empobrecidos, los conflictos bélicos a menudo desatados por la codicia energética y las agresiones medioambientales. La globalización expresa la plena libertad para los movimientos de capitales, pero restringe los movimientos de seres humanos. Así es como el mar Mediterráneo es hoy un gran cementerio de población subsahariana, y como las fronteras con el norte de América espacios de gran riesgo para la vida. Las migraciones crecerán aún más en el futuro y me temo que nuestro  mundo no está preparado para la solidaridad. Y una democracia planetaria sin solidaridad no puede llegar a ser. Debemos decir no a los muros levantados en los países ricos contra los migrantes. Nadie abandona su tierra, su casa, por gusto. El drama es enorme y duele escuchar de boca de un primer ministro tan importante como el Reino Unido llamar plaga a los migrantes en forma despreciativa.

Vuelvo a recordar: la democracia traiciona su promesa de un mundo mejor cuando la vida se ve gobernada por la tiranía financiera y la política queda reducida a una sombra de sí misma. Pero la democracia es también dañada cuando desde la política se defiende un gran apartheid mundial que condena a millones de personas al hambre, a la exclusión, a la persecución política y a las consecuencias de las guerras; y se impide a migrantes desesperados y vulnerables llegar a países del Norte donde puedan salvar sus vidas.

La democracia planetaria también se ve amenazada por los desastres medioambientales. Las agresiones contra la naturaleza y el progresivo agotamiento de recursos básicos, lejos de retroceder han ganado terreno. La lógica del libre mercado anula a la lógica del medio ambiente. La conclusión es muy clara: si queremos que la totalidad de las personas gocen de todos los derechos, si queremos que la vida digna de los seres humanos se de en el marco de un equilibrio con el medio, debemos dejar a un lado aquellas fórmulas que privilegian los beneficios e intereses de unos pocos. Salvar la vida del planeta es salvar la vida de la especie humana, ¡qué mejor legado para las nuevas generaciones!

Sé que suena raro hablar de los derechos de la naturaleza. Pero, realmente, sólo reconociéndolos seremos capaces de actuar con coherencia para construir una armonía entre los seres vivos, entre los seres humanos y la el conjunto de la naturaleza. Ya no se trata de dominar la naturaleza para someterla, sino de respetarla para preservarla. En realidad somos completamente interdependientes: sin un medio natural decente no podríamos vivir.

Es por ello que me congratulo del compromiso de algunos países más desarrollados con el descenso del CO2. Compromiso que debe ser extensible a otros que aún no se han comprometido con los protocolos de Kioto.

La democracia planetaria hoy en crisis, atacada desde dentro, necesita refundarse. 
Para lograrlo, necesitamos organizar una gobernanza mundial en la que la ONU se erija como principal pilar. Pero se trata de unas nuevas Naciones Unidas trabajando por un orden internacional democrático en el marco de un derecho internacional activo, diferente al actual. Del mismo modo que deben fiscalizarse las instituciones de cada Estado, también los organismos internacionales sobre los que se estructura el orden internacional deben ser objeto de un control democrático. Desde este enfoque no se trata ya de detener el despliegue internacional sino de democratizar las organizaciones internacionales.

El derecho internacional ha de trascender el actual sistema interestatal y estructurar un orden verdaderamente mundial en el que se estructuren poderes e instituciones capaces de imponer reglas tanto a individuos como a los Estados y a las demás organizaciones infra y supra estatales.

En este punto quiero ser claro: la limitación de la soberanía de los estados es una demanda de la democracia mundial, pero lo que no es aceptable es que esa limitación sea ejercida por otros estados fuertes, condicionando la soberanía de los demás estados. La ONU, como modelo seguramente caduco no resuelve adecuadamente este problema.

Algunos analistas aseguran que el prestigio de la ONU aumenta justamente cuando no actúa y decrece cuando lo hace. Creo que es un diagnóstico injusto, pero es una afirmación que debe alertarnos.

Para empezar la Carta constitutiva de Naciones Unidas necesita cambios. El poder de algunos  estados expresado en el veto representa una contradicción con el artículo 2 de la Carta que señala en su apartado uno que la Organización se basa en el principio de igualdad soberana de todos sus miembros. En el apartado siete de este último artículo se establece la prohibición expresa de intervenir en las cuestiones internas de cada estado.

La adecuación de la ONU a los tiempos actuales pasa por que diversos estados renuncien a su privilegio de imponer la fuerza a favor de un sistema de seguridad colectiva que proteja a los débiles y de responder rápidamente a los actos y situaciones que perturban la paz mundial. De esta manera, la Asamblea General tiene que ejercer un control sobre el Consejo de Seguridad, y por otro lado debe haber un control jurisdiccional sobre las decisiones de este mismo Consejo por parte de un Tribunal Internacional de Justicia decisorio y no simplemente consultivo.

Afortunadamente en los últimos años ha crecido una corriente de opinión que abunda en la idea de una reforma en profundidad de la Carta de 1945.

Propongo algunos ámbitos de reforma de la ONU: 1. El Consejo de Seguridad debe ceñirse de forma obligatoria a los principios del derecho internacional. De forma que ninguno de sus miembros pueda utilizar su poder para proteger a un país aliado cuando éste incumple la Carta y/o el derecho internacional. 2. Es necesario modificar el formato del propio Consejo que refleja una constelación de poderes de 1945. Es necesario acabar con el derecho de veto que, siendo antidemocrático, carece de sentido en el siglo XXI. 3. Es imprescindible reforzar el Tribunal de Justicia de La Haya, cuya competencia debe obligar a los gobiernos al cumplimiento de sus resoluciones.

No puede haber buena gobernanza mundial sin un marco jurídico adecuado. 4. Sería conveniente un parlamento global. 5. La ONU debe ser considerada no como un actor más, sino como un régimen que se define como conjunto de expectativas mutuas, normas, regulaciones, principios explícitos, apoyos financieros y energías organizadas.


No deseo alargarme en este punto. Hay muchos asuntos sobre los que trabajar para una buena reforma de la ONU, más de medio siglo después de su creación.

Como veréis he centrado este texto en las dificultades de la democracia planetaria. Concluyo convencido de que otro mundo es posible. Clavemos los ojos más allá de la infamia para imaginar y construir otro mundo más justo y más humano.

Das Auto Kapital: Detrás del escándalo de Volkswagen

· 0 comentarios

Daniel Tanuro *
La Gauche

El escándalo VW merece ser incluido en una antología de ejemplos concretos de la imposibilidad del capitalismo verde. Conocemos los hechos: el gigante automovilístico alemán ha engañado para hacer creer que sus vehículos diesel cumplen con los estándares de contaminación de EE.UU. para el NOX (varios óxidos de nitrógeno que contribuyen a la formación de smog). El engaño es crudo y deliberado: los coches están equipados con un pequeño programa que, en las pruebas, activa el dispositivo de recirculación del gas del escape y lo cierra en condiciones normales. El limite de las emisiones de NOX en los EE.UU. es de 0,04 g / km en la Ley de Aire Limpio. En el laboratorio, gracias a la recirculación del gas, se cumple con el límite:  el coche es "limpio". Pero en la calle, se supera más de cuarenta veces dicho umbral: el coche es (muy) sucio. El truco fue revelado el 18 de septiembre por la Agencia Ambiental de Estados Unidos (EPA). Once millones de vehículos en todo el mundo están afectados. El escándalo es enorme.

A VW le va a doler
La nota promete ser salada al fabricante. En teoría, el Departamento de Justicia de Estados Unidos podría imponer una multa de hasta $ 18 mil millones. En la práctica, basándose en la jurisprudencia, lo más probable es que los jueces estadounidenses sean más indulgentes. Pero hay que tener en cuenta que los consumidores individuales también pueden emprender acciones legales. Para hacerles frente, VW ha previsto 6,5 millones de euros, lo que algunos observadores creen que es ya insuficiente. Eso no es todo: habiendo sido engañados, los estados que ofrecen subvenciones para la compra de vehículos "limpios" se verán tentados de exigir su devolución por el fabricante (Valonia ha anunciado ya una decisión de este tipo). Finalmente, habrá que ver el impacto del caso en el brazo financiero de VW: con un volumen de 164.000 millones de euros, es muy dependiente de los préstamos, los depósitos a corto plazo y los bonos, y su cartera de productos financieros derivados podrían representar una amenaza. Las acciones se han desplomado ya un 26% en la bolsa de valores, y probablemente no ha terminado de caer.

¿Por qué?
¿Por qué el fabricante líder en el mundo, buque insignia de la calidad hecho en Alemania utilizó un truco tan descarado, a pesar del riesgo de ser descubierto con las manos en la masa? El ultraliberal semanario The Economist adelanta tres respuestas inter-relacionadas y que valen ni el papel en el que están escritas (edición del 26/9 al 10/2/2015). La primera es la competencia por el liderazgo global: para vencer a Toyota a corto plazo, era de importancia estratégica que VW la superase en volumen de ventas en el (pequeño) mercado de automóviles diesel en EE UU , cuyos estándares de NOX son restrictivos que en Europa. El segundo es el coste: las técnicas catalíticas para reducir la contaminación siguen siendo más caras para el diesel que para los motores de gasolina, VW había encontrado el huevo de Colón adaptado al mundo ultra competitivo de la industria automotriz: ¡pretender cumplir con las normas, y punto!

La tercera razón es la mejor, y no puedo resistir el placer de citar el ultra-liberal semanario que defiende la bandera del capitalismo desde septiembre de 1843: "Los fabricantes de automóviles, los europeos en particular, están acostumbrados a escapar barato de este tipo de asuntos. Sus trampas son un secreto a voces (an open secret) en la industria. Esto puede explicar por qué los competidores de VW también han visto sus acciones caer. El crimen de VW es, sin duda, particular, pero está lejos de ser el único fabricante que produce vehículos que están muy por debajo del rendimiento esperado por los reguladores. La Unión Europea no es tan exigente en términos de NOX como los Estados Unidos. Se centra más en la eficiencia energética y las emisiones de CO2 para el que sus umbrales son los más altos del mundo. El problema es que estas limitaciones severas tienen poco que ver con lo que los vehículos emiten en la calle. Según Transportes y Medio Ambiente, un grupo de presión verde, la brecha entre las cifras supuestas de ahorro de combustible (y por tanto de las emisiones de CO2 - DT) y las cifras de un conductor promedio creció un 40% en los últimos años".

Cosi fan tutti
¿Cómo es posible? Simplemente porque el regulador europeo que establece los estándares de contaminación no es responsable de comprobar su aplicación. The Economist explica. "Es posible que algunas empresas utilicen un truco de software para hacer trampas en las pruebas de eficiencia energéticas europeas. Pero, como dice Nick Molden de Emission Analytics, un consultor británico, el sistema de pruebas europeo es tan obsoleto y tan dado a los abusos que los fabricantes no tienen que molestarse con tales sutilezas. Las empresas prueban sus propios vehículos bajo los auspicios de organizaciones de pruebas certificadas por los gobiernos nacionales. Sin embargo, estas organizaciones son empresas que compiten por el negocio. (...) Son conscientes de que su capacidad de ‘optimizar’ los procedimientos de prueba es una manera de ganar clientes. En la práctica esto significa hacer todo lo posible para asegurarse de que los coches probados tienen mucho mejores resultados que las versiones que se venden en el mundo real".

Pruebas trucadas
El autor del artículo da detalles: "Los coches que se prueban típicamente han sido modificados para ser tan frugales en su consumo como sea posible. Lo que añade peso, como la insonorización, se elimina. La fricción se reduce mediante la eliminación de los espejos laterales y colocando adhesivos en las ranuras entre los componentes. Lubricantes especiales hacen que el motor funcione más silenciosamente. Neumáticos de baja fricción son hiper inflados con mezclas de gases especiales. El generador está desconectado, de modo que se transmite más potencia a las ruedas, pero la batería se descarga al final (de la prueba). Los coches pueden ser llevados a regímenes de altas revoluciones y es común que las pruebas se llevan a cabo a la temperatura ambiente admisible más alta - otra forma de aumentar la eficiencia".

"Lo peor, sin embargo - siempre según The Economist - es que una vez que se ha producido una declaración de eficiencia de los vehículos de prueba (y, por tanto, el cumplimiento de los límites de emisión de CO2/ km - DT) nadie comprueba si esta medición es correcta o no. En América, los fabricantes de automóviles son responsables de sus propias pruebas. Pero la EPA compra vehículos al azar para probarlos más tarde y ver si los vehículos vendidos al público cumplan con los certificados. Si los números no concuerdan, puede dar lugar a multas sustanciales. En 2014, Hyundai-Kia tuvo que pagar $ 300 millones por la tergiversación de sus cifras de consumo".

"Puramente teórico"
"Europa no tiene un sistema de este tipo para castigar a los transgresores (de las normas). Como resultado, más de la mitad de los avances en eficiencia (de motores) declarados en Europa desde 2008 son "puramente teóricos" (debería decir: fraudulentos, basados en mentiras - DT), de acuerdo con T & E. Y toda la industria ha desarrollado un comportamiento chapucero (una actitud de riesgo) frente a pruebas que deben ser tomadas en serio. Como ha señalado Drew Kodjac,  del ICCT (Consejo Internacional de Transporte Limpio, una ONG), las actividades de VW en Estados Unidos son parte de un sistema de comportamiento que el sistema europeo ha creado. Puede surgir a la luz que otros fabricantes utilizan softwares similares para hacer trampa en las pruebas de NOX o de CO2. Las emisiones de NOX de los nuevos coches diesel en Europa son, en promedio, cinco veces mayor que durante las pruebas de carretera; algunos coches superan diez veces el límite, según T & E".

El lector nos perdonará por haber recurrido a una cita tan larga. Valió la pena. Precisemos aun cuatro elementos significativos. En primer lugar, el software tramposo había sido adquirido por VW en 2007 al proveedor Bosch, quien habría manifestado que su uso sería "ilegal". El diario alemán Bild, que proporciona esta información, preguntó a la dirección de Bosch sobre la respuesta de Volkswagen a estas advertencias. La Respuesta de su portavoz fue: "en el contexto de las relaciones comerciales con Volkswagen, estamos obligados por la confidencialidad" (RTBF-Info, 09/27/2015).

En segundo lugar, el Gobierno alemán y la Unión Europea son conscientes del engaño, al menos desde el verano (y muy probablemente antes), como se evidencia por una respuesta del ministro competente a una pregunta de un diputado verde en el Bundestag (Le Soir , 09/22/2015).

En tercer lugar, un detalle técnico-económico que es importante es que no se puede, sin aumentar exorbitantemente los costes, reducir las emisiones de NOX y de CO2 de los motores diesel y mantener la potencia a la que los fabricantes han habituado a sus clientes.
En cuarto lugar, además de CO2 y NOX, los motores diesel y los motores de gasolina son responsables de la emisión masiva de nano partículas que aumentan muy considerablemente el riesgo de cáncer, enfermedades cardiovasculares y trastornos respiratorios. Pero esto, los protagonistas prefieren no hablar demasiado, estén a un lado u a otro del Atlántico.

Claras como el agua de manantial
Y ahora extraigamos algunas conclusiones. Son claras como agua de manantial - y tanto más evidentes cuanto surgen de admisiones hechas espontáneamente por un medio de comunicación que esta realmente por encima de toda sospecha de anticapitalismo (por decirlo suavemente).

El engaño de VW es consecuencia de los mecanismos capitalistas de la competencia con fines de lucro. Las empresas de piezas y repuestos también son responsables, si bien afirman que su mano izquierda no sabe lo que hace su mano derecha.

El estigma cae en VW pero es muy probable que todos los fabricantes de automóviles hacen trampa, bien para satisfacer los límites de emisión de NOX (más severos en los EE.UU. que en Europa) bien para cumplir con los límites de emisiones de CO2 (más severos en Europa), o por ambas razones a la vez.

Todos estos chanchullos están cubiertos por el "secreto comercial" o el "secreto industrial", que son casos específicos del “derecho de propiedad” capitalista.

En la UE, este fraude de contaminación se institucionaliza a través de un sistema de "regulaciones" que los gobiernos saben que existe sólo para divertir a la galería y para proporcionar un mercado a las organizaciones de certificación de pruebas ... cuyo objetivo prioritario es evadir las normas para atraer clientes.

Muchos informes sobre el estado del medio ambiente y muchos planes de acción en materia de protección ambiental (por ejemplo, muchos informes sobre la protección del clima), así como de nuestra salud están sesgados porque se basan en datos de contaminación artificiales, resultado de pruebas falsas que dan una imagen falsa de la realidad.

Los gobiernos reparten sin ningún tipo de verificación de cumplimiento las subvenciones a los compradores de "vehículos limpios", pero estas subvenciones no son sino un sistema de apoyo indirecto a la estrategia de innovación tecnológica (¡o pseudo-innovación!) de ciertas compañías más que un medio de acción a favor de la transición energética.

Impasse automotriz, impasse del capital
Estas conclusiones deben interpretarse teniendo en cuenta el lugar central que ocupa la industria automotriz en la economía capitalista desde la Segunda Guerra Mundial. Con su producción en masa, la industria ha jugado un papel clave para "alargar" la larga onda de expansión de los "Treinta Gloriosos". Desde mediados de los años 70, la industria del automotriz conoce un proceso global permanente de reestructuración, fusiones y concentraciones en un entorno competitivo sin piedad, sin dejar de ser un pilar del sistema. Los nuevos requisitos medioambientales imponen restricciones adicionales a este pilar, ya que en tres o cuatro décadas deberá encontrar una alternativa a los combustibles fósiles. Una alternativa, pero cual: ¿hidrógeno o electricidad? Nadie puede adivinar cual será, pero una cosa es segura: en ambos casos, los costes serán enormes. Que el fabricante líder mundial se arriesgue a hacer trampa con los estándares de contaminación es muy revelador de la extrema dureza de la lucha intercapitalista en este contexto. Que los gobiernos de la Europa "democrática" y los organismos de la UE tapen estas malas prácticas dice mucho acerca de su carácter de funcionarios del capital.

Por todas estas razones, el asunto VW probablemente permanecerá en la historia como un acontecimiento en el sentido más fuerte del término, es decir, con un "antes" y "después". El impasse de la industria del automóvil resume el doble callejón sin salida actual del capitalismo en su conjunto. Impasse social, en primer lugar, en la medida en que las enormes inversiones en capital constante someten a la tasa de ganancias a una presión cada vez más difícil de compensar mediante el aumento de la explotación del trabajo. Impasse ecológico, también, debido a que la transición a los coches eléctricos o de hidrógeno, simplemente cambia el problema de fondo, que es obviamente la contradicción entre las necesidades de crecimiento del capital y la finitud de los recursos terrestres, incluyendo la finitud de los recursos terrenales. En pocas palabras: el coche verde es como capitalismo verde: una contradicción in terminis.

"VW, Das Auto.", anuncia la arrogante publicidad del grupo. Inusual en este tipo de mensaje, el punto final refleja una determinación de acero, tiránica y exclusiva. Esta determinación no es sólo de los jefes de la empresa de Wolfsburg. Es la de "Das Kapital.” En general, de todos aquellos lobos a los que la lógica del beneficio obliga, para sobrevivir, a tomar todas las medidas necesarias para la continuación de su trabajo destructivo sobre las espaldas de los explotados, de su salud y del medio ambiente.


* Ingeniero agrícola y ecologista, es un veterano militante de la izquierda alternativa belga, editor del periódico La Gauche.

emeek emana

Soberanía y emancipación

Soberanía y emancipación
Bikila

Mosaiko. Gure esju dago

Mosaiko. Gure esju dago
VIDEO. Pincha la imagen

Gorripidearen Aurkezpena

Lehenengo Konferentzia

Lehenengo Konferentzia
1ª Conferencia de Gorripidea

Eztabaida - Debate

Dekalogoa

Gure esku dago

Giza eskubideak / DDHH

Gernikako akordioa

Garoña Itxi Orain!

VIDEO. German gogoan

Etxe kaleratze gehiagorik ez!

Etxe kaleratze gehiagorik ez!
VIDEO: Pásalo

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA

EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA
Joxe Iriarte "Bikila" Cumbre del Akonkagua 6.959 m

Artxiboa

Etiketak